29.11.2020 | Información General Victoria Altavista, mujer trans, empleada municipal y dirigente del Sindicato de Municipales

"Ojalá Olavarría se llene de pibas trans trabajando y con derecho a una vivienda"

Desde Chesida y la Asamblea Disidente pidieron que el Ejecutivo no vete los artículos que fijan becas de capacitación. El Sindicato de Municipales se mostró dispuesto a "hacerse cargo de las becas".

Olavarría ya cuenta con una ordenanza que establece el cupo laboral trans en el Municipio y busca impulsar también la inclusión en el ámbito privado. La decisión se celebró en el recinto del Concejo Deliberante con aplausos de numerosos activistas que se habían presentado y que sumaron el apoyo del Sindicato de Trabajadores Municipales (STMO). Sin embargo, al cierre de la votación quedó en evidencia que el Ejecutivo se encamina a vetar el articulado que fija becas para quienes se anoten en el registro de aspirantes.


Esta novedad impactó en el público y, en un cuarto intermedio de la sesión, cuatro referentes de la comunidad LGTBIQ hablaron a los concejales de Juntos por el Cambio. En todos los casos, pidieron que no se veten los artículos aunque la representante del STMO, Victoria Altavista, informó que la entidad está dispuesta a "hacerse cargo de las becas". El titular del sindicato, José Stuppia, siguió atentamente la sesión y apoyó la exposición de la trabajadora.

Nosotros tenemos que rogar para que nos den una posibilidad de trabajo, una vivienda, el acceso a la salud.

"Algunos me conocen como Madame Lu. Yo antes sentí que simplemente con la imagen estaba militando, y me di cuenta que no, que había compañeras que la estaban pasando mal. Me tuve que acercar y seguir luchando para que hoy estemos peleando por un cupo laboral trans, o sea el derecho de trabajar" expresó la mujer trans quien se desempeña como empleada municipal y es dirigente del STMO. Reafirmó que "nosotros tenemos que rogar para que nos den una posibilidad de trabajo, una vivienda, el acceso a la salud. Entonces me parece que es el momento de ponerse en el lugar de todos los que estamos acá" les planteó a los concejales en referencia a los militantes y activistas.

Planteó la discriminación diaria que sufre en forma personal en la calle, y la discriminación estructural que afecta al colectivo. "Digamos basta, ya está. Ojalá Olavarría se llene de pibas trans trabajando y con derecho a una vivienda" deseó.

Además, adelantó que "de la asamblea directiva, hablando con el señor Stuppia nos vamos a hacer cargo de las becas de las compañeras". Cabe señalar que la ordenanza determinó que las becas serán de un monto equivalente a la Asignación Universal por Hijo, es decir unos 3.400 pesos mensuales, y que el otorgamiento será definido por la Dirección de Políticas de Género y el área de Recursos Humanos.

Diálogo

Carlos Rodríguez, del grupo Chesida, fue el primero en hablar en el recinto. "Puntualmente celebramos la iniciativa aunque actualmente estamos con gusto a poco" dijo en referencia al resultado de la votación de la ordenanza. Hizo un repaso por la trayectoria de la organización y de la normativa aprobada en los últimos años para beneficiar el acceso a la salud pública de la población LGTBIQ.

Tenemos muchas compañeras que ni siquiera salen a la luz del día por miedo a la discriminación y a la violencia

"Quiero invitarlos a que no veten estos artículos, que escuchen a las organizaciones. Al cupo laboral trans travesti no van a acceder los sectores medios o medios altos. Lo necesita una población que (lo dicen informes internacionales, nacionales y las organizaciones académicas) es un tema de derechos humanos hoy en el siglo XXI" subrayó.


Rodríguez reiteró su pedido, aclaró que los artículos rechazados por Juntos por el Cambio fueron propuestos por "las organizaciones en diálogo con las autoridades de las comisiones del HCD" y planteó "busquemos un espacio de diálogo y una manera de subsanarlo, cuál va a ser el lugar que va a tener este registro público de personas aspirantes al cupo laboral trans".

Más adelante remarcó que "no van a ser miles de personas que van a ir anotarse, ni le van a hacer sufrir al Municipio un costo en dinero muy abultado".

Lucha

La Asamblea Disidente se sumó al pedido de Carlos Rodríguez y consideró que la beca "es un incentivo simbólico, es una suma muy baja". Alex Herrera destacó que "este proyecto ha sido re contra debatido adentro de las organizaciones. Hemos tenido siempre el oído de la concejal Alicia Almada y tuvimos reuniones con la comisión de Género. Agradezco el tiempo de escucha".


Apuntó a que los activistas de cada agrupación "vamos a luchar por la implementación" del cupo laboral tal como se estableció en la ordenanza.

"Qué pena que les falte tanta empatía como la que logramos nosotras para sostener esta lucha

En su mensaje a los concejales, Herrera expresó: "quisiera transmitirles los relatos de cada compañera y compañero que sufrió violencia, discriminación, en el sistema público de salud, tenemos muchas compañeras que ni siquiera salen a la luz del día por miedo a la discriminación y a la violencia".

Por último, la artista Chicho Térez también habló a los concejales oficialistas en duros términos en referencia al posible veto parcial de la ordenanza: "como se nota cuando a algunas personas les interesa su propio bolsillo y su propio ombligo, como se nota que no se ponen en el lugar de aquelles que venimos todos los días hace tantos años pisando la calle, luchando por el derecho a la vivienda, a la salud y a la educación".


"Qué pena que les falte tanta empatía como la que logramos nosotras para sostener esta lucha" contrastó para cerrar con el pedido de que se aplique la legislación vigente para capacitar a los empleados municipales para recibir a los futuros trabajadores trans. "Necesitamos la real aplicación de la Ley Micaela para que el entorno esté capacitado para trabajar con personas trans y del colectivo disidente. Es necesario y urgente, así como la aplicación de la ESI" cerró Térez.