21.01 

Viejos y nuevos trucos caseros para ahuyentar mosquitos

En las farmacias los que vuelan son los repelentes. Sin embargo, acá te ofrecemos una serie de trucos para engañar a los indeseados y molestos mosquitos.

Durante los últimos días disfrutar del aire libre sin repelente se volvió una tortura. Pero no sólo en la ciudad, sino en toda la Provincia. Las lluvias prolongadas, las altas temperaturas y la humedad generaron el caldo de cultivo ideal para la explosión de mosquitos.

Soledad Di Santi, de la farmacia del mismo nombre ubicada frente a la plaza del Barrio San Vicente, recordó que un episodio de similar virulencia en la presencia de mosquitos se dio en el mes de noviembre.

Están fatales los mosquitos

En ambos casos las ventas de repelentes, tanto en su presentación como aerosol o en cremas, se multiplicaron por tres.

Soledad recomendó la compra de estos productos en lugares autorizados y que se preste especial atención a las recomendaciones que aparecen en el envase, "y por supuesto que estén aprobados por la ANMAT".

Celeste Fernández, de Farmacia Betz (a metros del "Domingo Colasurdo") pintó un panorama idéntico para los clientes en ese sector de la Ciudad, en el medio de los barrios San Vicente y Villa Floresta.

"Están fatales los mosquitos y cuando vienen estos brotes aumenta la venta de repelentes y caladryl para ponerse en las picaduras, si se les inflama o se produce alguna reacción" informó.

Y también, podemos llevar algunas estrategias en casa o los lugares de trabajo para combatirlos en estos días donde parecen dominar el mundo.

Los viejos trucos caseros

Trucos para ahuyentar mosquitos que se han usado toda la vida y los que mejor funcionan son baratos y más eficaces.


Entre estos trucos están los siguientes:

Colgar bolsas u otros recipientes llenos de agua en las puertas y ventanas. Eso hace que las moscas y mosquitos se vean reflejados de manera deformada y crean ver a un posible depredador. Este mismo truco sirve para espacios abiertos.

También se pueden colocar mosquiteras en las ventanas o alrededor de las zonas que se pretenda liberar de mosquitos.

El olor del vinagre molesta a los mosquitos. Si se colocan recipientes con agua y vinagre en las ventanas éstos no entrarán.

Trampas caseras para mosquitos. Para fabricarlas basta con cortar una botella de plástico por la mitad e invertir la mitad superior antes de volver a juntarla con la inferior, dónde previamente habremos introducido una mezcla de agua, azúcar y levadura.

Los mosquitos van a entrar en la trampa atraídos por el dulzor y no van a poder salir de ella, así que se ahogarán.

Y si te animas, podés preparar un repelente natural herbal: mezclar 25 gotas de aceite de menta, 15 gotas de esencia de clavo, 5 gotas de esencia de limón y 2 cucharaditas de jabón desengrasante y usar la mezcla resultante como crema.