20.01 | Información General 

CORPI: "Como sociedad deberíamos tener una mirada más amplia para involucrarnos"

El centro de rehabilitación tuvo que reinventar su manera de trabajar, totalmente personalizada, para adecuarse a la nueva normalidad. Hoy atiende a 80 pacientes, el 80% con prácticas presenciales. La entrevista con Horacio Balbiani.

Carla Bastien

Desde hace más de 60 años, el Centro de Rehabilitación Psicofísico Integral (CORPI) cumple sin descanso su rol social en Olavarría y con impacto regional. Con un equipo de veinte profesionales de planta y contratados, ofrece una amplia variedad de terapias físicas y psicológicas orientadas a la rehabilitación integral de los pacientes que diariamente se acercan a la institución.

Afortunadamente no enfrentaron tantas dificultades económicas durante los meses de cuarentena estricta pero sí enfrentaron la problemática de adecuar un espacio dónde el contacto físico y el intercambio presencial resulta ineludible y fundamental, a uno donde estas dos características se redujeron lo más posible.

Herramientas virtuales

En diálogo con EL POPULAR, el presidente ad honorem de la Comisión Directiva de CORPI, Horacio Balbiani, explicó cómo fue el proceso de reconversión de la institución. "Contamos con varias áreas de terapia ocupacional para niños y adultos que abarcan desde fisioterapia, psicología, fonoaudiología, terapia del agua... Fue un desafío ofrecer lo mismo en un contexto de pandemia", relata Balbiani.

Al igual que muchas otras áreas, como la educación, CORPI recurrió a la herramienta del Zoom (espacio de reuniones virtuales) para intentar reducir la cantidad de pacientes que concurrían a la institución. "Un solo paciente puede necesitar dos o más tipos de terapia diferentes e intentamos darle prioridad a quienes debían realizar la rehabilitación con aparatología específica, o en el agua, por ejemplo", señala Balbiani.

De esta manera, el equipo de profesionales de la salud que trabaja en CORPI realizó videos, envió fotos y explicaciones a los pacientes para que pudieran continuar con su rehabilitación desde sus casas. "Al principio teníamos miedo de cómo iban a tomar los pacientes esta modalidad, pero todos ellos lo tomaron muy bien, se sintieron acompañados y desde la institución creemos que cumplimos con el objetivo más importante, que es ayudar al paciente a estar sano", relata el titular de la Comisión Directiva.

Durante el año pasado, en CORPI suspendieron todas sus actividades dos veces, debido a la aparición de casos positivos de Covid-19 entre los pacientes, externos a la institución. "Todo el equipo se armó inmediatamente para volcarse al trabajo virtual y creemos fue un éxito", celebra Balbiani.

"Si no hubiera un equipo de profesionales ni una comisión directiva que estén comprometidos, la institución no funcionaría. Siempre rescato la calidez humana que existe en CORPI, desde el anonimato cada quien cumple una función importantísima", concluye Balbiani.

La nota completa en diario El Popular