11.02 | Laprida 

En Laprida se avanza en el regreso de las clases en forma presencial

La Jefa Distrital dijo que "la presencialidad no será total, sino que será un regreso cuidado". Los directivos de los colegios podrán asignar al personal la realización de tareas de manera no presencial para "minimizar el impacto de la movilidad de agentes".

En conferencia de prensa, el martes último, Elina Berardi, jefa distrital de Educación, anunció que el regreso a clases en Laprida será de modo presencial, como ocurrirá en toda la provincia de Buenos Aires.

Ello se confirmó a 24 horas de que el gobierno bonaerense anunciara la vuelta a las aulas de docentes y auxiliares forma presencial en todos los distritos provinciales.

En las últimas horas, se publicó la resolución de la dirección general de Cultura y Educación, que conduce Agustina Vila, donde se establece "la actividad presencial en los establecimientos educativos de todos los distritos de la provincia de Buenos Aires".

La normativa se enmarca en el decreto nacional que establece que "podrán reanudarse las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales", de acuerdo con las distintas situaciones epidemiológicas que transiten los distritos por la pandemia de coronavirus.

La titular de Educación a nivel local indicó que "la presencialidad no será total, sino que será un regreso cuidado. Si bien no tenemos detalle de las 42 instituciones educativas del distrito, vamos hacia ese camino. Desde el 17 de febrero, los planes de intensificación de la enseñanza en nivel primario y secundario tendrán la posibilidad de concretar ese período en forma presencial. En tanto, el ciclo lectivo en escuelas primarias e inicial está previsto para el 1 de marzo y en nivel secundario para el día 8 de ese mismo mes".

Las actividades presenciales serán organizadas por las secretarías de asuntos docentes, los consejos escolares, los tribunales descentralizados de clasificación y las jefaturas de inspección distrital y regional. En tanto, los directivos de los colegios podrán asignar al personal la realización de tareas de manera no presencial para "minimizar el impacto de la movilidad de agentes". Esto, siempre y cuando "no afecte la planificación y el desarrollo de las clases".

Finalmente, la resolución publicada advierte que en los distritos o establecimientos en los que se suspendan las clases presenciales por razones epidemiológicas se deberá asegurar la entrega de módulos alimentarios y de materiales impresos, además de la continuidad de las obras de infraestructura y de tareas de limpieza y desinfección.

Cabe destacar que la vuelta a las aulas se concretará a partir del 1 de marzo en territorio bonaerense y mediante el Plan Jurisdiccional de la provincia de Buenos Aires para un Regreso Seguro a Clases Presenciales, que contempla una serie de pautas de limpieza, desinfección, ventilación e higienización.