08.11 | Información General ARA San Juan / Catalina Clar, madre de Diego Wagner

"Sabemos el nombre del barco chino que lo quiso embestir y son gente peligrosa"

El testimonio de una luchadora en días trascendentales para la causa por el hundimiento del submarino, con revelaciones de altísimo impacto judicial y político.

Daniel Lovano
[email protected]


Tres años después de la última conversación, del último saludo con su hijo Diego, las noticias que llegan desde Comodoro Rivadavia ofrecen a Catalina Clar una esperanza de que la verdad y la justicia están un poco más cerca de los héroes del ARA San Juan que yacen en el fondo del mar.

Han transcurrido años de indiferencia, de destrato, de comentarios hirientes y -con lo que se supo últimamente- hasta de espionaje con los deudos de las víctimas del submarino hundido el 15 de noviembre de 2017 frente a las costas patagónicas.

Pero el pasado 30 de octubre se produjo un vuelco judicial ambicionado por los familiares, aunque para muchos inesperado a esta altura.

El fiscal ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Norberto Bellve, acompañó el pedido de las querellas de los familiares de los tripulantes del ARA San Juan para que se impute y se cite a indagatoria al ex presidente Mauricio Macri, al ex jefe de la Armada Marcelo Srur y al ex ministro de Defensa Oscar Aguad.

El fiscal acompañó el planteo que había realizado la abogada Valeria Carreras cuando apeló el fallo de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, que había desvinculado de la causa a los tres ex integrantes del Poder Ejecutivo.

"Desde que sucedió la tragedia del submarino hasta el año pasado nos sentíamos a la deriva; no éramos escuchados, no éramos contenidos. Sólo nos sentimos contenidos con la gente de Olavarría, que siempre estuvo con nosotros", confesó Catalina Clar, la mamá de Diego Wagner Clar.

"Nos dejaron solos; nos enteramos de que el submarino se había hundido por la televisión. No podían no haber sabido lo que había sucedido con el submarino. Había sólo un submarino, no tenemos diez submarinos, no podían ignorar lo que se estaba haciendo", apuntó.

Entre tanta falta de humanidad por parte de los representantes del Estado, el Ministro Aguad se animó a decir que el hundimiento ARA San Juan había sido producto de la falta de idoneidad de sus tripulantes.

"El submarino tenía una tripulación muy preparada; no había inoperantes dentro de la nave. No podíamos creer lo que había dicho. Ese mismo día, cuando lo escuchamos, le mandé la foja de servicio de mi hijo al periodista Gustavo Sylvestre, el único que más o menos se refería al tema, y a la noche la mostró en su programa de C5N", reveló.

"Hay muchas cosas que no sabemos, que son secretos de Estado, y hay otras cosas que no vamos a saber ahora, pero en algún momento va a salir a la luz todo lo que pasó".

"El hecho de saber las últimas disposiciones del fiscal ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia en cierta forma nos alivió, porque se está escuchando lo mismo que nosotros veníamos diciendo, desde siempre, y no éramos escuchados".

Recordó un episodio desagradable cuando esperaban un gesto de aliento.

"Fuimos a ver a Macri y a la gobernadora Vidal cuando vinieron a la ruta, y sus guardaespaldas nos dijeron que nos teníamos que ir. El único que vino, nos dijo 'ustedes se quedan acá', y nos abrazó, fue Bruno Cenizo; el único que se acercó junto con (Ernesto Cladera)", rescató.

La mamá de Diego Wagner Clar ve que en los estrados judiciales se empiezan a confirmar las afirmaciones de los familiares.

"Nosotros dijimos que al submarino lo estaban siguiendo desde julio de 2017, que tenía fallas, que lo siguieron un submarino nuclear y un buque de pesca chino. Sabemos el nombre del barco chino que lo quiso embestir y son gente peligrosa, en una zona caliente", relató.

