03.11 

El voto de una NBA movilizada

Motorizados por las protestas que siguieron a los episodios de racismo y gatillo fácil, el grueso de los basquetbolistas de la NBA quiere hacer oir su voz en las elecciones del martes: del 20% registrado para votar en 2016, se pasó a un 96% para las actuales.

La implicación de los jugadores de la NBA en la política estadounidense, tras las protestas por violencia policial y gatillo fácil contra ciudadanos afroamericanos, quedó reflejada en un dato insoslayable: el 96% de los miembros de la liga norteamericana de básquet se registró para votar en las elecciones presidenciales, frente al 20% de 2016.

Así lo registró un artículo publicado este domingo por el diario español El País, que destaca al histórico boicot que paró la la liga durante tres días entre los hitos que dan cuenta de que se terminó el "papel aséptico" de estas estrellas deportivas.

Tras ese boicot, se pactó con el sindicato de jugadores (NBPA) que los pabellones de las franquicias se habilitaran como centros de votación, un punto que se realizará en al menos 21 recintos.

"Con el boicot le dijimos al mundo que somos algo más que jugadores de baloncesto, luchamos por facilitar el acceso a la votación y abogamos por una reforma significativa de la policía y la justicia penal", coincidieron los jugadores en un comunicado.

"No solo somos deportistas. También somos padres, maridos, hijos. Y tenemos la oportunidad de cambiar el mundo. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad?", consideró Kyle Lowry, el líder de los Toronto Raptors, citado por el diario español.

El base de Oklahoma City Chris Paul, quien preside el sindicato de jugadores, intervino en reuniones de la campaña del candidato demócrata, Joe Biden, quien también cuenta con el apoyo del mítico Magic Johnson.

Pero no solo los jugadores vienen promoviendo el sufragio en un país en donde el voto no es obligatorio: también se pronunciaron entrenadores como Steve Kerr, de Golden State; Doc Rivers, flamante incorporación de Philadelphia Sixers; y el entrenador de la selección de los Estados Unidosa Gregg Popovich.

Popovich, al frente de los San Antonio Spurs desde 1996 llegó a decirle "idiota" y "sociópata" al presidente Donald Trump, candidato a la reelección por el Partido Republicano.

Hace tiempo que varios jugadores vienen manifestando su descontento con la violencia policial y el racismo, un sentimiento que se materializa en una postura de protesta mientras suena el himno, antes de los partidos: una rodilla clavada en el piso y las camisetas con la leyenda "Black Lives Matter".

Entre los abanderados de este "cambio de mentalidad" destaca l agran figura de la NBA, LeBron James, quien encabeza junto con la exprimera dama Michelle Obama la campaña "More Than a Vote" (Más que un voto).

"He llegado a saber quién soy y qué defiendo. Y no se trata solo de mí, se trata de mi gente. Los negros hemos sido apartados de nuestro deber cívico. Nos han alimentado con información errónea durante muchos años", sostuvo James, citado por El País. (Télam)