09.02 | Policiales 

Conmoción y pueblada en Rojas por el femicidio de una chica de 19 años

Detuvieron por el hecho al exnovio, un policía bonaerense que estaba con carpeta psiquiátrica. La víctima ya lo había denunciado por violencia de género. El hecho generó una fuerte protesta en pedido de justicia.

Una joven de 19 años fue asesinada de varias puñaladas en un femicidio ocurrido en la ciudad bonaerense de Rojas, por el que quedó detenido su exnovio, un policía bonaerense, lo que generó anoche una protesta frente a la comisaría local donde hubo destrozos y disparos de balas de goma.

La víctima fue identificada como Úrsula Bahillo (19), hija de un comerciante local, quien fue encontrada anoche muerta a puñaladas en una zona rural donde había sido citada por su expareja, Matías Ezequiel Martínez (25), un oficial de policía bonaerense que estaba con carpeta psiquiátrica desde septiembre del 2020 y que intentó suicidarse luego del crimen.

La víctima ya había denunciado a Martínez por violencia de género por lo que había una medida de restricción perimetral, pero se cree que el ahora imputado la citó para tener una charla y, tras una fuerte discusión, la asesinó a puñaladas y con la misma arma blanca se autoprovocó una serie de lesiones.

El policía, que se desempeña en un Destacamento de San Nicolás pero estaba con licencia psiquiátrica hace unos cinco meses, quedó detenido en sede policial a disposición de la justicia acusado de "homicidio calificado por violencia de género" (femicidio).

El Municipio de Rojas, en tanto, decretó tres días de duelo por el femicidio. En una publicación en sus redes sociales, afirmaron: "Acompañamos a su familia en el dolor y nos unimos al pedido de justicia de toda la comunidad Rojense. Exigimos una investigación clara y una condena firme para el culpable de este aberrante hecho. #JusticiaPorUrsula".

Pueblada

Al conocerse el crimen, amigos de la víctima y cientos de vecinos salieron a las calles para pedir justicia, lo que terminó anoche con una serie de incidentes, destrozos, balas de goma y heridos frente a la comisaría de Rojas.

En el marco de la protesta, una camioneta policial Toyota Hilux que estaba estacionada frente a un colegio, fue incendiada y empujada contra el edificio policial.

También hubo marchas y protestas frente a los domicilios de dos fiscales y de un juez de paz.

Según un informe policial, unas nueve personas, entre ellos cuatro menores de edad, fueron demoradas por los disturbios y resistencia a la autoridad, los que serán notificados de la formación de la causa y recuperarán la libertad en las próximas horas.

"Hizo 18 denuncias"

En un posteo de Instagram donde e lanzó la proclama #JusticiaPorUrsula, se lee: "¡Ella gritó! Pidió desesperadamente ayuda, lo denunció, 18 denuncias hizo y se ¡le rieron en la cara! Ella dijo 'si un día no vuelvo rompan todo'; ella lo dijo, se veía muerta, que este día iba a llegar porque nunca la cuidaron, él la seguía, la amenazaba, no la dejaba en paz, ¡no podía estar tranquila nunca! ¡La siguió la secuestró y la mató! Era una muerte anunciada...".

Danna Villalba, autora del texto en reclamo de justicia, dijo que no sólo Úrsula denunció a Martínez por violencia de género. "También fue Belén quien lo denunció, él la amenazó de muerte le apuntó con su arma delante de sus nenes, pero por suerte Belén está viva. Él violó a una nena con discapacidad, tuvo muchas denuncias de tantas mujeres que sufrieron violencia por parte de el! Las pibas sufrieron quién sabe cuántas cosas, lo denunciaron y esperaban justicia y nunca nada, tanto ellas como Úrsula querían protección, pero se la dieron a él, lo cubren, lo cuidan a él y se ríen junto a él!", siguió. (DIB)