01.11 | Política 

Presupuesto municipal en tiempos de pandemia

Eugenia Bezzoni, secretaria de Hacienda comunal, se mostró moderamente optimista respecto del futuro inmediato. Los detalles del proyecto de Presupuesto 2021 que el Ejecutivo presentó el viernes en el Concejo Deliberante. 

Daniel Puertas

[email protected]

El Presupuesto 2021 de la Municipalidad de Olavarría es de 4.986 millones de pesos, la mayor parte de los cuales se invertirán en las áreas de Desarrollo Humano y Calidad de Vida, Salud y Obras Públicas en el particular contexto creado por la pandemia que azota al planeta, precisó la Secretaria de Hacienda, Eugenia Bezzoni. La funcionaria se mostró moderadamente optimista respecto de la situación financiera municipal y estimó que en los dos meses que le restan al 2020 se conseguirá "terminar de sanear" las cuentas y afrontar el próximo año con mayor tranquilidad.

El proyecto fue entregado al Concejo Deliberante por el intendente Ezequiel Galli y Eugenia Bezzoni el viernes.

La Secretaria de Hacienda confirmó que el Presupuesto fue elaborado contemplando que el año que viene los primeros seis meses se desarrollarán en un contexto idéntico al actual, es decir con restricciones similares a las que imperan hoy debido al Covid 19 mientras que el segundo semestre estará marcado por algo muy parecido a la vieja normalidad.

Se estima una inflación del 29 por ciento, lo que dada la historia de los últimos años pareciera ser un cálculo ciertamente optimista.

Eugenia Bezzoni indicó que tiene una visión "prudente" del futuro inmediato aunque negó enfáticamente que el Municipio esté "fundido" tal como planteó la oposición en las últimas sesiones del Concejo Deliberante y estimó que en poco tiempo ya se estará manejando una deuda a 45 días, tal como es "normal",

"De a poco estamos saliendo. Eso sí, con mucho esfuerzo" dijo tras recordar que "este año fue muy complicado", especialmente por la pandemia, que llevó al hecho inusual de que "los funcionarios, y jubilados, fueran los que debieron salir a repartir las boletas de tasas municipales" cuando se estaba en l fase 1 de la cuarentena.

Precisó además que en noviembre y diciembre estiman completar el saneamiento de las cuentas y afrontar los compromisos con tranquilidad. "Tenemos que devolverle a la Provincia 81 millones de pesos que nos adelantaron para cumplir con obligaciones impostergables, lo que haremos en 18 cuotas que comenzaremos a pagar en enero del 2021. Eso lo debe aprobar el Concejo Deliberante", indicó.

El proyecto de Presupuesto "no incluye las negociaciones paritarias con los trabajadores municipales que se están desarrollando ahora". La funcionaria subrayó que "todos sabemos que los salarios municipales deben ajustarse", aunque no precisó montos posibles.

Previsiblemente, un buen porcentaje del Presupuesto se irá en la ayuda social imprescindible para auxiliar a los sectores más vulnerables afectados por la pandemia, que se incrementarán en un 85 por ciento respecto del año anterior.

También será cuantiosa la inversión en salud, un 83 por ciento más que en 2020, impulsada en buena medida por el coronavirus,que obliga a comprar elementos para "protección del personal de salud", entre algunos de los gastos extras originados en la enfermedad.

Estas dos áreas más la de Obras Públicas se llevan "el 77 por ciento" de lo presupuestado. En total "está prevista una inversión de 388 millones de pesos en obra pública", apuntó Eugenia Bezzoni que "el gasto capital supera los quinientos millones de pesos" y mencionó entre las obras previstas las del "Hospital Municipal", donde se ampliará el sector de internación; las obras en escuelas insumirán más de cien millones de pesos del Fondo Educativo".

La enumeración incluyó también "las cuarenta viviendas TUVI, que estaban previstas para este año, aumentará la inversión en la reparación de caminos rurales. Proseguirán las obras de cloacas y pavimento que se realizan en distintos barrios de la ciudad. También está el hospital veterinario en las previsiones".

La funcionaria admitió que hay cosas que pueden variar ya que todavía no están definidos los presupuestos de Provincia y Nación y, por ejemplo, no se sabe cuánto le corresponderá la ciudad por el Coeficiente Unico de Distribución (CUD), en el que tiene mucha influencia el área de "salud, como nosotros tenemos el Hospital la tasa de internación define los montos".

De tal manera, todavía no se sabe el volumen de los fondos coparticipables, aunque Eugenia Bezzoni insistió en que la prudencia primó en la confección del proyecto y eso seguramente incluye todas las estimaciones y expectativas.

Las razones para el optimismo se encuentran en el progresivo aumento de uno de los tributos más importantes, la Tasa por Explotación de Canteras, conocido popularmente como el "impuesto a la piedra": "en septiembre, el último mes del que tenemos los datos, había una merma del 17 por ciento respecto de igual mes del año anterior. Pero en junio la vaída había sido del 29 por ciento y en mayo del 43 por ciento", puntualizó la funcionaria.

La otra tasa que cayó sustancialmente durante la pandemia fue, previsiblemente, la de "Seguridad e Higiene", pero "Servicios Urbanos está más o menos en los niveles históricos".

De cualquier modo, hay un poco más de incertidumbre debido a los avatares del coronavirus, ya que "ahora volvimos a la fase 3, lo que lleva a que de nuevo haya actividades que deben cesar" y todo eso influye en la marcha de la economía en general.

En cuanto a cómo afectó la pandemia a personas que dependen de la Municipalidad por las distintas, actividades que desempeñan, como trabajadores de la cultura, Eugenia Bezzoni dijo que "en general, se ha tratado de mantener los sueldos, aunque sea desempeñando otras tareas, como asignando el reparto de bolsones a una maestra de jardín maternal, por ejemplo. El plantel municipal se ha mantenido, los sueldos básicos se han mantenido".