28.12.2020 | Policiales 

Preventiva para tres delincuentes acusados por robos

Dos de los hombres fueron detenidos a fines de noviembre, y el restante a principios de junio. Los casos por los que son investigados van de asaltos a chacareros a fines del año pasado hasta el ataque a serenos de una cerealera, donde efectuaron disparos contra un policía.

La jueza de Garantías Fabiana San Román convirtió en prisión preventiva la detención de tres olavarrienses que son investigados por integrar la Banda de los Encapuchados, una organización que cometió diversos asaltos entre los últimos días del 2019 y los primeros meses de este año. Todos fueron alojados en la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica.

La resolución de la titular del Juzgado de Garantías Nº 1 de Olavarría se conoció a mediados de la semana pasada, y en el expediente la jueza San Román dispuso esta medida para Hugo Daniel Baumgertner, Fabio Ariel Baumgertner y Miguel Angel Rocha. Los tres hombres, dos de ellos primos entre sí, fueron imputados, entre otros delitos, por "asociación ilícita".

Los primos Baumgertner, ambos de 26 años, y Rocha, de 19, fueron procesados a través de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 que coordina la fiscal María Paula Serrano por una serie de ilícitos, entre los que se encuentra el asalto ocurrido a principios de junio pasado en una cerealera ubicada en avenida Pellegrini y calle 118. En ese lugar en horas de la noche una banda de ladrones sorprendió a los serenos, que estaban en una casilla, y tras amenazarlos con armas de fuego se apoderaron de dinero en efectivo.

Hugo Daniel Baumgertner fue capturado mientras huía, pero cuando intentó resistirse a ser aprehendido efectuó disparos contra un efectivo policial, aunque los proyectiles no llegaron a herir al agente. Desde ese entonces el joven de 26 años permanece detenido, y en ese momento fue imputado por los delitos de "robo doblemente agravado por su comisión en despoblado y en banda y por el uso de arma de fuego" y "homicidio doblemente agravado por ser la víctima funcionario policial y por el uso de arma de fuego en grado de tentativa" en concurso real entre sí.

Recién cuatro meses más tarde, a fines de noviembre pasado, el Juzgado de Garantías ordenó la detención de otros dos integrantes de la Banda de los Encapuchados, que también fueron imputados por participar de este asalto. En el caso de Fabio Ariel Baumgerter se lo acusó tanto de ser coautor del robo y del ataque a la policía, mientras que a Rocha se lo investiga por el asalto a los tres hombres y una mujer que se encontraban en ese silo.

Ambos jóvenes fueron capturados por agentes de la SubDDI el 23 de noviembre, y mientras Baumgertner fue detenido en una vivienda del barrio Belén, a Rocha lo demoraron en calle 11 y Roque Sáenz Peña. Pocos días después de su detención fueron trasladados a la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica, cárcel en la que quedó alojado en junio pasado el primero de los procesados.

Luego de la resolución de la jueza San Román los tres delincuentes seguirán el proceso encarcelados, en principio hasta que dé inicio el juicio por los delitos que se les endilgan. Fuentes vinculadas con las diversas causas indicaron a EL POPULAR que la investigación de la UFI 4 continúa, y no se descarta que en un futuro haya más personas imputadas por estos asaltos. Incluso a mediados de este mes se hicieron allanamientos en los que incautaron 8 armas de fuego y 90 municiones de distinto tipo y calibre.

Los primeros asaltos

Son varios los asaltos y robos violentos que ocurrieron entre 2019 y el corriente año y en los que se presume participaron los integrantes de esta organización delictiva. Voceros cercanos a la investigación mencionaron luego de que se concretaran las detenciones el mes pasado que la Banda de los Encapuchados era investigada por hacer cometido cerca de 10 delitos.

Mientras que Rocha sólo fue procesado por lo ocurrido en junio pasado y por integrar esta asociación ilícita, en el caso de los otros detenidos existe una abultada cantidad de delitos, que comenzaron a fines de julio del 2019. Tal es así que la fiscal Serrano amplió semanas atrás la imputación contra Hugo Daniel Baumgertner, quien hasta ese momento había sido acusado sólo por el asalto en la cerealera, y sumó la asociación ilícita y otros asaltos por los que también fue imputado su primo.

Entre los más resonantes, y que forman parte del expediente del Juzgado de Garantías Nº 1, se encuentran dos robos que ocurrieron el 23 de diciembre del año pasado en distintas zonas rurales de la ciudad, y que habrían sido los primeros asaltos cometidos por esta banda. Sin embargo, Fabio Ariel fue procesado también por la UFI 4 por un asalto en banda que sucedió el 22 de julio del año pasado.

Uno de los robos ocurridos a fines de 2019 fue en inmediaciones de la planta de Transba, con acceso por la ruta provincial 51, donde un hombre y sus dos hijos que estaban en una casilla fueron sorprendidos por delincuentes armados que se apoderaron de dinero en efectivo y teléfonos celulares.

Se trataba de los miembros de un equipo de chacra de Santa Fe que realizaba tareas en un campo, y fueron atacados en horas de la noche. Ese mismo día, con diferencia de pocas horas, ocurrió un asalto similar en un campo de jurisdicción del Partido de Azul, en cercanías de 16 de Julio, donde fueron seis las víctimas, oriundas de Olavarría y Azul, y eran también operadores de cosechadoras y tractoristas que trabajaban en un predio rural.

Mientras que Hugo Daniel fue vinculado a los dos asaltos, a Fabio Ariel Baumgertner se lo imputó sólo por el último. Por ambos casos las actuaciones fueron caratuladas como "robo doblemente agravado por su comisión en despoblado y en banda, y por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede ser tenida por acreditada".

En tanto, a Hugo Daniel Baumgertner también se lo procesó y le otorgaron la prisión preventiva por un asalto ocurrido a principios de febrero pasado en la localidad de Colonia Hinojo, cuando delincuentes ingresaron a una vivienda, maniataron a un matrimonio y se llevaron dinero en efectivo. Los ladrones huyeron en el vehículo de la familia, que fue abandonado en un camino vecinal cercano a la localidad serrana.

Según expusieron las autoridades policiales, el raid delictivo de esta banda, que operó de manera paralela a otra organización que cometió robos en otros puntos de la ciudad durante el verano pasado, culminó en junio pasado, cuando quedó detenido uno de los miembros y cabecillas de esta Banda de Encapuchados. Desde ese entonces se realizaron diversos allanamientos y procedimientos en distintos sectores de la ciudad, que permitieron dar con otros miembros de la organización.