09.11 | Información General 

Mujeres en Malvinas: el homenaje que fue premio

Son promo 2020 de Esquiú y tienen casi la misma edad que Graciela Trinchín, cuando asistió a decenas de soldados heridos. Su historia, casi 40 años después, los sacudió tanto que decidieron hacer un video que visibilice el rol de las mujeres en esa tragedia. Ganaron en el certamen bonaerense Futuro Malvinas pero sienten que lo más fuerte ha sido conocer la lucha en primera persona.

Karina Gastón

[email protected]

"Hay mujeres que marcan la historia y que luchan, que hacen y que siempre están. Graciela Trinchín es un ejemplo de esa lucha para la juventud, para las mujeres. Es saber entender por dónde marcha la vida, que es por el lugar del servicio", dice Blas Chazarreta, todavía sorprendido con la gran noticia. Es lunes, cursa el último año del secundario en el Colegio Fray Mamerto Esquiú y está feliz de obtener el primer premio del programa "Futuro Malvinas" junto a su promo. También ganaron sus los alumnos del Instituto Rosario, entre 400 estudiantes de toda la Provincia. Sin embargo, la alegría de Blas va más allá y se apoya en la historia de una mujer que fue clave en Malvinas, como muchas otras, tan invisibilizadas y silenciadas. A casi 40 años de esa guerra tan absurda, se centraron en Graciela Trinchín, la enfermera naval olavarriense que vivió en primera persona el horror de la guerra y decidieron que debía tener un homenaje que finalmente los ubicó en el podio.

No fue sencillo idear la propuesta, investigar, hacer las entrevistas, congeniar 23 opiniones distintas y finalmente editar un video de 6 minutos. Todo vía WhatsApp, con problemas de conectividad y sin acceso a plataformas online. Pero estuvo logrado y ante los ojos de la Subsecretaría de Derechos Humanos y el Centro de Ex-Combatientes Islas Malvinas de La Plata, que lanzaron Futuro Malvinas, fueron primeros en el eje Malvinas ayer y hoy.

"Son proyectos significativos para los chicos y Malvinas es importante cuando hablamos de futuro, a casi 40 años de esa gesta. Si no alimentamos la memoria cuesta seguir sosteniendo lo que es un derecho", analiza Gabriela Vigneau, profesora de Historia y de Trabajo y Ciudadanía.

La principal motivación fue trabajar sobre el rol de mujer en Malvinas, "muy invisibilizado todavía con la guerra muy ligada a la masculinidad", señala la docente que además apuntaló a estudiantes de la Secundaria 3 de Loma Negra y de ENAPE en este concurso.

Luego de definir ese tema como disparador iniciaron la búsqueda de información, el relevamiento de datos y un intenso trabajo de archivo para poder contextualizar la historia y encontrar huellas femeninas en medio de tanta tragedia.

Inicialmente, al googlear "Malvinas y mujeres" descubrieron una foto con varias jóvenes en una habitación con una cama cucheta detrás, que usaron para el flyer porque les resultó representativa sin imaginar que la imagen contenía a una olavarriense.

La pista surgió a través de Ricardo Moreno, ex combatiente y ex alumno de Esquiú que siempre colabora con la institución y que hizo de nexo con los protagonistas de este video. José Trinchín, presidente de la Agrupación de Veteranos de Guerra 2 de Abril de Olavarría dijo "esa es mi hermana", al ver a Graciela en la famosa foto de Internet.

A partir de ahí todo fue revelador aunque no menos trabajoso. Incluso descubrieron que ese relato era parte de "Bonaerensas", un ciclo audiovisual realizado en el marco del Bicentenario de Buenos Aires.

"Sin vernos ni tener recursos tecnológicos y muchos alumnos están con datos cuando pueden, como pueden. En 6º el 60% está trabajando. La pandemia los llevó más rápido al mundo laboral", aclara Vigneau, poniendo en contexto las condiciones de enseñanza. Y de aprendizaje.

Aún así aceptaron el desafío y la posibilidad de ser "historiadores" durante unas semanas. "Consiguieron material, los contactos con los protagonistas, les enseñamos la técnica de entrevista y las hicieron vía WhatsApp. Cinco en total", destaca la profesora.

"Varios colegas me ayudaron y el tema Malvinas era recurrente, preguntaban siempre y en Historia de 6º la idea es que aprendan a hacer una investigación y cerrar con un proyecto como este. Hicieron 5 entrevistas importantes, la única que no está es Graciela porque es trabajadora esencial y está muy exigida. Entonces, surgió la idea de hacerlo de sorpresa y en homenaje", relata Gabriela Vignau, sin disimular el orgullo que le genera ver a esos estudiantes a un paso de egresar.

