17.12.2020 | Información General El punto en debate es el transporte

Verano ATR: Olavarría tiene 9 sedes confirmadas

Habrá 144 grupos con 15 asistentes cada uno. La Provincia aportará el recurso docente y el Municipio gestionará los espejos de agua.

"Será un gran desafío, como un ensayo de esa vuelta a la presencialidad", después de un año sin clases presenciales, reconoció Julio Benítez, jefe distrital de Educación, mientras ajustan detalles y optimizan la logística para implementar el programa "Verano ATR".

La iniciativa es impulsada por la Dirección General de Cultura y Educación para "enseñar recreando", a partir de actividades que promuevan aprendizajes, el cuidado del cuerpo y la recreación. Es decir, son las Escuelas Abiertas de Veranos pero readaptadas a los tiempos del Covid.

Las actividades iniciarán el 4 de enero y se extenderán hasta el 29 de enero en más de 2.000 clubes y predios deportivos. La propuesta es organizada por la Provincia junto con los municipios, con el objetivo de promover la recreación, el cuidado del cuerpo y el desarrollo de aprendizajes relacionados con los contenidos priorizados para cada año.

Olavarría ya tiene 9 sedes confirmadas aunque la expectativa sería duplicarlas. El cupo es para 2.160 niños y adolescentes que distribuirán en 144 grupos de 15 asistentes cada uno. La Provincia aportará el recurso docente y el Municipio tiene a su cargo gestionar los espejos de agua.

El punto en debate es el transporte, dado que el Ejecutivo no lo habilitó para los clubes ni natatorios privados. Referentes de Educación y del área de Deportes municipal buscan resolver esta problemática que condicionaría el desarrollo de la propuesta.

Recrearse y aprender

Verano ATR está planteado como una continuidad del Programa de Acompañamiento a las Trayectorias y la Revinculación entre estudiantes y escuelas lanzado en octubre y tiene como destinatarios a más de 300.000 niños y jóvenes de los 135 distritos bonaerenses. Se llevará a cabo en predios cerrados al aire libre como clubes, centros deportivos y de recreación, con protocolos de cuidado y distanciamiento.

El programa se desarrollará en más de 2.000 sedes distribuidas en todo el territorio de la Provincia, gracias a un trabajo conjunto entre el Estado provincial y los municipios.

Además de las dinámicas deportivas y recreativas, se desarrollarán actividades enmarcadas en los contenidos priorizados para cada año escolar, según los siguientes ejes temáticos: Lengua y literatura, Ciencias, Matemática y robótica, Cuidado del cuerpo y salud, Deportes y actividades recreativas, Tecnología y Arte.

"Era bastante impensado tener a un verano con los chicos en el agua y es un gran desafío", señaló Juan Pablo Arouxet, coordinador distrital del Verano ATR en Olavarría.

Las actividades se realizarán de lunes a viernes durante tres horas diarias. En las sedes se organizarán grupos de hasta 15 integrantes que estarán a cargo de docentes y acompañantes pedagógicos del programa ATR. Los predios que posean piletas o natatorios, contarán también con guardavidas. Cada grupo dispondrá de un espacio de 120 metros cuadrados para asegurar el distanciamiento.

"Será una propuesta lúdico-recreativa pero también pedagógica. Tradicionalmente las Escuelas Abierta de Verano abordaron la propuesta desde la educación física y las artes, ahora es informática, robótica, matemática, en la misma línea de revinculación y de trabajar con esos aprendizajes que quedan pendientes después de un año de no presencialidad", explicó Julio Benítez, desde la Jefatura Distrital.

Sedes y transporte

El Gobierno bonaerense aportará el recurso humano y el Municipio tanto el transporte como las sedes. "Este año las sedes no serán las escuelas sino donde están los espejos de agua. Hoy tenemos confirmados 9", indicó a EL POPULAR Juan Arouxet. El programa hará base en La Máxima, el Club Racing, la pileta del Club Pueblo Nuevo, la Quinta Buglione, La Tradición, la pileta del Club Luján, además de Recalde, Espigas y Blanca Grande.

La distribución de la matrícula dependerá de la dimensión de cada espacio y las pautas de distanciamiento. Olavarría "tiene casi el mismo cupo que en años anteriores pero esta vez es complejo. Será de 2160 alumnos, en 144 grupos de 15 estudiantes y nos destinan 18 sedes pero solo confirmamos 9", precisó Arouxet.

El funcionario explicó que "hay sedes como el Parque Avellaneda que por vandalismo no se habilita o clubes como el de Hinojo, Sierra Chica y Sierras Bayas que por cuestiones sanitarias no habilitan o o hacen solo para socios. Y por el distanciamiento se achican los cupos".

Un punto a tener en cuenta y que hoy no está resuelto es el transporte. El Municipio no lo habilitó en el caso de los clubes y colonias privadas y esa sería lógica válida también en este caso.

"Tuvimos reuniones con la jefa regional y Juan Galli (Deportes) y Diego Robbiani (Desarrollo Humano y Calidad de Vida). Hay buena predisposición, estamos en permanente comunicación y las negociaciones van a seguir" en busca de resolver el traslado de los niños y adolescentes, planteó Julio Benítez.

Las inscripciones sí se realizarán en las escuelas o a través de los referentes del programa ATR. Sólo será para estudiantes del nivel primario y secundario, no está incluido el nivel Inicial.

El paso previo

El programa está pensando para dar continuidad a los estudiantes que no se vincularon y son parte del ATR con un total de 1680 alumnos en Olavarría. Pero "no excluye a los demás", aclaró Arouxet, dando cuenta que el cupo será de 2160 asistentes.

Habrá una pareja pedagógica integrada por un profesor de educación física y un docente de otra modalidad a cargo de dos grupos de 15 alumnos, mientras que se asignará un referente del ATR cada 4 grupos.

Se abordarán cinco aspectos: "revinculación, la ESI con políticas de cuidado, las prácticas acuáticas, la lectura y escritura y el entorno donde haya actividades", apuntó Juan Pablo Arouxet.

Que haya menos sedes que otros años es un condicionante. "No hay sede educativa sino lugares con espejo de agua en la zona urbana y en la rural. En localidades no tenemos espejo de agua confirmados todavía", explicó Benítez.

El referente de Educación asumió que "es un gran desafío adecuar todos lugares, ver el uso de espejo de agua, cuántos minutos estar y cuántas personas. Es toda una logística que se va a pensar, además de trabajar con protocolos".

La iniciativa constituye una prueba de fuego también: "servirá como refuerzo de la política de cuidado esto de recibir a un buen número de estudiantes en lugares que son predios cerrados en espacios abiertos. Será como un ensayo de esa vuelta a la presencialidad. Para el retorno vamos a depender mucho de la vacunación, pero vamos hacia la bimodalidad. Hay un deseo de volver, sin duda, pero condicionado por la situación epidemiológica", concluyó Julio Benítez.