13.12.2020 | Policiales Advierten sobre distintas modalidades que utilizan los delincuentes para engañar a los vecinos

Alerta por más casos del cuento del tío: con la excusa del "corralito" robaron más de $ 150 mil

En una de las últimas estafas la víctima dio los datos de su cuenta bancaria por teléfono y le transfirieron el dinero. Desde la SubDelegación Departamental de Investigaciones Olavarría brindaron detalles de la modalidad delictiva con el propósito de que no haya más personas estafadas.

Una vez más los engaños bajo la modalidad "Cuento del tío" pusieron en alerta a las autoridades policiales de nuestra ciudad, quienes, como en otras oportunidades, difundieron las características de cómo actúan los delincuentes con el propósito de alertar a los vecinos de Olavarría. En los últimos días fueron denunciados al menos dos casos, donde las víctimas son personas que viven en el centro de la ciudad.

Desde la SubDelegación Departamental de Investigaciones Olavarría (SubDDI) emitieron un comunicado con el propósito de que sea difundido de manera "urgente" en pos de la "prevención de hechos bajo la modalidad Cuento del Tío atento a que en los últimos días se incrementaran las tentativas de realización de hechos bajo dicha modalidad".

Además de las tentativas, donde las víctimas lograron reconocer que quienes los llamaron intentaban estafarlos y cortaron la comunicación, se dieron al menos dos casos que fueron denunciados donde los vecinos entregaron dinero sin percatarse en ese momento de que el objetivo era robarles. Uno de los delitos ocurrió en los primeros días de esta semana, y tal como fue publicado en este Diario, una mujer de 87 años entregó a un delincuente que se acercó a su vivienda una suma de dinero cercana a los 17 mil pesos.

El jueves pasado se volvió a dar otro engaño de estas características. En esta oportunidad fue un hombre de unos 60 años quien recibió un llamado telefónico por una persona que logró embaucar al vecino con el que se había comunicado. De manera oficial se refirió que quien lo llamó le expresó que debía sacar el dinero que tenía en una entidad bancaria porque "se venía un corralito" como en el año 2001.

El damnificado creyó lo que la persona que lo llamó le decía y le brindó una serie de datos de su cuenta del banco. Con esta información en su poder, el delincuente logró ingresar a su cuenta y extrajo o transfirió más de 160 mil pesos que la víctima tenía. La denuncia fue radicada en la comisaría Primera, desde donde se iniciaron las investigaciones para dar con los ladrones, para lo que se cuenta con la colaboración de la SubDDI Olavarría.

En ambos casos las causas fueron iniciadas bajo la carátula de "estafa", con intervención de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 que coordina la fiscal María Paula Serrano.

Las modalidades

En el comunicado de la SubDDI Olavarría describieron una serie de modalidades que suelen usar los delincuentes con el propósito de robarle dinero a los vecinos, ya sea que tienen guardados en sus viviendas como de las cuentas bancarias.

La última tendencia "es la que consta de un llamado telefónico donde el interlocutor intenta hacerse pasar por algún familiar o allegado a la víctima y le refiere, con la excusa de que se viene un corralito como en 2001, que le haga entrega del dinero que posea (principalmente dólares) a un contador de su confianza que pasará a buscar los valores", se indicó.

Los autoridades policiales agregaron que "otras modalidades también conllevan que mediante engaño se les intenta hacer creer que un familiar cercano está siendo 'secuestrado o robado', amenazando con que atentarán contra su integridad física o su vida, y que esto ocurrirá si no se hace entrega de una suma dinero en forma inmediata, la cual exigen la víctima deje en determinado lugar habitualmente en inmediaciones del domicilio. Jugando con el nerviosismo de las víctimas lo que utilizan para seguir adelante con el ilícito".

Además se menciona que "también es utilizada la modalidad consistente en decir a la víctima que fue beneficiario del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o de algún tipo de ayuda económica por parte del estado. Estas personas suelen presentarse como representantes de una entidad bancaria, solicitando a la víctima que no corte la comunicación y se dirija a un cajero donde le dirán como concretar el recibo de dinero. Una vez allí mediante instrucciones engañosas conducen a la persona a realizar una transferencia bancaria a otra cuenta, o incluso solicitar préstamos a través de los datos bancarios obtenidos de la víctima".

"El procedimiento se desarrolla sin dejar que la víctima corte la comunicación telefónica", se agrega, situación que se repite en la mayoría de los casos donde ocurrieron engaños bajo la modalidad Cuento del Tío. Es característica la verborragia de quienes llaman por teléfono, que además logran sacarle datos a las víctimas casi sin que estas últimas se den cuenta, información clave como datos bancarios o la cantidad de dinero que tienen ahorrados, en moneda nacional o extrajera.

Tal es así que "en todas las modalidades los malvivientes solicitan a sus víctimas no corten la comunicación evitando de esta manera que puedan pensar o constatar la información que es totalmente falsa y con fines extorsivos".

Como en cada uno de estos casos, se recomienda y solicita a los vecinos no brindar ningún tipo de dato personal o bancario, cortar la comunicación y dar aviso al servicio de emergencias 911. Se aconseja también que en los casos de personas que vivan solas, se contacten también con sus familiares.