29.11.2020 | Información General 

"No menos de 6 llamados por noche por reuniones sociales"

Daniel Manuel, director del Centro de Monitoreo local, expuso de qué manera se trabaja desde el Municipio para desalentar las reuniones sociales.

En un momento donde debido a la importante circulación en parque públicos y en horarios nocturnos se hace evidente el cansancio de los vecinos debido al prolongado aislamiento, se vuelven vitales los controles para mantener la tendencia de los casos en baja. Daniel Manuel, director del Centro de Monitoreo local, expuso de qué manera se trabaja desde el Municipio para desalentar las reuniones sociales.

"Hay un promedio de no menos de 6 llamados por noche por reuniones sociales o fiestas clandestinas, que esto es canalizado por Ojos en alerta, y son 16 llamados en total por diversas cuestiones, como ruidos molestos, violencia de género y otras cuestiones que son comunes en la noche. Las llamadas se reciben a Ojos en alerta o a los números fijos del Municipio", declaró el funcionario. "Se procede yendo al lugar con los móviles nuestros, los de Control Urbano y los dos de Ojos en alerta, y nos apersonamos con los inspectores de Control Urbano".

Por lo general, cuando se denuncia una reunión "muchas veces no atienden. Nadie atiende en las casas particulares, donde se están haciendo las reuniones y lo que hacemos en esos casos es labrar un acta de constatación". En cambio, "si atienden se los intima a abandonar la fiesta y generalmente se les hace el acta de infracción. También trabajan en estas cuestiones el personal del CPO en los lugares conflictivos, es donde tienen que pedir apoyo con distintos móviles porque hay barrios donde la gente se pone violenta".

Según aclaró el director del Centro de Monitoreo, "también recibimos denuncias por violación de aislamiento pero algunas de esas denuncias resultan ser falsas o inconsistentes en la cantidad de datos que la persona que denuncia tiene que aportar; se está trabajando de esa manera".

Por otra parte, la actividad desplegada además incluye "los controles a los lugares nocturnos, en lo que son restaurantes, pizzerías, cervecerías. en estos lugares se les pide que estén bajo las normas de los protocolos que se establecieron, con el 50 por ciento de la capacidad del lugar destinada a la gente dentro y fuera, que los lugares estén ventilados, que estén adecuadas las normas de sanitización, que cierren en el horario que corresponde; hay un montón de cuestiones que van surgiendo en la noche y hemos labrado bastantes infracciones en ese sentido", sostuvo Daniel Manuel.