31.01 | Columnistas Mónica Santino referente social de Villa 31

"A muchas de nosotras el fútbol nos enseñó a ser mejores personas"

Para ella, el fútbol no es sólo la pelota. Así lo vivió desde la infancia, cuando jugar era ser feliz. Cuando creció llegaron los prejuicios, la cancha era de los varones y sus espacios se fueron achicando. Llegó a vestir la 5 de All Boys. Es referente social de la villa 31, DT, periodista deportiva, feminista y con La Nuestra entrena a más de 100 mujeres en sus derechos, contra la violencia de género, por una vida más justa y por un fútbol que sea también transformación social. 

Silvana Melo

[email protected]

Para Mónica Santino jugar al fútbol es fundacional. Lo hace desde la primera infancia, cuando robarles la pelota a los chicos y hacer goles era simpático. Cuando llegó la preadolescencia, la dictadura, el cambio de su cuerpo y la cancha que se achicaba para una piba, las cosas cambiaron. El prejuicio la colocó en el lugar de los distintos. Era la única que jugaba al fútbol y, además, comenzó a sentir diferente: era la única a la que le atraían las chicas. Una educación férrea en una escuela de monjas de zona norte y un vientito de libertad en el alma le pusieron la camiseta número 5 de All Boys y le reforzaron la convicción de que el fútbol es algo más que la pelota. Es una esperanza de transformación colectiva a través del deporte. Por eso, La Nuestra Fútbol Feminista, una organización social que creó en la villa 31 donde se juega pero también se lucha contra la violencia de género y por los derechos de las más de 100 mujeres de entre 6 y 50 años que se entrenan para el fútbol y una vida más justa.

La nota completa en la edición impresa del diario EL POPULAR