Muy movilizados

"Mi enfoque y el objetivo fue Graciela Trinchín", dice Damaris Rueda. Tiene 17 años y está en sexto año. "Hicimos entrevistas y pudimos recolectar diferente información. Graciela es una enfermera que asistió a soldados de Malvinas, sin dudas una genia. A partir de eso y su gran historia, Gaby presentó el proyecto", cuenta la adolescente.

Clarisa, amiga de la enfermera olavarriense, fue una voz clave: "me pasó mucha información, es una de las íntimas amigas y luego nos comunicamos con Graciela", destaca la estudiante. Está feliz de haber ganado y siente que "un gran orgullo". Su expectativa, al terminar el secundario, es ingresar al servicio penitenciario.

"Yo entrevisté a María Marta, una enfermera que fue compañera de Graciela (en Cemeda)" y fue conmovedor que rescatara su "profesionalismo y el involucrarse en causas sociales y estar siempre atenta a los derechos laborales de su compañeros. La verdad me emocioné (con el resultado) porque gracias al trabajo de mis compañeros y nuestra profesora Gabriela pudimos armar entre todos una investigación muy linda", analiza Romina Videla.

Le queda un sabor amargo y la sensación de que "no contaron del todo la verdad de lo que se vivió en realidad en las Islas ni se le dio el reconocimiento a esas personas que murieron por nuestro país".

Justamente por eso no es fácil hablar de la guerra ni de las heridas que dejó, aunque hayan pasado casi 40 años. "El impacto fue comprobar que Graciela estaba en segundo año de Enfermería y fue casi experimental recibir a los soldados heridos del Crucero General Belgrano. Y hay cosas que no pueden contar", admite Vigneau.

Ante esos relatos, "los chicos quedaron muy movilizados. Veían a Graciela en la foto, que tenía casi la edad de ellos cuando ingresó a la Marina y los amigos le decían por qué lo hacía siendo mujer, a lo que ella respondía ´por qué no, si puedo y quiero´. Eso los interpeló porque, además, están en la misma situación de decidir qué hacer en el futuro. Eso los motivó", cuenta la docente.

Ser parte

José Trinchín fue una de las principales fuentes consultadas. El hermano de la protagonista "me contó la vida que llevaron, la vocación de Graciela en un momento que marcó nuestra historia como es Malvinas y el rol que tuvo. Me conmovió mucho la imagen de servicio siempre. Oculta, que no se reveló. Me gusta esto de los enfermeros porque no se presentan en primera plana sino atrás y lo importantes que son", valora Blas, con voz envolvente.

Habla de la humanidad que genera Graciela Trinchín, de lo "importante que es vivir para el prójimo. Haberla premiado a ella me generó algo muy fuerte porque para ella fue emocionante que alguien recuerde su servicio y la tenga en cuenta. Hicimos un trabajo muy profundo", sintetiza el joven decidido a estudiar Comunicación Social.

Esto de ser premiados los llenó de "alegría tremenda" porque, además de poner en valor la memoria colectiva se "reconoció el trabajo que hicimos y quiero que se haga visible, no porque lo hizo Fray Mamerto Esquiú sino porque hay jóvenes involucrados con la historia, que queremos saber más de ella, y me siento parte de ellos", cierra Blas, convirtiéndose en vocero de ese clan adolescente que celebra el premio pero siente que lo más fuerte ha sido descubrir que son muchas las mujeres que batallan y que una de esas es Graciela Trinchín.

Emociones cruzadas

"Creo que por una vez valoro más el haber participado, la experiencia y lo aprendido que ganar", dijo espontáneamente Josefina, de 14 años, cuando supo que el premio no era para ENAPE sino para Esquiú, el otro colegio donde da clases su profesora Gabriela Vigneau.

Eso confirma que "cuando el conocimiento es significativo genera aprendizaje y protagonismo de los chicos que es lo que buscamos al enseñar", analiza la docente, al comprobar el interés que generó la guerra de Malvinas en los adolescentes.

El programa "Futuro Malvinas fue organizado por la Subsecretaría de Derechos Humanos y el Centro de Ex-Combatientes Islas Malvinas de La Plata. Participaron 400 alumnos de toda la Provincia y se sumaron 8 escuelas de Olavarría: además de Esquiú Rosario también fue premiado y la Secundaria 1 obtuvo dos menciones.

Gabriela Vigneau apuntaló proyectos en Esquiú, en la Escuela Secundaria 3 de Loma Negra y la Escuela Nacional Adolfo Pérez Esquivel (ENAPE).

