28.02 | Información General 

El 70% de las escuelas primarias públicas reabre sus puertas en nuestra ciudad

Son 61 instituciones, de las cuales 43 están en condiciones de empezar el ciclo escolar 2021 bajo la modalidad de presencialidad completa, semi-presencialidad o asistencia programada.

Julieta Portillo // @julietaporti

El inicio de clases fue tema de debate en los últimos meses y las incertidumbres respecto al ciclo escolar fueron marcado agenda. Febrero llegó con más certezas y una reorganización plena que marca un regreso lo más seguro posible, con enormes cambios y desafíos.

El número va variando con el correr de las horas, pero "lo importante es que la mayoría de las instituciones educativas de índole público empiezan y están en condiciones de recibir a los alumnos" a partir de este lunes, analizó el Jefe Distrital de Educación Julio Benítez a horas del comienzo de un ciclo escolar marcado por la pandemia y después de casi un año de educación exclusivamente virtual.

Un 70,5% está en condiciones de recibir a los estudiantes.

Hasta el momento, de las 61 instituciones de nivel primario del ámbito público (tanto rurales como urbanas), 43 confirmaron hasta el cierre de esta edición que iniciarán mañana el ciclo escolar 2021 bajo la modalidad de presencialidad completa en pocos casos, semi-presencialidad en la mayoría de ellas y asistencia programada, en otros casos; lo que implica que un 70,5% está en condiciones de recibir a los estudiantes.

  • El resto espera la llegada de máscaras que ya fueron compradas por el Consejo Escolar y que arribarán entre lunes y martes. Lo mismo que sucede en Educación Especial -exceptuando el Centro de Atención Temprana (CEAT) que deberá concluir una obra de gas en los próximos días-.

En nivel Inicial, el número es similar y la prioridad está puesta en sala de 5, aunque irán reacomodándose para incorporar a los niños de 3 y 4 años.

Mientras tanto, se espera que los colegios secundarios reabran el lunes 8. En total son 17 escuelas públicas que corresponden a este nivel de educación y las expectativas es que todas ellas estén en condiciones de concretar su apertura, exceptuando la Secundaria 17 que tiene serios problemas de infraestructura y amoldará sus clases a la virtualidad.

En burbujas, con ingresos y egresos escalonados, y el metro y medio de distanciamiento entre alumnos serán las claves en este 2021 que implica un gran desafío en lo pedagógico y también lo sanitario.

Definición de protocolos, organización de aulas y de alumnos, cronogramas de clases y el establecimiento de pautas necesarias para un "regreso seguro" formaron parte de los organigramas de cada institución escolar que sobre el final de esta semana ultimaron detalles y comunicaron oficialmente a las familias.

  • El retraso en la partida de máscaras para cubrir todo el personal docente es la principal dificultad para lograr "un inicio planificado como el ideal", pero el problema irá solucionándose con el correr de las horas.

Lo que sucedió es que "hay faltante en toda la Provincia y acá tenemos un solo proveedor", explicó el Jefe Distrital de Educación con expectativas sobre lo que será el regreso a las aulas.

Además, referentes educativos trabajan en conjunto con referentes sanitarios para articular el regreso a las aulas y su permanencia durante este año. Y, "ante un caso sospechoso se aísla también al docente".

Bajo tres modalidades

Olavarría cuenta con 31 escuelas primarias públicas urbanas y 30 rurales. "La mayoría de las escuelas pudieron organizar su matrícula en dos burbujas por aula", razón por la cual habrá una modalidad mixta que conjugará la presencialidad con las tareas en casa.

Pero también sucede que hay algunos cursos que debieron implementar una asistencia programada. Esto es cuando "en una burbuja de 10 chicos hay capacidad para 8, entonces dos van rotándose los días de clases", explicó Benítez. Y siempre se ha tenido en cuenta que "todos los chicos tengan todas las materias en esas cuatro horas que dura la escuela".

La jornada escolar termina reduciéndose a tres horas y media

En tanto que la presencialidad completa también es una de las opciones que se implementarán desde mañana, sobre todo en las escuelas rurales donde el espacio permite contener a una matrícula que es más pequeña.

Otro caso es que una misma escuela tenga cursos con semi-presencialidad y otros con presencialidad total. Todo, claro está, depende de la cantidad de alumnos y el espacio áulico.

Se destaca el ingreso de los estudiantes de manera escalonada o por ciclos, razón por la cual la jornada escolar termina reduciéndose a tres horas y media. En tanto que 1° año de Primario entrará una hora más tarde, la idea es que un familiar pueda acompañar a su hijo en el ingreso a una nueva etapa, con todo lo que eso implica. Así, "será acompañado hasta el patio, donde también podrá conocer a la maestra".

A horas del inicio del ciclo escolar, Julio Benítez sostuvo que el panorama no es el ideal, pero está bien plantado. En este contexto, el comienzo del 2021 implica "un gran desafío y los resultados los vamos a tener a partir del primer día de clases, cuando estemos todos juntos en esta situación".

Protocolo

Los detalles para el regreso a las aulas terminaron de organizarse esta semana, luego de que el lunes llegara una serie de modificaciones en el plan jurisdiccional que amplió a cuatro horas la jornada escolar, pero también permitió flexibilizar las burbujas de acuerdo a la capacidad de cada aula y su matrícula para rotar cada grupo de forma semanal.

Se determinaron una serie de pautas orientativas y obligatorias como el uso de tapaboca para los estudiantes desde el Nivel Primario en adelante. A partir de la sala de 3 de Nivel Inicial se promueve su uso todo el tiempo que sea posible. Los docentes y auxiliares deberán utilizar además máscaras de acetato.

  • En las aulas se debe mantener una distancia de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con la o el docente. Además, en los espacios comunes, la distancia social debe ser de 2 metros.

La ventilación natural de los ambientes, especialmente de las aulas, "debe realizarse en forma permanente" y que "si por razones climáticas o de otra índole, las puertas y ventanas no pueden permanecer constantemente abiertas, deben abrirse cada 20 minutos durante un lapso de 5 minutos".

Las clases presenciales se organizan en bloques de una duración máxima de 90 minutos, separados entre sí por un tiempo de descanso de al menos 5 minutos.

Al ingreso se controlará la temperatura corporal. Cada estudiante deberán llevar tapaboca y los útiles indispensables que indique su docente. También puede llevar una botella con agua y alguna colación ya que en esta etapa los comedores y los kioscos escolares permanecerán cerrados.

Por otro lado, los estudiantes tienen que presentar una declaración jurada firmada por la persona adulta responsable dejando constancia de que se encuentran en condiciones de salud para asistir al establecimiento educativo y que frente a la aparición de síntomas compatibles con Covid-19 no asistirán a la escuela.