26.10 | Información General Suplemento FINDE

"Acido Arte Urbano", contra lo gris del cemento

Tienen tres murales realizados en la ciudad con un sello particular por los colores y la calidad técnica. Son un grupo de jóvenes que se unió para hacer crecer el arte independiente en Olavarría y llevar murales vivos a tantas cuadras grises. Y piden donaciones de pintura o pinceles para ir por más.

Yanela Alves

[email protected]

ACIDO (Artistas Callejeros Independientes de Olavarría) se formó hace más de un año. Algunos de sus integrantes viajaban por Latinoamérica y después de indagar en varias ramas del arte, decidieron crear a través de los colores. Rocío "la China" Rodríguez contó en un informe realizado por el programa Mejor de Mañana que se emite por 98POP de EL POPULAR Medios que la idea del grupo es "reconocer el arte como un trabajo que vale. Hoy en día es difícil, más en pandemia, que se nos reconozca como trabajadores de la cultura y nuestro objetivo principal va por ahí".

Además, "la idea es encontrarnos, activar como grupo y buscarle entidad a lo que hacemos queremos generar algo en la ciudad, llenarla de colores".

Arte colectivo

Sol Febo es parte de ACIDO desde los inicios junto a Ezequiel Schwab, ambos trajeron esta idea a Olavarría. En otros países ofrecían su trabajo artístico para subsistir económicamente y no les fue nada mal. Además, "nos brindaba legitimidad a la hora de ofrecer nuestro trabajo por un salario como intercambio".

Además de trabajar en espacios públicos buscan ofrecer su arte como un trabajo. "Queremos que se reivindique el arte" y "que se armen redes de trabajo como algo colectivo no individualista porque se pueden generar cosas en conjunto". Sol asegura que "pintar con compañeres es más enriquecedor".

Lo que valoran del grupo es que se fueron sumando personas de la ciudad, "hay que consensuar, debatir, encontrar materiales, organizar el tiempo" y eso se aprende y se disfruta mucho.

Obras por tres

Hace algunos meses lograron juntar los materiales necesarios y salir a hacer de las suyas. Con esto, "logramos visibilizar el grupo que armamos y lo que trabajamos pero con intención de que las paredes tengan más color".

El primero que realizaron está en una de las paredes del Cementerio Municipal, sobre avenida Ituzaingó. Allí la forma y la creación fue "más libre" de parte de los que intervinieron en el trabajo. Cada uno eligió una temática particular.

El segundo está ubicado en la esquina de Alvaro Barros y Alsina. Allí se eligió el fondo de modo conjunto y el tercero es el más grande: "Se decidió utilizar el boceto del creador del Tapalqué Moster" y de esta manera delimitaron hacia dónde iría la obra. "Es un modo de encarar un proyecto, fue una experiencia bastante linda y quedamos conformes".

Todo lo que crearon fue mediante ideas discutidas previamente, charlando las necesidades que surgen y sumando aportes de cada uno.

"Estamos encontrando nuestra manera de trabajar más cómodos y cómodas. Estamos en proceso de cómo armar ideas" y es así como entienden que se puede transformar la ciudad: con colores, con amor. Y unidxs.

Efecto pandemia

Los deportistas y los artistas son los grupos más perjudicados por la pandemia. Los integrantes de ACIDO cuentan que "nos afectó directamente porque somos artistas callejeros, porque tenemos que estar en la calle, pintar murales, estar en ferias, hacer eventos". Y sobre ello se refirieron y aseguraron que "seguimos esperando una respuesta de compañeros al frente de espacios culturales y que intentan resistir a esta crisis sin un ingreso".

La idea de agruparse y luchar juntos mediante la magia que aportan los colores es lo que los mantiene fuertes: "Poder bancarnos en caso de necesitarnos porque las salidas a todas las crisis son siempre colectivas y apoyándonos entre nosotros". Y manifestaron "el arte es un trabajo esencial porque da de comer a muchas familias y en muchos espacios".

Arte que atrae

Más allá de las preferencias, no hay dudas de que el trabajo que hace ACIDO Urbano atrae, impacta. Son obras de arte que uno puede quedarse admirando durante un largo tiempo. Y las repercusiones son inspiradoras: "la respuesta de los murales ha sido muy buena tanto de parte de los medios locales como de la gente". En este tiempo, "se ha acercado mucha gente a tirarnos la mejor, a llevarnos comida" o a cebar un mate en medio de intensas jornadas de trabajo.

La experiencia con los olavarrienses es "muy positiva" y desde el grupo se alegran porque "no hemos tenido ninguna apreciación negativa. En este contexto, los vecinos parecen muy contentos, más allá de nuestros diseños y que les gusten o no" porque "ver pinturas en la calle, les atrae" y los mensajes de las interpretaciones que reciben de los murales los llena de satisfacción.

Pedido a la comunidad

Desde Acido Arte Urbano quieren llenar de murales todos los espacios tristes y faltos de vida. Para eso, y como grupo independiente que son, necesitan apoyo de la comunidad. "Todos tienen en casa algún tarro de pintura que quedó sin terminar, pinceles o rodillos", mencionó Ezequiel Schwab. Por eso, llaman a que por poco o mucho que sea, donen lo que puedan que ellos se encargan de reconvertirlo y así no tienen que usar dinero de su bolsillo para la compra de insumos. Para contactarlos los encuentran en Facebook o Instagram como ACIDO Arte Urbano.