31.12.2020 | Información General SEPTIEMBRE. Cuarentena, pymes, fallecimientos y aumento de contagios

Medio año de pandemia, con una situación complicada y cansancio del personal de Salud

Las pymes industriales y los comercios luchan para seguir en pie mientras la pandemia se instala en la ciudad. El Estado todavía provee una parte de los sueldos y el Municipio insiste con el cuidado y el cumplimiento del protocolo. Los concejales fijan controles para los geriátricos locales.

Ya han pasado seis meses, ¡medio año! encerrados por la pandemia. El gobierno empezó con una cuarentena estricta y se creyó que sería por quince o veinte días, nada más, pero los olavarrienses ya se conocen de memoria todos los recovecos de la casa. De tanto estar encerrados, a los seis meses de encierro ya se olvidaron de la libertad.

Desde el Estado buscan contener a la gente pero no alcanza. Los comercios no saben qué hacer para sortear esta difícil situación. Las pymes languidecen y la gente ya se olvidó del trabajo.

Es la sociedad aburridamente ideal. No se trabaja y es el Estado el que provée. En ese momento, la Unión Industrial de Olavarría analiza la situación y no saben para qué lado van a disparar, como se suele decir.

El presidente de la UIO, César Longo, acompañado por Sergio Corso, Mauro Vecchio, Marianela Dal Molin y Vanesa Andreis coinciden en que "toda crisis genera oportunidades".

Sergio Corso expuso que "los primeros días fue un parate en todos los ámbitos. Salvo actividades muy esenciales, como puede ser alimentos o salud. Fue en los primeros días, hasta que se fueron definiendo líneas de trabajo. Particularmente en la ciudad el hecho de que las grandes industrias hayan tenido que parar fue algo histórico, en la ciudad y en el país entero. Eso fue determinante porque todas las actividad que están vinculadas directa o indirectamente estaban paralizadas".

Sin embargo, Corso explicó que "en menos de treinta días se generó un montón de trabajo. La verdad es que ha habido una línea de trabajo interesante porque en todos los ámbitos se ha hecho una gran tarea para generar protocolos de trabajo y demás que permitió que fuera reactivando. Obviamente, cuando las grandes industrias empezaron a normalizar, o a entrar en esta nueva normalidad porque no es lo mismo que antes, empezaron a arrastrar al resto de las actividades. Pero hoy por hoy hay un nivel de actividad medio, todavía hay sectores que están totalmente castigados, como puede ser todo el tema de turismo, hotelería, gastronomía y demás, que no hay que olvidarnos. Pero el resto de las actividades estarían yendo a un lugar de nueva normalidad y las proyecciones a priori son positivas. Las proyecciones con lo que se va escuchando respecto de la ciudad de Olavarría, que está muy vinculada a lo que tiene que ver con la obras de construcción".

Hablan de los protocolos sanitarios y de como se fueron adaptando, pero que se debieron adaptar, fundamentalmente para seguir alimentando lo que se podía en la producción.

Sin embargo, y dentro de este año atípico, el nivel de reactivación fue muy bajo y que la situación es muy complicada", añadieron.

Situación complicada

Septiembre, medio año encerrados y el pico de casos no se detiene, en la ciudad se registraron 203 infectados en los últimos 6 días. Ayer hubo que lamentar un nuevo fallecimiento a causa de la pandemia, decía el diario. La multiplicación de contagios es marcada: la semana pasado se habían confirmado 118 casos positivos y existen 181 casos activos en la ciudad.

El secretario de Salud, Germán Caputo analizaba la situación y exponía el "cansancio" del personal de Salud. Mientras desde el Área de Salud esperaban que el elevado pico de casos de esa semana comenzara a amesetarse, tras lo cual puntualizaba que había una nueva víctima en la ciudad y el número de fallecidos a causa de la enfermedad a 21. De esa manera, septiembre asomaba como el mes más luctuoso desde el inicio de la pandemia, con 11 fallecimientos.

Caputo decía que el aumento de casos se debía a la tendencia del interior bonaerense. La ocupación de camas se encontraba "estabilizada" expresaba Caputo, y completaba el informe al decir que se habían registrado 23 casos sospechosos y al consultar las estadísticas se advierte que no se registraban menos de 30 casos sospechosos desde el día 30 de agosto.

Frente al Día del Estudiante "repetimos lo de siempre. No nos podemos juntar, eso es algo complicado. Realmente es un año raro para los egresados porque es un poco triste el año que han tenido que vivir pero todos hemos vivido un año raro y es un Día de la Primavera que va a ser diferente", recomendaba el doctor Caputo.

Y recordaba el cumplimiento de todo el protocolo que nos permitiría juntarse con los afectos más estrechos, aunque la ciudad lamentaba un nuevo fallecimiento.

Geriátricos

El Concejo Deliberante sesionaba una vez más y trataba el protoco para los geriátricos. El eseverrismo había presentado un proyecto para que el Ejecutivo respondiera dos pedidos de informes aprobados con anterioridad, uno de ellos se había votado el 28 de mayo donde se pidió información sobre "el relevamiento de geriátricos y medidas de precaución sobre Covid-19" y otro acerca de las "infracciones labradas por el Ejecutivo Municipal durante el Aislamiento Social" que se aprobó el 27 de agosto.

La nota de respuesta, fue recibida por un concejal oficialista a través de la aplicación Whatsapp, enviada desde el Ejecutivo. Con este ingreso, De Bellis decidió "retirar el proyecto" del tratamiento "porque a primera vista hay alguna respuesta que me genera cierta duda sobre cómo se está aplicando la ley" dijo en referencia a los controles sobre estos establecimientos.

El informe que llevaba la firma del secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida, Diego Robbiani, exponía que hay un solo geriátrico habilitado formalmente por el Ministerio de Salud provincial e informado al Municipio: "correspondiente a Las Damas Vicentinas". Se aclaraba además que en otro punto "el Municipio no cuenta con facultades para expedir permisos municipales para el funcionamiento de los geriátricos, residencias u hogares. Dicha facultad le corresponde exclusivamente al Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires".

En cuanto a los controles, el Municipio daba cuenta de que no asumía tal responsabilidad. "La ley 14.263 dispone que los establecimientos geriátricos serán inspeccionados (...) por el Ministerio de Salud de la provincia" se informa.

La concejal De Bellis contrapuso al respecto que "la ley establece responsabilidades de control que el Municipio no reconoce expresamente". Con esta disidencia en cuanto a la interpretación de la normativo, señaló que "lo más atinado sería reformular el proyecto". Pidió que su propuesta vuelva a la comisión de Legislación con la respuesta del Ejecutivo como anexo y la votación había sido unánime.