18.01 | Información General 

Dengue: Olavarría es zona de bajo riesgo pero insisten con la prevención

Andrés Castro, titular de Bromatología municipal, aclaró que el objetivo es informar y sensibilizar a la población respecto a la importancia de prevenir la enfermedad. La campaña comprende verano y otoño 2020/2021.

La situación epidemiológica no cambió, no hay casos autóctonos de dengue y Olavarría está catalogada como zona de bajo riesgo aunque "eso puede cambiar de una semana a la otra", aseguró a EL POPULAR el director de Bromatología, Andrés Castro.

Desde el Municipio recuerda que se encuentra vigente la campaña de prevención y concientización sobre el dengue. El objetivo es informar y sensibilizar a la población respecto a la importancia de prevenir esta enfermedad. La campaña comprende verano y otoño 2020/2021.

"La principal herramienta que tenemos es evitar la presencia del vector del mosquito Aedes Aegypti en esta zona", sostuvo el director de Bromatología, Andrés Castro. El titular del área enfatizó en la prevención de los criaderos y remarcó que "si no tenemos mosquito, no tenemos dengue".

La situación epidemiológica "no cambió, sigue igual que el año pasado y el anteaño. No hay casos autóctonos de dengue en la ciudad pero seguimos con las mismas recomendaciones y advertencias teniendo en cuenta que no hay casos autóctonos", explicó a EL POPULAR Andrés Castro.

A nivel oficial hacen hincapié en la prevención porque "siempre puede aparecer, como ocurrió el año pasado, un caso importado, de alguien que venga de afuera. Ese fue el único registrado: una persona que viajó al norte y trajo la enfermedad y al tener el vector presente en la ciudad", se encienden las alertas.

El funcionario precisó que hasta ahora "tuvimos un reporte solo. No lo hemos encontrato. Al tenerlo cualquier persona que venga de afuera puede ser picada por el mosquito y después transmitir la enfermedad. Por el momento, al no haber casos autóctonos, los mosquitos no tienen el virus y no son capaces de contagiar hoy. Pero eso puede cambiar automáticamente de una semana a la otra".

El objetivo es activar la toma de conciencia a nivel individual y con pautas de higiene y descacharrizado a nivel domiciliario. "Vamos a enfatizar en la prevención pidiendo evitar cualquier contenedor de agua que sirva como potencial criadero de mosquitos. Desmalezar para ver los recipientes. Los que no vamos a utilizar eliminarlos y los que están vacíos darlos vuelta. Si queremos juntar agua de lluvia para riego mantener los recipientes tapados. Lo mismo con los bebederos de animales, cambiar con frecuencia el agua y limpiar el recipiente", detalló Castro.

Asimismo, hizo especial hincapié en "las canaletas y rejillas de desagotes de patios, que son un lugar ideal para desarrollo de larvas de mosquitos. Si se acumula agua hacer correr todos los días o hacer fondo de arena para que no sirva para desarrollo de larvas", indicó.

"Uno de los elementos que más sirven de criadero de mosquitos son las cubiertas, son oscuras, dan reparo al sol, a la temperatura y al viento. Cualquier recipiente que sea similar a esto es muy probable que sirva de criadero para el Aedes", especificó el funcionario.

Lee la nota completa en la edición impresa de mañana (19/01)