"Todo lo que hicieron los chicos desde el submarino fueron pedidos de ayuda y de emergencia. El incidente no fue el 15; el 14 hubo un principio de incendio y es probable que haya estado mi hijo. Por eso nos tranquiliza saber que todo lo que hemos venido diciendo desde un principio está saliendo a la luz con pruebas" dijo, muy emocionada.

Catalina fue uniendo hechos que llevaron al desenlace fatal.

"El submarino había llegado en superficie a Mar del Plata, porque no podía sumergirse, y salió de dique seco con un montón de irregularidades", afirmó.

"Se dieron una sucesión de cosas: si no hubiese salido mal de dique seco todo esto no habría pasado, y si lo hubiesen mandado a Alemania para repararlo tampoco, que es lo que tendría que haber sucedido", agregó Catalina.

Como si no fuera suficiente todo el dolor que cargaban las familias de las víctimas de ARA San Juan desde noviembre de 2017, a través de la "Causa AFI" que involucra a la plana mayor del gobierno macrista se develó que habían sido espiados por agentes de inteligencia.

Los primeros indicios, aunque insospechados en aquel tiempo, los tuvieron cuando llegó a Olavarría una réplica del submarino para un homenaje celebrado a principios de 2018.

"Una mañana se nos apareció una persona y nos dijo que nos estaban investigando, que nos estaban escuchando y que debíamos poner los celulares en el microondas, y nosotros no le creímos. Nos dijo que esa persona pertenecía al Servicio de Inteligencia, y nos pareció un delirio, cosas que se ven sólo en las películas", recordó.

"Nosotros somos personas comunes; acá sólo somos los papás de Diego. La tripulación de ARA San Juan era muy heterogénea, de muchos lugares del país, y a todos nos escucharon. A nosotros nos controlaban por el teléfono. Nos sacaron fotos", expresó.

"Cada vez que hablábamos por teléfono decíamos que los aparatos andaban mal; yo cambié mi equipo pensando que tenía algún desperfecto; hablábamos y antes de que atendieran del otro lado sentía como la caída de un cospel", contó.

Entre otras irregularidades que implicaban a Inteligencia acotó que "le mandaba un mensaje a Diego y me saltaba que había sido leído".

"Diego salió del grupo de whatsapp, y el grupo lo había formado él. Salieron los chicos del grupo el 10 de marzo de 2018. ¿Qué nos impide a nosotros pensar que ellos mandaron mensajes a sus familias, y por eso nos sacaron a todos del grupo?", se preguntó.

"Una no tiene esa cosa de pensar en espías, en espionaje. No nos entraba en la cabeza. Se supo hace algunos meses, pero fue denunciado en la bicameral durante el 2018, lo supieron los legisladores del oficialismo y de la oposición en aquel entonces, y nadie dijo nada", aportó.

Sin conocerse aún el contenido, Catalina coincidió con las impactantes afirmaciones del contralmirante retirado Luis Enrique López Mazzeo ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, donde reveló un dato clave en el marco de la investigación por el hundimiento: que el gobierno argentino de Mauricio Macri conocía la ubicación de la nave desde el 5 de diciembre de 2017, veinte días después de su desaparición.

Oficialmente se informó del hallazgo un año más tarde.

"Cuando fuimos a ver las 75 mil fotos que se expusieron, en lo que es la parte de la hélice que conecta con el motor se notaba el desgaste de la fricción, un año después, en el mar, a 900 metros de profundidad. Imposible. Hagan la prueba dejando algún objeto metálico un año en una pileta de su casa a ver qué pasa", comparó.

Un día después del cambio de gobierno, el 11 de diciembre del año pasado, un alto mando de la Armada se presentó a rectificar una declaración previa.

En este nuevo contexto, Catalina manifestó que "ahora sentimos un apoyo, están un poco más presentes. Nos llama Ana Clara Alberti, que es la jefa de gabinete del Ministro de Defensa Agustín Rossi, y nos tiene al tanto de todas las novedades. Como que ella está a cargo de los oficiales del ARA San Juan, algo que antes no sucedía".

La nota completa en diario El Popular