10.01 | Política Santilli, vicejefe de Gobierno de CABA

"Lo electoral lo dejo para más adelante, hoy hay que poner en marcha el país"

El dirigente del Pro brindó una entrevista a EL POPULAR. Se mostró enfocado en la gestión y dijo que Ezequiel Galli "está haciendo un muy buen trabajo". Consideró secundarias las cuestiones electorales y afirmó que fue una "sorpresa" que su nombre aparezca en una encuesta sobre "imagen" en territorio bonaerense.

Josefina Bargas

@JosefinaB

[email protected]ar

Por estos días Diego Santilli está al frente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: Horacio Rodríguez Larreta dio positivo de Covid y está aislado. En la mañana de ayer salió con la difusión de las nuevas medidas de restricción tras el decreto nacional y, en ese marco, atendió a EL POPULAR. El dirigente del Pro y de Juntos por el Cambio, que no podrá renovar mandato en 2023, se mostró enfocado en la gestión y consideró secundarias las cuestiones electorales. Tuvo palabras elogiosas para Ezequiel Galli y afirmó que fue una "sorpresa" que su nombre aparezca en una encuesta sobre "imagen" en territorio bonaerense.

"La primera decisión que tomamos en la Ciudad de Buenos Aires es no restringir la circulación" subrayó para comentar que se dispuso reducir el límite de las reuniones sociales a 10 personas en espacios abiertos y cerrados (era hasta 20) y el cierre comercial de 1 a 6 de la mañana. "Es decir, permitirle a las actividades culturales, recreativas, gastronomía, bares, teatros, parques, que su finalización sea a la 1 de la mañana. Eso lo trabajamos con todas las cámaras para lograr que en el año difícil que han tenido los comerciantes puedan tener actividad" explicó.

Esto se combinó con: "multiplicamos la estrategia sanitaria nuestra cuyo primer pilar es rastreo, testeo y aislamiento. Empezamos a triplicar la cantidad de testeos que tenía la Ciudad de Buenos Aires. En un mes pasamos de 5 mil testeos diarios a 15 mil, nos llevó a 1,8 millón de testeos en lo que va de la pandemia. Y a testear a todos los que vengan de turismo, a las personas que salen a hacer turismo y vuelven -después comenzaremos con la vacunación-, y apelar a la responsabilidad de los ciudadanos" enfatizó Santilli.

-Esta situación epidemiológica, ¿cambia el objetivo que han expresado tanto Rodríguez Larreta como vos del retorno a las clases presenciales?

-No, para nosotros no cambia. La educación es una prioridad. Ha sido un año muy duro para los chicos y chicas, para los docentes, para los papás y mamás. Nuestro objetivo es volver a las clases en febrero, por supuesto con todos los cuidados, protocolos, burbujas que tengamos que realizar. Y de hecho el 4 de enero iniciamos la escuela de verano, con 19.100 chicos y chicas inscriptos, funcionando en 100 escuelas de la Ciudad donde fortalecen contenidos y hacen actividades recreativas que funcionan muy bien. Y también habilitamos las colonias de verano, se inscribieron 15 mil chicos entre 4 y 12 años.

-Otra de las novedades de 2020 fue esta decisión del Presidente de quitar coparticipación a CABA y traspasarla a la Provincia. La respuesta del Gobierno de la Ciudad fue muy contundente. ¿Qué esperan que pase en la Corte y cómo están hoy las relaciones con Nación y Provincia?

-Por un lado, defender a los argentinos que viven y vienen a desarrollar sus actividades en la ciudad es central para Horacio y para el que te habla. La Ciudad de Buenos Aires tiene 3 millones de habitantes, pero cuando uno lo mira por la cotidianidad la ciudad tiene 7 millones. Es decir, que todos los días, un día normal, entran 4 millones de personas. Uno tiene que tener esa mirada. La diferencia la vamos a resolver en la Corte Suprema, como lo hemos planteado desde que sancionaron el decreto y la ley. A partir de allí estamos discutiendo eso en la Corte. Eso no quita que nosotros el miércoles 30 estábamos en Olivos trabajando con el Presidente en términos de pandemia y de cotidianidad, de lo que la Argentina nos requiere. Por supuesto que tenemos diferencias y pensamientos distintos, pero eso no invalida que nosotros tengamos que seguir trabajando en conjunto. También trabajando con los intendentes, como hacemos con Ezequiel en Olavarría, en términos de visiones, propuestas, ideas, información, seguridad. Los temas que a los argentinos nos ocupan y preocupan.

-¿Por qué trabaja CABA con los intendentes bonaerenses?

