03.12.2020 

Millones de años transformados en arte

Sierras Bayas ofrece maravillas a cada paso. Desde el suelo arcilloso hasta las piedras que gestan ese paisaje inigualable. Y hay quienes como Martín y su familia, que pueden generar proyectos como el de Bachas Mingo y llevar a diferentes hogares un trozo de historia en colores y texturas.

Muchas pymes cerraron en pandemia pero esta es la historia de una que nació en medio de esta situación. Se trata de un proyecto familiar que se inició por necesidad económica. Martín Bucciarelli junto a su hijo Franccesco y su compañera Lucía, miraron alrededor y después de cerrar su cervecería Caliza (de muchísimo éxito en la localidad), comenzó este emprendimiento de bachas artesanales con recursos minerales.

"La pandemia nos pegó duro y pensamos seguir un proyecto que nos brinde estabilidad económica , era la única opción. Nada ni nadie nos asegura el éxito. Pero fuimos para adelante sin dudar un minuto", comentó a El Popular.

Fue así como solicitaron al Municipio y a la Subsecretaría de Minería una pequeña asistencia para mecanizarse sin perder la parte artesanal, "basándonos principalmente en la seguridad y la salud". De todos modos no pudieron contar con ese aporte y esperan una respuesta favorable para poder incorporar más gente al proyecto y generar puestos de trabajo. "Ezequiel Galli se mostró muy interesado y si Dios quiere algo vamos a recibir", comentó. Al mismo tiempo desde la cartera de Minería a nivel provincial que dirige Federico Aguilera lo recibieron, "fui muy amablemente atendido por todo su equipo, ellos nos están brindando información para integrar el Plan Nacional de Minería Social. Nos sentimos muy contentos con esta luz que apareció y agradecemos la intención de la Subsecretaría por difundir y apoyar esta tradición minera y de picapedreros".

Al mismo tiempo expresó que "confiamos en que va a llegar y nos va a permitir crecer no solo como proyecto sino como pyme" y poder incorporar personas de ambos sexos a Bachas Mingo.

Picapedreros

El proyecto lleva el nombre "Mingo" por el abuelo paterno de Martín, que fue quien le enseñó el arte de trabajar en piedras y es el legado que le pudo dejar, "es un reconocimiento a su trayectoria como picapedrero y principalmente como abuelo". Los materiales que utiliza son piedras naturales que selecciona de diferentes canteras de Sierras Bayas. En principio las de Skay y Serjen que le posibilitan el acceso y selecciona de acuerdo a las tonalidades que le soliciten los clientes.

"Es muy difícil y especial a la vez", comentó sobre esta labor artesanal con un cacho de suelo en las manos, "es un material con mucha historia, estamos hablando de millones de años en estado virgen. Y nosotros le damos forma y vida", relató y sabe que eso perdura, "porque una vez terminada va estar muchísimos años más luciéndose en algún hogar de nuestro país".

La base del trabajo es la paciencia y el conocimiento sobre el material que se utiliza. "La piedra va emitiendo sonidos que suenan como alarmas. Y es ahí cuando se debe tener cuidado en los golpes". En ese proceso participa también Francesco, su hijo de 11 años, que está muy interesado en este arte y hace labores de tallado. Lucía, su compañera, participa en la recolección del material de trabajo.

Necesidad y satisfacción

Bachas Mingo no son solo bachas, son obras de arte que se utilizan como bachas de baño y bebederos para mascotas. Pero de ser necesario, hacen todo tipo de trabajos relacionados con el tallado sobre la roca natural.

"La repercusión es muy satisfactoria. Todos coinciden en que tenemos hermosas piedras en Sierras Bayas y la zona", comentó Martín que se siente muy conforme con lo que están logrando. Sus producciones viajan por todo el país, "tengo un cliente de Bahía Blanca que las comercializa en su local de sanitarios y le dice que le da lastima venderlas, que las pondría en un museo", ese es un comentario que le hacen reiteradas veces y que representa lo que es Bachas Mingo.

Para finalizar, el artista y emprendedor reconoció que "las grandes o pequeñas ideas surgen de las grandes o pequeñas necesidades. Nosotros siempre estamos emprendiendo, nosotros siempre vamos para delante sin quejas ni echando culpas. Eso nos mantiene unidos como familia y a salvo de todas las circunstancias adversas de la vida".