14.02 | Información General 

Tratamiento cannábico: con 200 consultas mensuales, 7 de cada 10 pacientes llegan por dolor

El uso medicinal de los derivados del cannabis "es una droga que no viene a excluir, viene a convivir", definió el médico e investigador Enrique "Uyi" Bintana ¿Qué cambió? La multiplicidad de patologías que alcanza y la demanda local en aumento.

Romina Reser

[email protected]

"No más presos por plantar", fue un reclamo que encontró una respuesta legal en noviembre del año pasado. La Argentina legalizó el cultivo de cannabis con uso medicinal. Las reglas del juego cambiaron, o no tanto.

El médico e investigador Enrique "Uyi" Bintana contó acerca de la existencia de un consultorio cannábico en la Clínica María Auxiliadora que actualmente recibe de manera mensual casi 200 consultas mediante el denominado sistema de telemedicina, y a través de la que tratan patologías tan sencillas como trastornos de sueño o migrañas, hasta otras más complejas, como lo son las enfermedades oncológicas.

Sin descartar los tratamientos tradicionales para aplacar el dolor, que, en palabras del especialista, "deprime y mata" a quien lo sufre en forma sostenida.

El Gobierno nacional reglamentó parcialmente la ley 27.350, más conocida como ley de uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, sancionada por el Senado de la Nación el 29 de marzo último.

Reglamentó solo tres de los 12 artículos referidos a los objetivos del programa. El punto principal establece que "las acciones de promoción y prevención deben estar dirigidas a las personas que, por padecer una enfermedad bajo parámetros de diagnósticos específicos y clasificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se les prescriba como modalidad terapéutica el uso de las plantas de Cannabis y sus derivados".

La nota completa en la edición impresa de diario El Popular