03.11 | Información General El jefe distrital de Educación habló sobre la vuelta a la presencialidad

Las clases: entre la biomodalidad y la construcción de espacios de encuentro

Olavarría tendrá un mínimo de 281 "auxiliares" para acompañar a 1536 estudiantes con dificultades en la cursada, en esta recta final del año lectivo. La presencialidad dependerá de la situación epidemiológica pero también de las condiciones de infraestructura, dice que Olavarría está en "riesgo moderado". 

Mascarillas, mamelucos de seguridad, barbijos y alcohol en gel ya están disponibles y serán distribuidos a partir de hoy en diferentes escuelas primarias y secundarias de Olavarría como antesala del programa Acompañamiento a la Trayectoria y la Revinculación (ATR). A nivel local hay ya confirmados 281 "auxiliares" que van a apuntalar a 1531 alumnos aunque serán más porque la inscripción para cubrir dichos cargos se amplió hasta hoy. El objetivo es "el acompañamiento de las trayectorias educativas y la revinculación. Es un ATR cada 6 estudiantes en el casco urbano y en la ruralidad o localidades un ATR cada 3 estudiantes", indicó Julio Benítez, a cargo de la Jefatura Distrital de Educación.

  • A través de dicha iniciativa se llegará a 279.000 estudiantes en la Provincia que requieren de un mayor acompañamiento pedagógico. De ese total, 225 mil alumnos mantienen actualmente algún tipo de vínculo con la escuela pero requieren una continuidad pedagógica de mayor intensidad. Los otros 54.000 estudiantes, actualmente no tienen una vinculación cotidiana con sus instituciones de referencia.

Las visitas domiciliarias serán realizadas por acompañantes de las trayectorias educativas: docentes suplentes que están participando del Programa de Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares (PIEDAS) y estudiantes avanzados de 3° y 4° año, de los institutos superiores de formación docente de gestión estatal y privada.

*La directora de la Escuela Nº 57 habló del trabajo en tiempo de pandemia. Laura Lozano: "Los docentes nos reinventamos como nunca y estuvimos al pie del cañón"

Las y los acompañantes de dichas trayectorias educativas tendrán un grupo reducido de estudiantes a su cargo; en esquemas que podrán ser de "dos visitas semanales a las casas de las familias cuyos alumnos han tenido baja frecuencia o se han desconectado después del receso de invierno", observó Benítez, en diálogo con "Mejor de Mañana" que se emite por 98POP, a través de EL POPULAR Medios.

  • Los "auxiliares" educativos se desempeñarán en el marco de un proyecto educativo a implementarse desde las escuelas con la planificación y el seguimiento de las y los docentes a cargo de los cursos de aquellos y aquellas estudiantes que serán visitados.

"Tuvieron capacitaciones virtuales, ya está la designación. Los equipos de las escuelas convocan a la persona para configurar la intervención que hará. No son caprichosas sino que dependerá de la trayectoria de cada estudiante. No con acciones aisladas. Están pensadas, programadas y la primera visita se hace en compañía de alguien de institución", detalló Benítez.

Cuando se esté en condiciones de volver epidemiológicamente , habrá que ver si estamos en condiciones de volver en infraestructura

Las visitas domiciliarias se organizarán con criterios de cercanía geográfica y se llevarán a cabo con estrictos protocolos sanitarios. No se trata de clases de apoyo pedagógico sino de construir espacios de encuentro, intercambio de materiales educativos y otras actividades pedagógicas para colaborar con la implementación de la planificación de los docentes a cargo de los cursos de cada estudiante que recibirá acompañamiento.

"Las clases finalizan el 15 de diciembre, veremos qué pasa con las clases porque el 2021 se proyecta en la bimodalidad, presencial y virtual y va a seguir existiendo la necesidad de acompañar a algunas familias", asumió el jefe distrital.

Volver a la presencialidad

¿Vuelven las clases presenciales? Julio Benítez admitió que la pregunta ha sido cíclica y recurrente a lo largo de todo el año. "Es una consulta reiterada y nos reverenciamos en línea con las decisiones que tomen autoridades sanitarias" en coordinación con los referentes de Educación pero "se estableció que los distritos con que riesgo bajo" pero en Olavarría "estamos en riesgo moderado", indicó.

En la práctica, hay acciones que se pueden llevar adelante, que "son de orden socioeducativo, opcionales y hay que pensar si algunas condiciones están dadas. Volvimos a Fase 3. Cualquier presencialidad se ve obstaculizada por la Fase 3. Hay que privilegiar el cuidado de los otras y las otras, y de los chicos. Cuando se esté en condiciones de volver epidemiológicamente , habrá que ver si estamos en condiciones de volver en infraestructura", analizó Benítez.

Clases hubo todo el año con un trabajo que se intensificó, se duplicó y hasta se triplicó

El retorno a las clases cara a cara involucraría "muchos aspectos pero primero decide la autoridad sanitaria provincial y a nivel distrito, con gremios, autoridades sanitarias, el Consejo Escolar, el estado de situación de instituciones y pensar algún tipo de presencialidad siempre que estemos en riesgo bajo", comentó el jefe distrital.

No obstante, lo que dejó en claro es que "clases hubo todo el año con un trabajo que se intensificó, se duplicó y hasta se triplicó. No tuvieron presencialidad ni la mediación del docente en el aprendizaje y no es la función de la familia enseñar sino de la escuela. Entonces, no es que volveríamos a clase sino que volveríamos a la presencialidad, con logros en la virtualidad".

Finalmente, Benítez observó que "cuando estemos en condiciones de volver, hubo mucho logros y dificultades propias de situación que no es la ideal. Clases hay que tener en la escuela, en la presencialidad".