18.11 | Información General 

Una entidad con mucha historia

Carlos Bianchi es un dirigente histórico, con 76 años dice que "hace unos 50 que soy dirigente gremial empresario" y este año fue nombrado presidente honorario de la Agrupación de Almaceneros, Minoristas y Autoservicistas de Olavarría, en la sede de la Cámara Empresaria.

Su actividad estuvo vinculada siempre con este sector y desde hace más de tres décadas integra el consejo directivo de FEBA (Federación de Entidades Autoservicistas, Almaceneros, Supermercadistas y Polirrubros de la Provincia de Buenos Aires) que hoy adhiere a la celebración de este nuevo aniversario de la Cámara Empresaria de Olavarría.

Bianchi rememora la historia de esta entidad que comenzó a dar sus primeros pasos hace casi cien años. Se remonta incluso al reconocimiento por parte del gobierno de la Provincia de Buenos Aires de la fundación de nuestra ciudad en 1867, cuando Olavarría contaba con alrededor de 1.000 habitantes. Desde ese momento "comenzaron a radicarse importantes inversionistas de la región para explotar la crianza de animales y la agricultura" a quienes fueron sumándose luego comerciantes, agentes consulares, curas y vecinos que crearon distintas instituciones sociales, culturales y económicas.

Luego, el impulso de los ferrocarriles y más tarde la cementera Loma Negra marcó la apertura de numerosos comercios y establecimientos de distintos rubros. "Comerciantes junto con pequeños y medianos industriales unieron esfuerzos en un mismo anhelo de defensa de los derechos e intereses que les eran propios".

Olavarría contaba con unos 8 mil habitantes y "estas ideas se fueron difundiendo por el pueblo y sus alrededores". Eran años de mucha actividad comercial, se constituyeron nuevas empresas para la construcción de viviendas y esto contribuyó al comercio y la industria".

En este contexto se formó lo que se llamó el Centro Comercial e Industrial de Olavarría y su primera comisión directiva data del 18 de noviembre de 1921, bajo la presidencia de Angel de Vega.

Desde entonces, la Cámara "fue una institución muy progresista que agrupaba a todo el sector económico. Con el tiempo los industriales se independizaron y eso estuvo muy bien porque abordan sus propios temas y problemáticas que son específicos de su sector".

A lo largo de la historia, "la entidad ha cumplido una función muy importante. Tiene sus representantes en todas las entidades provinciales", expone Carlos Bianchi.

En los datos históricos que aporta, figura que en el 1941 la Cámara dio un paso decisivo en la consolidación de sus finanzas y formó el patrimonio con la adquisición de la propiedad en Moreno 876, mediante una operación y un empréstito solicitado por un grupo de asociados, que se saldó con la venta de un terreno que la entidad poseía en Necochea y Lamadrid. El edificio actual de Belgrano y España fue adquirido en 1975.

En sus 99 años de historia pasaron por la entidad figuras trascendentales que fueron pioneras en crear la institución, con el acompañamiento de los socios en sus diferentes etapas, quienes brindaron su apoyo económico y confianza para lograr objetivos y demandas, teniendo en cuenta siempre acompañar el crecimiento de la ciudad.

"Nuestro objetivo fue y es garantizar el crecimiento y la generación de nuevas fuentes de trabajo, contribuyendo y afirmando conductas y políticas que den posibilidades de superación de la inversión privada aportando a nuestros socios iniciativas en defensa legítima de sus intereses", expone Carlos Bianchi.