18.01 | Información General Bioconstrucción// En la búsqueda de un proyecto de vida sustentable

"Un espacio que nos conecte de nuevo con la naturaleza y las raíces"

Construir una vivienda con materiales naturales es posible. Ayelén Gioia y Martín Estrada están culminando su casa en Barrio Isaura a base de madera, barro y pajas. Buscan generar un bioclima en el interior y apuntalan al resto de la comunidad a indagar en esta técnica que protege al medio ambiente.

Hace más de un año Ayelén Gioia y Martín Estrada comenzaron a pensar en consolidar su hogar con ciertas características que vayan en pos del medio ambiente.

Para eso comenzaron a indagar en la bioconstrucción a partir de la permacultura. Este sistema se basa en un mayor aprovechamiento de los recursos naturales como fuente energética. Para recorrer este camino fue necesaria mucha preparación, diálogo con personas que practiquen este método y con quienes hayan realizado su casa con materiales naturales. "Nos guiamos por Lore y Mati Bioconstrucción" comentó Ayelén en Mejor de Mañana (lunes a viernes de 9 a 12) que en las redes sociales van explicando cómo encarar este desafío.

"Nos interesó la parte constructiva de la bioconstrucción y la permacultura que busca estar en contacto con la naturaleza, el cuidado del ambiente. Es construir la casa y buscar sustentabilidad y un espacio que nos conecte de nuevo con la naturaleza y las raíces", explicó la pareja que también se basó en el trabajo del grupo Permacultra Olavarría que viene realizando casas y tiene proyectos de huerta y agroecología. También se basaron en documentales de internet, particularmente en uno que va explicando el paso a paso de la construcción de una casa de tierra cruda o barro.

Las preguntas ante lo desconocido no dejaron de aparecer. "¿Es un rancho?", les preguntaban sus familiares. Y a partir de allí las charlas sobre el mensaje profundo que conlleva el trabajo y la decisión de habitar un hogar natural. "Arrancamos y todo el mundo nos preguntaba qué íbamos a hacer. No se ve en muchos lados pero en Córdoba y otras provincias lo hacen y activan. Las casas de barro son ancestrales. La familia nos dice que es un ranchito pero fuimos buscando información y fotos y hay casas espectaculares, con lindas terminaciones y no se parecen a un rancho".

Materiales naturales y bioclima

Las casas biosustentables pueden realizarse en cualquier terreno. Lo cierto es que adentro hay ciertas características que deben respetarse para que esté en condiciones para atravesar el verano y el invierno de la mejor manera. "Las ventanas", por ejemplo, "se orientan al norte para que el sol de la mayor cantidad del día en las ventadas. Además tiene que haber ventilación cruzada pero el terreno no tiene nada de especial", explicó Martín.

Los materiales que usaron fueron postes de eucaliptus de 20 o 30 cm de diámetro para el techo, pallets para las paredes que están rellenos de paja, trigo y barro, tierra arcillosa y el techo es de madera como uno convencional con chapas arriba. El piso es de cemento, "muchos los hacen de barro pero en Olavarría no se ha hecho aún de barro" por eso siguieron con lo ya experimentado en la ciudad por otras familias que los van ayudando cada día de trabajo. Es un proyecto que inicia una familia pero que se va volviendo causa de varias.

En lo que tiene que ver con el bioclima que se produce, contaron que estas casas "regulan la humedad del 45%. Algo que no sucede con las de cemento porque el material es diferente y el barro regula la humedad. En invierno estas caliente y en verano fresco", aseguraron. Además, se calefaccionan con diferentes estufas, rusas, las rocket, pero quizás optemos por una estufa pero en el barrio tenemos conexión de gas y vamos a poner calefactor y cocina a leña". Lo cierto es que hay quienes usan termo tanques solares y estufas que tienen amplios beneficios para la salud.


Donde colocarán el calefactor deberán revestir con cerámicos y así, cumplir con todos los requisitos para conectar los servicios de luz y agua que son iguales a las casas tradicionales.

Los espacios

Lo que llevan realizado es cocina-comedor amplio donde irán a vivir en un primer momento, en tres meses aproximadamente. Aún hoy tienen el baño en proceso de construcción y será convencional. "Se pueden hacer baños secos pero no optamos por eso. Pondremos biodigestor para las aguas negras y para aguas grises, haremos otros tratamientos", relataron al móvil de la radio. "Tenemos pensado ampliar habitaciones que vamos a seguir construyendo durante todo el año", manifestaron y celebraron la posibilidad que tienen de poder ayudar a otras familias que están realizando sus hogares biosustentables que son los que también se acercan a darles una mano los fines de semana.

Respaldo y sueños

En Olavarría, -a diferencia de otros lugares del país donde se están presentando proyectos sin acompañamiento aún-, "tenemos la Ordenanza Municipal 3753/15 que habilita a vivir en casas de barro". El Municipio de Olavarría se ha encargado de brindar talleres y acompañar la iniciativa del grupo Permacultura Olavarría y tantas otras iniciativas privadas.

En esa casa cubierta de naturaleza, Ayelén y Martín proyectan más vida. Piensan en un espacio para los bonsái y un vivero de otras especies que sumarán. Así, la pareja vivirá rodeada de naturaleza que nace pero de la que también ya fue historia hace muchos años. Y esperan que toda la ciudad conozca más sobre estas técnicas y modos de vida que, en definitiva, ponderan y cuidan al medio ambiente.

Arcilla para seguir

Ayelén y Martín proyectan la culminación de la primera parte para dentro de tres meses. El material que precisan ahora es arcilla. "Más que nada nos cuesta conseguir tierra que sirva para la construcción, la tierra negra se consigue pero no es recomendada". Lo que hacen en ocasiones es ver lo que otros vecinos de la ciudad depositan en los contenedores y solicitan a la empresa que los administra que los vuelquen en su hogar. Pero no es cualquier tierra, "nos damos si es la que precisamos por el color", explicaron ya con mucho conocimiento.