15.12.2020 | Información General 

CACHO, un lugar donde los choferes descansan cómodos

Las instalaciones están ubicadas en el predio de la fábrica y es un lugar donde los camioneros pueden descansar mientras aguardan el turno para cargar. Durante la pandemia el espacio no pudo ser utilizado en su totalidad.

El 15 de diciembre de 2010, precisamente en el Día del Trabajador Camionero, se concretó la inauguración del Centro de Atención al Chofer (CACHO), una inversión y un emprendimiento llevado a cabo por Cementos Avellaneda y que tiene instalaciones excelentes en el predio de la fábrica ubicada en el partido de Olavarría, donde los camioneros pueden descansar o alimentarse mientras esperan su turno para cargar en fábrica.

En 2015, para celebrar el primer año de CACHO, se realizó una pequeña muestra en la que estuvieron presentes distintas empresas fabricantes de camiones que mostraron sus modelos para trabajar en la ruta. También estuvieron presentes diferentes sectores vinculados al transporte de carga, por lo que finalmente se convirtió en una doble jornada que fue una verdadera fiesta (con charlas y un espacio de negocios) dedicada a la comunidad de transportistas de Olavarría y zonas aledañas.

El CACHO es un espacio especialmente acondicionado para ofrecer a los choferes una confortable alternativa de esparcimiento y descanso mientras aguardan su turno de despacho, contando con un lugar para comer, con vestuarios y también para esparcimiento, por lo que tiene todas las comodidades para que los trabajadores del camión puedan relajarse.

Eso sí, este 2020 la pandemia por el coronavirus hizo que estas instalaciones no sean utilizadas en su totalidad y tal como fue el objetivo de Cementos Avellaneda, pero están y se espera que tengan el normal funcionamiento de antes.