La experiencia derivó en "producciones maravillosas" y de trabajo colectivo en contextos de pandemia. Desde el eje atravesado por las mujeres y la guerra de Esquiú hasta la posibilidad que tuvieron los alumnos de 2º 2º de la Secundaria 3 de encontrar a Juliana, una chica que en 1982 tenía 11 años y escribió una carta a un soldado desconocido que llegó a manos del ex combatiente olavarriense, Abel Cerrudo. Muchos años después se reencontraron a través de las redes sociales y ellos "la contactaron y les contestó. Fue emocionante, igual que el proyecto de ENAPE", valora la profesora de Historia.

En el caso de Esquiú, rescata que los estudiantes vencieron la timidez y las barreras tecnológicas, se animaron al Zoom y se sumaron a una charla con ex combatientes de La Plata donde también estuvo Delia Giovanola, autora del cartel "Las Malvinas son argentinas, los desaparecidos también" que en 1982 dio la vuelta al mundo.

El cierre del proyecto fue, claro está, con Graciela Trinchín, su hemano José y su amiga Clarisa. Un viernes, por WhatsApp, que "fue maravilloso. Estuvieron muy pendientes, se dijeron cosas muy motivadoras, muy hermosas y Graciela les habló de la vida".

Ella les agradeció que su historia se pusiera en valor y destacó la generosidad de los estudiantes. "Soy solo una persona que hace lo que siente con el alma. Entrego lo que los que me rodean necesitan. Creo que cada uno de los jóvenes de esta época pueden llegar a ser iguales y mejores que esta persona en la que me he convertido", les dijo con extrema humildad esta enfermera naval que casi 40 años después está frente a otra trinchera, luchando desde Olavarría contra el covid.

"No concibo la educación sin vínculo. Apelamos a estrategias que jamás soñamos. Ha sido un gran desafío" enseñar en la no presencialidad y "pusimos sobre la mesa lo que tenemos y lo que no también. Este premio es un mimo al alma. Valió la pena", concluye con la voz anudada esta docente que enseña historia y marca la diferencia.

El Instituto Rosario también

Como delegada local de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires en Olavarría, Griselda Lemiez destacó "la gran participación" que hubo a nivel local en el programa Futuro Malvinas. "Hubo 8 escuelas y 3 salieron ganadoras. Una es Esquiú, otra es Rosario y hubo dos menciones especiales para la Escuela Secundaria 1", precisó la referente provincial.

El premio "es un viaje a la ex ESMA que se hará cuando las políticas sanitarias lo permitan. Es una alegría enorme tener en nuestra ciudad la posibilidad de que se sumen tantas escuelas. Eso es lo más valioso, ver propuestas hermosísimas, ver a los docentes y jóvenes entusiasmados", valoró la funcionaria, tras indicar que a nivel provincial participaron 400 estudiantes secundarios.

El Programa Futuro Malvinas fue lanzado por la Subsecretaría de Derechos Humanos y el Centro de Ex-Combatientes Islas Malvinas de La Plata con el objetivo de pensar la cuestión Malvinas vinculada a los ejes Soberanía, Memoria y Derechos Humanos junto a las juventudes del territorio bonaerense.

Las producciones seleccionadas como ganadoras representan al Colegio Fray Mamerto Esquiú, acompañada por la docente Gabriela Vigneau y el Instituto Nuestra Señora del Rosario, que tiene como referente la docente Mariángeles Glok Galli. Además, dos grupos de la E.E.S N°1 Jorge Luis Borges acompañados por la docente Romina Cerdera, recibieron menciones especiales.

Las temáticas seleccionadas por las escuelas para elaborar las producciones ganadoras fueron sobre los ejes: Malvinas ayer y hoy, Malvinas, soberanía y bienes naturales y Malvinas, dictadura y memoria. "En todas las producciones se reconstruye y recupera desde una mirada local, tomando casos representativos de nuestra ciudad, que nos permiten además de conocer un pasado de Malvinas, reflexionar sobre lo que significa hoy Malvinas en nuestra ciudad", indicó la doctora Lemiez.

Las y los ganadores del concurso recibirán un lote de libros sobre Malvinas y un reconocimiento mediante un certificado firmado por la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM). Las producciones ganadoras serán publicadas y se realizará una presentación presencial de las producciones en el predio de la Ex EsMA.

De Olavarría concursaron las Secundarias 3, 6, 16 y 17, Nuevas Lenguas, el CENS 451, el Instituto Privado Sierras Bayas y la Escuela Nacional Adolfo Pérez Esquivel.