30.12.2020 | Información General Luis Camera, uno médicos que asesora al presidente de la Nación

Fiestas y Covid: "Le tengo temor al after, a lo que viene después, no a la cena familiar"

Aplaude la llegada de las vacunas pero le preocupa la segunda ola de Covid-19. Hace hincapié en la responsabilidad social y advierte que es necesario evitar las concentraciones y descuidos porque el virus "ve gente ahí va". En diálogo con EL POPULAR Medios, el profesional con voz y voto a la hora de asesorar a la Presidencia de la Nación puso en palabras lo que le inquieta.

"El virus es coherente, los que no somos coherentes somos nosotros. El virus ve gente y ahí va. Nosotros nos exponemos, salimos de nuestros refugio y el virus nos contagia", analiza el doctor Luis Camera, el médico correntino que integra el equipo asesor del Presidente de la Nación Alberto Fernández. Aplaude la llegada de las vacunas, le preocupa el avance de la nueva cepa y vuelve a hacer eje en la responsabilidad social para atenuar el impacto de la segunda ola.

"El barbijo con suerte en Navidad lo vamos a dejar de usar", decía el jefe de Geriatría del Hospital Italiano en junio sin imaginar que terminaríamos el año sin haber ganado la pulseada. "Es una muy buena noticia, es el principio de ir solucionando el tema, que va a llegar un tiempo", reconoce con respecto al arribo de la vacuna Sputnik V a la Argentina, en diálogo con "Mejor de Mañana", que se emite por 98POP a través de EL POPULAR Medios.

Lo cierto es que con o sin vacuna, el país tendrá una segunda ola de coronavirus. La cantidad de casos, de pacientes internados en terapia intensiva y de fallecidos sí dependerá de la cobertura que se logre con la vacunación cuando los contagios suban a medida que se relajen los cuidados.

"Frenemos esta segunda ola, este segundo rebrote porque la gente se porta en forma inapropiada, con mucho descuido y una ola de contagios no es buena", enfatiza el doctor Camera. Al finalizar el 2020 imaginaba "tener una pandemia bastante apagada, dos meses tranquilos y vacunar a mucha gente pero ya se está complicando. No se terminó de apagar la pandemia cuando otra vez se avivó el fuego. A varios de nosotros nos tiene muy preocupados", reconoce el profesional, uno de los científicos argentinos con voz y voto a la hora de asesorar al presidente Alberto Fernández en esta pandemia.


El infectólogo tiene amplia experiencia en centros asistenciales e instituciones de formación académica. También fue secretario de la Sociedad Argentina de Medicina, miembro fundador de la Sociedad Argentina de Medicina Vascular y jefe del Programa de Medicina Geriátrica del Hospital Italiano.

Sin el abuelito

Las reuniones presenciales durante las fiestas y en víspera de Año Nuevo, en las que se encuentran familias y amigos, incluidas personas de otras ciudades o provincias suponen diferentes niveles de riesgo. La situación epidemiológica habilita a juntarnos en estas fiestas pero el riesgo de transmisión aún persiste. Es fundamental cuidar a las personas con factores de riesgo y mayores de 60 años porque todavía no se dispone de un tratamiento efectivo.

Es clave que las reuniones se den en el marco de la responsabilidad, cuidados y con números limitados de personas.

"A la cena familiar no le tengo tanto temor, porque (los asistentes) se controlan. Tengo temor al after, a lo que viene después, no a la cena familiar. A las 2 de la mañana los jóvenes se juntan y se van a otro lado, se pierde el control y ahí están los mayores problemas", explica Camera.

En el encuentro de la nochebuena "tengo al abuelito y lo voy a cuidar pero cuando el abuelito no está se pierde la línea de conducta y es una parte invisible excepto cuando surge una denuncia de un vecino, si no nadie lo ve", observa con inquietud el médico.

Autoridades y expertos en salud pública han manifestado su temor frente a las marchas que reúnen a miles de manifestantes por el riesgo de que se incrementen las posibilidades de nuevos casos de COVID-19.

"Son tremendas las manifestaciones de gente. Nadie se anima a decirlo porque puede ser políticamente criticable pero queda ahí en un magma pero ese magma de juntar 20 mil , 40 mil o 50 mil personas gritando es muy peligroso. A una fiesta van 100 personas, en una marcha puede hacer 40 mil. El volumen hace al compromiso que puede generar el virus ahí", advierte el profesional.

Frenar la segunda ola

"Vacunaríamos a los que más podemos tener problemas en caso de infectarnos y la población joven va a seguir sin vacunar por un buen tiempo. Hay ánimo de conseguir vacunas. En la mayoría de la población joven genera muy poco daño y no es imperioso frenar el contagio como en quien tiene una enfermedad o más de 60 años", indicar Camera.

En esta primera etapa se estará priorizado el personal de salud, con el énfasis puesto en las especialidades de mayor contacto y riesgo. "También va a pasar con las Fuerzas Armadas y la docencia el ánimo es que se vacune que no es prioritario pero a lo largo de los meses para tener mayor seguridad en la escolaridad que es lo que se quiere reconstruir lo mas rápido posible".

La Argentina aprobó el uso de la vacuna contra covid-19 de Pfizer-BioNTech, la primera en obtener el visto bueno de la autoridad estatal ANMAT pero aún falta un acuerdo de comercialización.

"Es una estructura novedosa porque no se trabaja sobre material biológico como las otras vacunas. Se genera un ARN del virus artificial que no está en la naturaleza y eso generó que digan que nos van a cambiar el código genético. Tonterías. Pzifer pidió mas garantías pero no estoy en esa mesa de negociaciones", aclara el médico.

En la misma línea, el profesional plantea que como "tiene muchos requerimientos en todo el mundo, que están comprando en forma masiva, eso es lo más importante. Los países centrales han comprado casi todas las vacunas. La que más sale es la primera que se aprobó y acá entran las leyes del mercado, mas allá que leyes jurídicas".

De todas maneras, y parafraseando a Bill Gates, observa que "las vacunas tienen que ser para las personas que más lo necesiten y no para los países con mayor poder económico. Clarísimo. ¿Hace falta decir algo más?"

Por eso, en este contexto, el doctor Luis Camera asume que es fundamental "convencer a la población como comunicadores, que frenemos esta segunda ola, el segundo rebrote porque la gente se porta en forma inapropiada, con mucho descuido y una ola de contagios no es buena. Hace un mes que advierto de los cuidados porque las movilizaciones de gente en Buenos Aires y el Conurbano, del color que sean y por más que estén justificadas, el virus no discrimina".

La nueva cepa del Covid-19 es un "dato poco alentador. En la otra variante una persona contagia a 2 o 3 pero en esta nueva contagia a 4. La proyección de contagio es muy alta. Se cerró toda Europa; el Reino Unido está aislado. No es mas letal pero al contagiar más genera más fallecidos. Generalmente, cuando se ponen mas contagiosas tienden a ser mas benignas pero si contagia el doble de personas va a matar a más", advierte el médico.

Esa nueva cepa "aún no está en Argentina. Hay un estudio de vigilancia. Hay cepas en Sudáfrica y Brasil pero aparecieron por diferentes caminos metabólicos".

Finalmente, el profesional puso en valor que "el virus es coherente los que no somos coherentes somos nosotros. el virus ve gente y ahí va. Nosotros nos exponemos" por lo que es fundamental no relajar las conductas y seguir "cuidándonos".