18.01 | Información General 

Madame Lú y una campaña contra el "talle único"

La artista y activista olavarriense realizó una producción fotográfica con el fin de concientizar sobre la variedad de talles y celebrar la diversidad de cuerpos.

Victoria Altavista, más conocida como Madame Lú, se sumó al reclamo por la inclusión y la defensa del cuerpo real, a través de una producción fotográfica junto al local de ropa e indumentaria Dulce Camila de nuestra ciudad. Además, estuvo acompañada por los militantes locales Brian Cendra, Jesús Sosa y Alan Aguirre.

"No trabajamos ese talle", "Se estira con el uso", "Es así apretado", "Talles más grande no entran en esta marca", son frases comunes a diario en muchos locales. A pesar de contar con una ley de talles y comercios que adhieren, se sigue viendo en los medios y la industria de la moda la discriminación y los estereotipos de cuerpo ideal.

"Encontrar una tienda, pedir tu talle sea el que sea y que te ofrezcan variedades es algo que no es fácil de encontrar, y en este local sentí hasta esa emoción, la satisfacción de poder elegir, sentirte bella, de sentirte parte de la sociedad y no 'especial', porque siguen diciendo talles especiales cuando deberían ser considerados talles reales", expreso Victoria.

Además, señaló que es necesario que haya "más diversidad de cuerpos", dado que "todos tenemos un cuerpo distinto y merecemos más representación en los medios y la moda, el problema no esta en nosotros por ser diversos, sino en el mercado, también hay una gordofobia implícita".

Junto al reclamo y la celebración de las disidencias, la producción busca que los comerciantes, diseñadores y quienes están en el mundo de los medios tengan en mente la responsabilidad social, ya que las decisiones que ellos toman afectan a los consumidores y esto no debería ser tomado a la ligera.

Por último, concluyó "esta es una lucha a la que vale la pena sumarse, debemos romper estereotipos y barreras, empezar a cambiar la mentalidad de la gente ya que todos los cuerpos son visibles. La discriminación tira para atrás a las personas que están en proceso de aceptarse, hace que lo sufran en silencio, que se culpen. Uno es perfecto como es".