12.11 | Policiales Vinculados a una investigación por lavado de activos

Detuvieron al dueño de una inmobiliaria y a la pareja de un implicado en una causa por drogas

Personal de la Policía Federal realizó allanamientos en distintos puntos de la ciudad, donde fueron detenidas al menos dos personas. Los procedimientos se desprenden del megaoperativo que se realizó en noviembre de 2018 donde fueron capturados 7 hombres por venta de drogas.

En el transcurso de las últimas horas se llevaron adelante varios allanamientos que culminaron con la detención de un hombre y una mujer, quienes fueron puestos a disposición del Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de Azul.

Los olavarrienses son investigados por "lavado de activos", en el marco de una causa que lleva varios años de instrucción y donde algunos de los acusados por integrar esta organización también fueron vinculados a la comercialización de estupefacientes.

Los procedimientos fueron efectivizados por personal de la delegación Olavarría de la Policía Federal Argentina (PFA), se realizaron el martes pasado en horas de la tarde, y se extendieron hasta el cierre de la jornada.

A pesar de que la investigación se lleva adelante con total y absoluto hermetismo, este Diario logró saber que se llevaron adelante allanamientos en distintos domicilios y en algunas empresas de la ciudad, uno de ellos en Sargento Cabral al 3000.

La investigación, que lleva varios años de instrucción, se desprende del megaoperativo realizado en noviembre del año 2018 donde 7 olavarrienses quedaron detenidos en una causa por comercialización de drogas y lavado de activos.

La operatoria de la organización, que de acuerdo a lo que se difundió en ese entonces era liderada por los hermanos Pablo y Marcos Cairo, implicaba que el dinero logrado a través de la venta de drogas era utilizado para la adquisición de propiedades y vehículos.

En este marco, las fuentes consultadas por EL POPULAR indicaron de manera extra oficial que una de las personas detenidas es una mujer, pareja de uno de los hombres que fue procesado y será juzgado por la causa que investiga la venta de drogas identificada como Nicole Hernández.

En tanto que el restante detenido por agentes de la PFA es Sandro Ciarpella, propietario de una reconocida inmobiliaria de esta ciudad. Cabe destacar que desde el Juzgado donde se instruye la investigación no se reveló ningún tipo de dato de manera oficial.

A la par se expuso que hay un tercer imputado que no está detenido, que es un escribano de nuestra ciudad, sobre quien también se sospecha formaba parte de esta organización dedicada al lavado de activos. Precisamente el rol de profesionales como escribanos y martilleros habría permitido dar un funcionamiento organizado a esta banda que fue desmantelada hace dos años atrás.

Justamente durante ese megaoperativo fue allanada una inmobiliaria y un complejo de cocheras perteneciente a la misma firma ubicada en el centro de la ciudad, en calle Moreno al 3000. En ese entonces incautaron varios talonarios con facturas y remitos, documentación correspondiente a los imputados por la causa de venta de drogas, una camioneta y otros elementos.

En el marco de esta misma causa por lavado de dinero en agosto pasado se efectuaron una decena de allanamientos, que estuvo a cargo de la Unidad de Investigaciones de Activos Ilegales de la Policía de la provincia de Buenos Aires, con sede en La Plata. En ese momento fueron incautadas varias documentaciones a través de las que, se presume, se logró demostrar que las personas detenidas esta semana integran la banda dedicada al lavado de activos.

La investigación es llevada adelante por el Juzgado Federal Nº 2 de Azul, a cargo del juez Martín Bava, y la Secretaría Nº 3 de esa dependencia, que coordina la doctora Julia D'Aloisio.

Venta de drogas

Son siete los olavarrienses que fueron procesados en noviembre de 2018 por integrar una banda que se dedicaba a la comercialización de estupefacientes. La organización, según los investigadores, era liderada por los hermanos Pablo y Marcos Cairo, quienes permanecen alojados en el Penal de Ezeiza. Además, varios de los imputados cuentan con el beneficio de la prisión domiciliaria.

Semanas atrás el Juzgado Federal Nº 2 de Azul elevó la causa a juicio, y el expediente se encuentra en la Cámara Federal de Mar del Plata, desde donde se definirá la fecha del debate oral.