04.11 | Información General Silvina Mondini, infectóloga del Hospital Municipal

"No pueden obligar a nadie a darse una vacuna si no supera la Fase III"

La médica olavarriense reflexionó acerca del anuncio realizado el lunes por el presidente Alberto Fernández, sobre la compra de 25 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19 

El gobierno nacional le puso fecha al anuncio más esperado de las últimas décadas: entre diciembre y la primera quincena de enero la Argentina tendrá 25 millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus, la Sputnik V, según lo anunciado el lunes a una agencia de noticias rusa por el presidente Alberto Fernández.

La doctora Silvina Mondini, infectóloga del Hospital Municipal "Dr. Héctor Cura" pidió prudencia ante este anuncio de enorme repercusión en todo el país.

"La vacuna rusa lleva dos meses y lo que se iba a implementar acá es la fase clínica, que es la Fase III de la vacuna. Una vez que se apruebe esa fase la vacuna va a estar lista para su aplicación universal; igual hasta ver los efectos adversos, si levantan anticuerpos o no lleva como dos años", reflexionó la doctora Mondini.

"En primera instancia se dijo que no era para voluntarios, sino obligatorio y ahí es donde de planteó el dilema, porque todas las fases clínicas son con voluntarios, ya que se desconocen los efectos adversos o si van a dar beneficios a título de anticuerpos", opinó.

El 27 de octubre Rusia presentó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) una solicitud de registro acelerado y precalificación de la vacuna, "lo que permitirá que Sputnik V se incluya en la lista de medicamentos que cumplen con los principales estándares de calidad, seguridad y eficacia", informó el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

Al respecto, la doctora Mondini dijo la "OMS aprueba las fases de las vacunas. Puntualmente con esta vacuna rusa la Fase III se debe hacer en voluntarios. La vacuna rusa tiene un vehículo viral, que son adenovirus, que son otro tipo de virus respiratorios, entonces se desconoce los beneficios y los efectos adversos que pueda tener".

En ese sentido, las autoridades sanitarias rusas argumentaron que la Sputnik-V usa adenovirus humanos, lo que la convertiría en una "vacuna orgánica", esto la haría "más segura" que otras vacunas contra el coronavirus que están basadas en vectores de adenovirus de mono o ARNm, que "están poco estudiados" según las fuentes europeas.

"No lo podemos decir, porque todas las vacunas deben pasar por la Fase III. Es una de las tantas vacunas que hay, pero tiene la desventaja de que va dos meses atrás del resto" dijo.

La Sputnik V se constituyó el pasado 11 de agosto en la primera vacuna contra el coronavirus oficialmente registrada en el mundo por un gobierno, tras seis meses de pandemia y, según los resultados publicados en la revista médica británica "The Lancet", genera anticuerpos y no provoca incidentes adversos.

Los medios rusos considera que la Sputnik V podría tener a mediados de noviembre la aprobación de la OMS y que una vez atravesada esta valla quedaría para el caso de las dosis adquiridas por la Argentina la aprobación de la Anmat.

"Hoy en día no tenemos certezas, porque no se saben los efectos adversos. Ojalá, todos queremos, tener una vacuna que sea efectiva, que no tenga efectos adversos, y que se pueda vacunar a toda la población y en lo posible que sea una sola dosis y no dos, pero todo lleva su tiempo" advirtió.

La doctora Mondini ponderó la confiabilidad de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) el organismo que deberá aprobar su aplicación en el país.

"Es absolutamente confiable, ahora después cada persona decide. Sí debe quedar claro que esto es voluntario; no pueden a nadie obligar a darse una vacuna si no pasa la Fase III. Cuando la supere sí podrá hacerlo" dijo la infectóloga olavarriense.

La vacuna rusa que llegará a la Argentina luego del anuncio del presidente Alberto Fernández consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 5, y el segundo, en el adenovirus humano recombinante del tipo 26.

El preparado se administra dos veces, en un intervalo de 21 días.

Sputnik V pasó dos fases de pruebas y la tercera y definitiva se lleva a cabo actualmente.

En tal sentido, días atrás se supo que la vacuna rusa tuvo la aprobación del renombrado cirujano y profesor en la Escuela Imperial de Londres Nadey Hakim.

"Está claro que los resultados de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V han demostrado ser eficaces" dijo el doctor Hakim en una columna en ICN Diario.

Además de la sede moscovita de Gamaleya, Sputnik V se producirá en la India y Corea del Sur, y ya empezó un proceso de transferencia tecnológica para que lo hagan dos compañías de Brasil.

El argentino que se vacunó en Moscú

Martín Alvarez, periodista argentino radicado en Moscú, es uno de los voluntarios que se sometió a la aplicación de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus en Rusia.

Le aplicaron la primera dosis y está esperando el llamado para que en los próximos días le apliquen la segunda. "Todo el proceso se está dando de muy buena manera", dijo.

El periodista fue sometido a una serie de exámenes médicos para saber si era apto para recibir la inyección, obtuvo los resultados satisfactorios y pudo participar del ensayo.

"Es una vacuna como todas las demás, puede tener un efecto adverso mínimo como todos los casos, es parecido a una gripe. En mi caso fue dolor de cabeza y fiebre", señaló el periodista argentino en diálogo con C5N.

Alvarez se encuentra trabajando en el canal de noticias Russia Today (RT) donde está realizando un proyecto llamado 'Diarios de un voluntario'.

"Ahí cuento el día a día sobre el proceso de la investigación, el tratamiento, la aplicación de la primera dosis y cómo lo voy viviendo hasta el análisis de sangre donde se tendrían que detectar los anticuerpos. Eso va a ser ya al día 42 de la investigación", contó.

Consultado por las especulaciones que se han hecho en el mundo occidental sobre la vacuna rusa, el periodista dijo que la misma ya pasó las dos primeras fases de investigación con éxito.

"Distintas revistas especializadas, nacionales e internacionales, publicaron que la vacuna genera inmunidad y que es segura. Ahora la fase 3 con un número mayor de personas en el cual soy parte", argumentó.