-Primero porque la General Paz y el Riachuelo no separan lo que la gente une. Cuando la gente decide ir a un hospital de la ciudad de Buenos Aires -50% de la atenciones ambulatorias en los hospitales públicos en la Ciudad son de vecinos de provincia-, entonces no podés separar ni dividir. Las escuelas también tienen matrícula con chicos de provincia. Es general y hay que trabajarlo en conjunto. Y después para intercambiar ideas. Yo con Jorge Macri, Jorge acaba de instalar unos mecanismos de seguridad que a nosotros nos sirven mucho sobre todo en las áreas turísticas. Intercambiamos con Jorge, con (Néstor) Grindetti, con Ezequiel, muchos temas importantes que podamos cruzarnos. Por ejemplo, la seguridad que tenemos sistemas muy avanzados y hemos hecho trabajos muy profundos, la Ciudad ha reducido todos sus delitos. Buenos Aires se convirtió en la segunda capital de todo el continente americano con menos homicidios. Los delitos bajaron sustancialmente, el año pasado fue el mejor de los últimos 25 años. No significa que no hay delitos, pero el intercambio de información de trabajo sirve para ser mejores. En definitiva queremos vivir en una sociedad mejor, queremos que nuestros hijos estudien, que tengan futuro y que le vaya bien a cada habitante de nuestro país.

-¿Qué opinión tenés de Ezequiel Galli y dentro de Juntos por el Cambio qué rol le ves?

-Yo veo que está haciendo un muy buen trabajo. Está metido, que se ocupa de la gente, que se preocupa, tiene ideas, tiene propuestas, tiene actitud. Y el futuro depende de cada uno, de dónde se vea y se sienta mejor, y sobre todo del trabajo que hagamos todos los días porque la gente define el futuro de cualquier dirigente. El trabajo cotidiano es el que va a marcar el norte de dónde estaremos en los próximos años cuando terminemos nuestros mandatos.

-Respecto de este año electoral, ¿pensás terminar el mandato o considerás alguna postulación?

-Tengo la cabeza puesta en la gestión de todos los días. Estamos viviendo un rebote, de 350 casos por día a 940 por día. No tengo posibilidad de tener en mi cabeza un pensamiento electoral más que salir lo más rápido posible. Rastrear, testear, evitar mayores contagios, salvar vidas, vacunar y después pensaremos más adelante en el año electoral. Hay gente que ha sufrido mucho, hay gente que ha perdido sus seres queridos, hay gente que perdido su trabajo, hay gente que ha perdido su comercio. A fin de año escribí una notita que decía "la vacuna también lo es la educación, el trabajo y la seguridad". Ahí es donde tenemos que ponernos intendentes como Ezequiel Galli, Santilli como vicejefe de gobierno, Horacio, los intendentes. Ahí tenemos que poner el foco y después vendrá lo electoral.

-Hablás de tener la cabeza en la gestión, pero el viernes se difundió una encuesta (de la consultora Starke Labs) donde aparecés como uno de los dirigentes opositores con "mejor imagen" en la provincia de Buenos Aires. ¿Es sorpresivo?

-Sí, me parece sorpresivo. No lo tenía en mente. Será fruto del trabajo de todos los días. No lo sé. No hice la encuesta ni hago. Lo que tengo que hacer es generar trabajo, hablar con los sectores, empujar, dar seguridad a la gente. Todos los años posteriores a las crisis ha habido rebrote de delito, y hoy estamos en una crisis sanitaria, hay que tener mucho cuidado. Las encuestas son las encuestas. Yo lo electoral lo dejo para más adelante, hoy hay que poner en marcha el país.

-¿Querés agregar algo más?

-Pedirle a todos que nos cuidemos, que se testeen. Que cuando uno sienta que estuvo con un contacto estrecho que se testee o cuando sienta algún síntoma; si uno va a salir de vacaciones, cuando va o cuando vuelve que se testee, para nosotros es muy importante el aislamiento preventivo para evitar lo que vemos en otras ciudades del mundo o países de la región. No hay que distenderse ni relajarse, hay que seguir luchando y no aflojar ni un metro. Y obviamente, cuando lleguen las vacunas, empezar campañas de vacunación masiva para poder frenar lo que está pasando en otras partes del mundo en el invierno.

Hacia 2023

-¿Cual es el escenario actual y futuro de Juntos por el Cambio?

-Es la primera vez que la oposición con un gobierno peronista al frente se ha mantenido unida después de un año de gestión del oficialismo. La unidad es un paso central para construir una alternativa hacia 2023. Hablar del 2023 es lejísimo, tenemos que salir de la pandemia y poner nuestro foco en el trabajo diario de lo que vivimos. Pero la mejor manera de construir una alternativa es la unidad. A eso lo venimos haciendo muy bien, mantenemos la unidad a pesar de que tenemos diferentes pensamientos y está bien que así lo sea, porque el mundo tiene diversidad de pensamiento, es la condición sine qua non para tener una alternativa de gobierno.