12.11 | Información General Desde esta semana, los negocios pueden abrir hasta las 20

Comercios: falta de uniformidad horaria y reducción del servicio de colectivos

El horario comercial sigue generando polémica en la ciudad en cuanto a una modalidad de trabajo que no es uniforme. Pero, desde el sector también plantean problemas con la frecuencia de colectivos en la línea interurbana que no extendió su horario.  

Desde el Municipio analizan no sumar servicios, sino reacomodar los ya existentes, teniendo en cuenta la situación financiera que atraviesan las empresas de transporte público.

Junto con una nueva flexibilización horaria del sector comercial en la ciudad, luego del regreso a fase 4 de la emergencia sanitaria, se generaron inquietudes en propietarios y empleados. El planteo principal es que "al no haber una regulación" que estipule el mismo horario de apertura y cierre de los locales, queda en cada comerciante la decisión de estipular su propia jornada laboral que se vio modificada de manera importante en tiempos de pandemia, a la par del cambio de hábitos en el consumo.

Pero además, se suma el servicio de colectivos que sigue siendo acotado en cuanto a la línea interurbana que y deja a muchos sin la posibilidad de regresar a las localidades a través del transporte público de pasajeros, una situación que ya estaría siendo analizada en el Municipio.

Ambas preocupaciones fueron planteadas por distintos comerciantes y también empleados de comercio en las últimas horas, sobre en todo en torno a los colectivos que son interurbanos que unen a Olavarría con las localidades.

La intención sería no sumar servicios de colectivos, sino reacomodar los existentes teniendo en cuenta la situación financiera que atraviesan las empresas de transporte público de pasajeros, según explicó a EL POPULAR el secretario de Gobierno, Hilario Galli.

Dijo que esta cuestión horaria será contemplada en el Decreto que emitirá el Ejecutivo pero que de todas formas para cualquier cambio esperan la Resolución provincial que ubique a Olavarría en una nueva fase que pasará de aislamiento a distanciamiento social, algo que todavía no sucedió. "Esta Resolución nos permitirá saber qué actividades están permitidas y cuáles no".

La dueña de un negocio que vive en Sierra Chica no sabe cómo volver porque el último colectivo interurbano sale de la ciudad a las 18. Y una empleada del sector que vive en Loma Negra planteó a este Diario que se complica mucho trabajar con un servicio de transporte público más acotado que el habitual. Trabaja en Olavarría, pero si extienden el horario de trabajo no podría regresar después de las 18.

Las inquietudes que giran en torno a este problema son varias y comenzaron a visibilizarse luego de la nueva extensión horaria que habilitó el municipio, junto con una reducción de casos por Covid en la ciudad y de un avance de fase que dio el OK para el reinicio de actividades que en su momento debieron retroceder.

De acuerdo a los horarios suministrados a EL POPULAR por la empresa de la línea interurbana de colectivos Ola Bus, de Olavarría hacia todas las localidades el último servicio es a las 18, tanto para volver a Loma Negra, Sierras Bayas, Hinojo o Sierra Chica. Mientras que no se ha podido acceder a los nuevos horarios y frecuencias de Tu Bus (el transporte urbano), aunque desde el Municipio explicaron que uno de los recorridos habituales es siempre es una hora más a partir del cierre de la actividad comercial, situación que ya está normalizada.

Frecuencia reducida

Hay otro problema, esta vez planteado desde las empresas de colectivos que se muestran preocupados por una compleja situación económica que atraviesa el sector. De hecho, ya se analizan medidas a nivel nacional y esta semana la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) advirtió que "la crítica situación económico-financiera que enfrentan las empresas de colectivos del interior puede llegar a ocasionar "la interrupción de servicios", una medida que se prevé para el 1 de enero.

Consultado respecto a esta situación, el secretario de Gobierno local Hilario Galli sostuvo a este Diario que las empresas están "complicadísimas".

Detalló que cuentan con dos ingresos: uno proveniente de los subsidios que reciben y el otro de la venta de boletos. "En condiciones normales el ingreso total de las empresas se compone mitad y mitad, pero hoy la recaudación de ese 50% que viene de la mano del boleto se achicó en un 80%. Anda muy poca gente, es otra la circulación. Los adultos mayores prácticamente no suben a un colectivo como lo hacían antes, tampoco están los estudiantes. Entonces hay mucha menos gente".

En este contexto, lo que analizarían es "encontrar un término medio. Por ahí en vez de sumar frecuencia se podría reacomodar para que por lo menos sí esté contemplado el horario comercial", adelantó el funcionario municipal.

Dijo, además, que "hay que entender al usuario pero también a la empresa que vienen con subsidios congelados. De buenas a primeras, las empresas se quedaron sin el 90% de la recaudación en plena cuarentena. En el inicio de la pandemia el corte de boleto había bajado un 97% y hoy no alcanza para cubrir costos.

A nivel nacional, el reclamo de las empresas de micros pasaría principalmente por la disparidad en subsidios para el AMBA que tuvo un incremento respecto del interior, donde el fondo compensador "se mantiene prácticamente congelado".

La realidad de las empresas de colectivos en Olavarría es igual a todas, según adelantaron desde las dos firmas (urbana e interurbana) que trabajan en la ciudad.

Sin acceso a programas de emergencia como los ATP bajo el argumento de que ya reciben subsidios estatales, con una caída en la cantidad de pasajeros en muchos casos debieron recurrir a una disminución de la frecuencia en los recorridos; por lo que extender el horario ahora no sería algo que analizan hasta tanto no cambie el panorama financiero.

Inquietudes

Desde esta semana, los comercios no esenciales podrán abrir hasta las 20, anunció el Ejecutivo junto con la habilitación de bares y restaurantes para trabajar con el 50% de su capacidad.

La decisión fue celebrada nuevamente por la Cámara Empresaria de Olavarría que ve con buenos ojos la posibilidad de darle libertad horaria al sector. Mientras que desde la agrupación de Comerciantes Unidos el tema es complicado, más allá del horario lo que piden es que haya uniformidad.

Lo cierto es que hay muchos comercios que continúan haciendo un trabajo de corrido, mientras que otros optaron por cerrar al mediodía y volver a abrir por la tarde. El problema que se planteó, entonces, es que esta disparidad horaria complica al consumidor. "Pasa en ocasiones que la gente va a un horario determinado a hacer sus compras y se encuentra con el negocio cerrado", apuntan propietarios de comercios consultados.

La presidenta de Comerciantes Unidos, Pamela Videla, explicó que "el tema está muy complicado y hemos debatido al respecto porque no todos los comercios quieren hacer el mismo horario y el hecho de no tener una regulación concreta hace que pasen estas cosas".

Planteó que hay comerciantes que "defienden la postura de libertad horaria y eso es válido, pero hay muchos otros que siguen trabajando de corrido. No hay uniformidad y esta situación es peor que antes de la pandemia. Lo que termina sucediendo es que se genera un conflicto en la gente que no sabe a qué hora salir a realizar compras".

En este sentido, aconsejó que antes de salir "los vecinos consulten los horarios de cada comercio en las redes sociales o llamen por teléfono porque se pueden encontrar con que el negocio está cerrado".

Desde la agrupación "no queremos perjudicar al sector, todo lo contrario", plantearon. Pero las inquietudes están sobre la mesa, la falta de uniformidad en la metodología de trabajo sumado a la falta de extensión horaria en el transporte público son parte de la problemática que se vive por estos días.