02.12.2020 | Información General 

José Nasello: "Es agraviante que tengamos estos aumentos" porque "con 19.400 pesos no podés vivir"

La suba del 5% propuesta por el Gobierno a cuenta del incremento de marzo "cayó muy mal", dijo José Nasello, presidente de la Federación de Centros de Jubilados y Pensionados de Olavarría, que nuclea a unos 25 mil adultos mayores.

El dirigente hace un balance institucional en este año de pandemia y admite que la expectativa es que llegue la vacuna "cuando antes" y además puedan a sus actividades y tertulias.

"Es agraviante que tengamos estos aumentos cuando sabés lo que vale una canasta básica. Hay que alimentarse y vestirse y los hijos ya no pueden ayudarnos. Siempre les he dado una mano y ahora me la tienen que dar ellos a mí. Con 19.400 pesos no podés vivir", sintetizó José Nasello, presidente de la Federación de Centros de Jubilados y Pensionados de Olavarría. Le cuesta creer que el Gobierno proponga una suba del 5% a cuenta del aumento de marzo de 2021, tal como lo establece el proyecto de nueva fórmula de movilidad que envió el Ejecutivo envió al Congreso.

La iniciativa estipula que dicho incremento regirá en diciembre, enero y febrero y será tomado a cuenta del que se aplique en marzo de 2021. Eso implica, por ejemplo, que si la nueva fórmula arroja para marzo un 13% de aumento, los 18 millones de jubilados y beneficiarios de las prestaciones sociales recibirán 8 puntos que equivaldría a una suba del 7,62%.

De ahí se desprende que el 5% no es más que un adelanto del aumento de marzo próximo y no una compensación por el deterioro que sufrieron las jubilaciones y demás prestaciones en los últimos meses de este año.

"Nos cayó muy mal la noticia, como ocurrió en todo el país. Venimos trabajando con el Gobierno anterior de (Mauricio) Macri, con Cristina (Fernández de Kirchner) y siempre tuvimos una relación con el PAMI y con ANSES. Todas las federaciones integramos el órgano consultivo y siempre fuimos de pedir un poco más", analizó con preocupación.

En 2020 los jubilados habrán recibido 3 aumentos trimestrales y no cuatro porque el de diciembre cuenta como un adelanto del de marzo de 2021. Ocurre algo similar a lo sucedido durante el Gobierno de Mauricio Macri en el empalme entre la nueva fórmula, de aumentos trimestrales, y la formula anterior, con incrementos semestrales, en marzo de 2018. Entonces no se aplicó el 14,5% que correspondía a los índices del segundo trimestre de 2017 sino el 5,71% que correspondía a las nuevas variables (70% inflación y 30% salarios) del tercer trimestre de 2017. El "empalme" se hizo retroactivo y provocó que los jubilados y demás prestaciones sociales cobraran en marzo de 2018 unos 8 puntos menos.

Ahora pasaría algo idéntico al pasar los aumentos de trimestral a semestral si se aprueba el proyecto oficial: en marzo cobrarán 5 puntos menos que el surgiría de la fórmula.

"Venimos colaborando"

"La única vez que hubo consenso fue cuando estuvo Sergio Massa en ANSES (entre 2002 y 2007) que consiguió la movilidad para los jubilados, lo digo con mayúscula y por fuera de los colores políticos. La conseguimos por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad", destacó el representante de los jubilados en Olavarría.

Desde ese momento, "no vimos mas nada, no se otorgó nada más y nos generó descontento que dijeran que nosotros colaboráramos. Siempre colaboramos: le dimos la pensión a mujer embarazada, a los mayores de edad sin aportes les dimos una jubilación, a las amas de casa y albañiles también. Venimos colaborando de hace mucho tiempo todos los jubilados, que somos más de 8 millones en el país", se quejó.

Olavarría cuenta con "más de 25 mil jubilados", indicó, tras insistir con que "siempre pusimos nuestro granito de arena y pudimos aguantar todo esto que hicieron por decreto, desde el Congreso o como fuera para poder poner estas jubilaciones y todo sale de la misma caja del Estado".

"No se puede vivir con esta jubilación. Los aumentos son muy malos. Hay que ir al almacén, la carnicería, la panadería, alimentarnos y vestirnos. Y los hijos ya no pueden ayudar más porque tienen su familia. Tengo 7 hijos y les he dado una mano y ahora ellos me tienen que dar una mano a mí. No es así, nos tienen que dar lo que corresponde. Con 19.400 no podemos vivir", se lamentó el dirigente.

No obstante, intentan canalizar los planteos y ser parte de las reuniones "a través de Zoom, con el jefe de ANSES para que se sepa en qué estamos y cómo es la situación teniendo en cuenta que somos 123 federaciones. Nos pasamos el parte después y ahora teneos pendiente una reunión con PAMI. La idea es saber qué han hecho con la plata", comentó.

Centros y vacuna

La crisis sanitaria puso en jaque a los adultos mayores pero, al mismo tiempo, afectó la vida institucional y el funcionamiento de los centros de jubilados. De hecho, de los 20 centros que había 7 cerraron por dificultades económicas o la falta de personería jurídica. "Estamos en contacto permanente pero seguimos cerrados por orden del Municipio y el PAMI. No podemos abrir por el riesgo sanitario y recibimos, gracias a Dios, cada 3 meses 15 mil pesos para pagar el gas, la luz y el agua porque esos gastos fijos están y es un drama no solo de Olavarría sino del país", expuso Nasello.

En la misma línea, el dirigente recordó que los centros tampoco tienen la entrega de la bolsa Pro Bienestar ya que " se abonan 530 por mes que se cobran cada 3 meses y alcanza para aceite, azúcar y yerba. Después se saco todo", cuestionó.

En ese punto, José Nasello insistió con el 5% de aumento a cuenta de marzo: "Vamos a cobrar 950 más, que es un kilo y medo de lomo aunque el jubilado come más puchero que lomo y está caro también. Ni hablar del jubilado que alquila".

Sin embargo, está convencido que la única vía de negociación es trabajar codo a codo. "Tenemos que ir por el diálogo. Ir a la central del PAMI. Y han pasado cantidad de personas por el PAMI pero el único que lo habilitó con 7 jubilados de directores fue (el ex Presidente) Eduardo Duhalde. Pero estuvieron 4 meses y les pegaron plumazo porque hay una caja que se tiene que tocar para otras cosas y los jubilados no podíamos mirar qué se hacía con la plata nuestra, lo mismo que con ANSES y con todo".

A todo este contexto se le suman los nueve meses de aislamiento: "Estamos muy tristes, mal. Se cerraron todos los talleres donde la gente se sentía contenida, de folclore, gimnasia, yoga, entretenimientos y fiestas o tertulias. Juntábamos 200 personas, por ejemplo, en el centro de Jubilados La Rosa Mística. Terminábamos a las 6 de la tarde y nos preguntaban, ¿cuándo hacemos otra?", contó con nostalgia Nasello.

Por eso, es que se encuentran "muy quebrados, con angustia por todo lo que nos ha pasado pero ya van a venir tiempos mejores. Esperemos que llegue la vacuna cuanto antes, vamos bien, estamos viendo buenas cosas como la cámara de frío en el Banco de Leche", observó Nasello.