06.11 | Policiales VIOLENCIA DE GÉNERO

Revisión del accionar de la Justicia: "la mujer que se animó a denunciar no se puede ir sin ninguna medida"

"Conversatorio virtual sobre estrategias y recursos para el abordaje de la violencia familiar": participaron funcionarios del Poder Judicial de Azul y Olavarría, así como miembros de instituciones sociales y la Mesa Local de nuestra ciudad.

Diversas voces confluyeron en el "Conversatorio virtual sobre estrategias y recursos para el abordaje de la violencia familiar" donde los oradores coincidieron en tratar la problemática de la violencia familiar y de género de manera interdisciplinaria. En la actividad del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial Azul se escucharon a jueces y ayudantes fiscales, integrantes de organizaciones civiles de Olavarría y de la Mesa Local contra la Violencia.

La jornada del pasado lunes fue el puntapié de una serie de actividades de los colegios departamentales de la provincia de Buenos Aires a propósito de que el 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género. Quienes expusieron fueron la jueza de Garantías de Azul, Magdalena Forbes; el titular del Centro de Asistencia a la Víctima con sede en Azul, doctor Sergio Hernández; la titular de la Secretaría Especializada en Violencia Familiar y de Género de Azul, doctora Susana Topor y las doctoras Guadalupe Barraza y Jimena Torres, integrantes del Equipo Coordinador de la Mesa Local contra la Violencia Familiar y de Género de Olavarría.

  • Lucrecia Inés Comparato y Laura Chantiri Manzur, jueza de la Cámara Civil y Comercial de la Sala I de Azul y auxiliar letrada del Juzgado Civil y Comercial 2 de Olavarría, respectivamente, fueron las coordinadoras del encuentro en el que participaron también la coordinadora Zonal de Políticas de Género, comisario Lucrecia Ditz y referentes de las asociaciones locales Casa Popular Valeria, Animate y Proyectar por los Pueblos.

Los funcionarios del Departamento Judicial de Azul compartieron cómo realizan el abordaje con perspectiva de género sobre estas problemáticas pero además fueron sumamente críticos sobre el rol que llevan adelante y los cambios que deben realizar para mejorar este servicio de justicia. "Tenemos una mirada sesgada de la víctima, tenemos la mirada de la víctima molesta. Esa persona no es molesta, es la que está reclamando sus derechos, es la que está afectada. Tenemos que ir a la especialización, a que desde la persona de Mesa de Entrada hasta el magistrado tiene que saber atender, escuchar y estar presente en cada actuación que tiene que hacer la víctima", expuso con preocupación Hernández.

El titular del Centro de Asistencia a la Víctima (CAV) de Azul explicó que a fines de la década del '90 él estuvo al frente de esa misma oficina, y luego volvió a asumir en el año 2016. Dos décadas atrás "nadie le creía a la víctima y nadie recibía a la víctima. Recibíamos las causas de las 'locas que se peleaban con el marido'", planteó Hernández sobre la perspectiva que se usaba para abordar este tipo de problemáticas.

En un tono autocrítico, Hernández indicó: "Como funcionario a veces me planteo cuántas cosas hemos hecho mal en ese momento, las denuncias ni siquiera llegaban a la fiscalía. Denunciaban y después no sabíamos más nada de ellas". En 2016 "me di cuenta que el sistema estaba cambiando. A nadie nos ha gustado atender a la víctima, siempre se ha considerado una piedra en el trabajo, la que venía a preguntar", comentó con preocupación.

Hernández explicó que en el CAV el 95 por ciento de las víctimas que reciben están vinculadas a causas por violencia de género. "La mujer que se animó a denunciar no se puede ir sin ninguna medida, no se puede ir como antes. Lo más importante que vamos a sacar es que la escuchamos", comentó. E hizo hincapié en el trabajo interdisciplinario que hacen con otras áreas del Poder Judicial y dependencias de otros sectores.

ESTADÍSTICAS

La doctora Susana Topor, quien explicó que está al frente de la Secretaría especializada en Violencia Familiar de Azul desde su creación, en el año 2013. Hasta ese momento, "estas causas tramitaban en la fiscalía común, no se le daba el abordaje necesario, había denuncias contra un mismo victimario que tramitaban en distintas fiscalías, y todo eso alentaba a la impunidad", definió.

Reveló que las estadísticas marcan que la mayoría de los hechos de violencia se producen en el interior de las viviendas, que el agresor es la pareja, que el ataque se da durante el día y con cualquier elemento que tenga al alcance.