13.11 | Policiales 

Secreto de sumario en la causa por lavado

La causa es instruida por el Juzgado Federal Nº 2 de Azul, a cargo del juez Martín Bava, y la Secretaría Nº 3 de esa dependencia, que coordina la doctora María Julia D'Aloisio.

La investigación por lavado de activos, en la que fueron imputados varios olavarrienses, se instruye bajo la figura de "secreto de sumario", de acuerdo a lo que fuentes oficiales indicaron ayer a EL POPULAR, por lo que decidieron no brindar mayores datos de la causa.

Fue el martes pasado que se realizaron diversos procedimientos en distintos sectores de la ciudad, y además del secuestro de pertenencias se logró la detención de dos de las personas investigadas por integrar una organización que realizaba lavado de dinero a través de la compra de inmuebles.

La causa es instruida por el Juzgado Federal Nº 2 de Azul, a cargo del juez Martín Bava, y la Secretaría Nº 3 de esa dependencia, que coordina la doctora María Julia D'Aloisio.

En los allanamientos del pasado martes fueron detenidos Sandro Ciarpella, propietario de la Inmobiliaria que lleva su nombre, y donde en otras ocasiones se habían realizado ya diversos procedimientos.

Tal es así que en el marco de la causa de la que se desprendió esta investigación hicieron un allanamiento en la oficina de Moreno al 3100 donde secuestraron varios talonarios con facturas y remitos, documentación correspondiente a otros imputados, una camioneta y otros elementos.

Por otra parte, el martes también quedó detenida Nicole Hernández, una empleada del Servicio Penitenciario Bonaerense quien además es pareja de Pablo Cairo. Este último fue capturado en noviembre de 2018, junto a su hermano Marcos Cairo, al ser investigados por ser los cabecillas de esta organización que además se dedicaba a la comercialización de estupefacientes.

En tanto, se conoció ayer que se hicieron procedimiento en una empresa de transporte con sede en el Parque Industrial Olavarría donde secuestraron documentaciones y computadoras.

En estos procedimientos se desempeñaron agentes de la Policía Federal Argentina (PFA), la Unidad de Investigaciones de Activos Ilegales de la Policía de la provincia de Buenos Aires, y el Grupo de Avanzada local de Drogas Ilícitas.