08.03 

Las fuertes revelaciones del príncipe Harry y Meghan Markle contra la corona británica

Los Duques de Sussex brindaron una entrevista con Oprah Winfrey y se refirieron a la salida de la pareja de los actos oficiales de la familia real y acusaron de maltrato por parte del personal a la actriz.

Este domingo por la noche se estrenó la entrevista exclusiva del príncipe Harry y Meghan Markle con Oprah Winfrey por la cadena estadounidense CBS.

La pareja desveló el calvario que Meghan sufrió durante el embarazo de su hijo Archie. Además, el matrimonio reveló que esperan una niña, rompiendo una tradición en la Familia Real Británica, que siempre espera hasta el día del nacimiento de la criatura para anunciar su sexo.

La actriz estadounidense confesó que durante su primer embarazo no tuvo ningún apoyo de la Casa Real y tuvo pensamientos autodestructivos, ya que le afectó profundamente que la Familia Real "no quería que tuviera el título de príncipe" ni que "se le proporcionase seguridad". 

"Me sentí abrumada porque mi hijo no fuera a estar seguro y porque no se le diera un título de la misma forma que a otros nietos se le daría por ser el primer miembro de color de esta familia", ha revelado, lanzando un dardo a la familia de su marido: "La Commonwealth es una parte enorme de la monarquía y el 60 o 70% son gente de color, para los que ha sido importante que alguien en esta posición tenga un aspecto similar al suyo".

Meghan repitió varias veces que fue "silenciada" cuando ingresó a la familia real y reveló que durante esa época vivió los peores momentos de su vida, incluso con pensamientos suicidas. "Simplemente no quería seguir viva. Y ese era un pensamiento muy real, claro, aterrador y constante".

Por su parte, el príncipe reafirmó que alejarse fue doloroso pero lo correcto. "Nos fuimos (de Reino Unido y de la realeza) porque no nos apoyaban, no nos entendieron", aseguró Harry, haciendo referencia a su familia y a la prensa.

"Estaba atrapado pero no sabía que estaba atrapado. Estaba atrapado dentro del sistema, como lo está el resto de mi familia. Mi padre, mi hermano están atrapados en esa vida y no pueden salir", afirmó mientras sostenía la mano de su esposa.

De hecho, comparó su situación con la de su madre, la princesa Diana: "Estoy realmente aliviado y feliz de estar sentado aquí, hablando contigo, con mi esposa a mi lado. Porque no puedo ni empezar a imaginarme cómo debe haber sido para ella (Lady Di) pasar por este proceso sola. Todos esos años atrás. Porque ha sido increíblemente difícil para los dos, pero al menos nos teníamos el uno al otro".

La princesa Diana murió en un accidente de coche en París en 1997 tras una persecución a gran velocidad en la que participaron fotógrafos. Esa experiencia dejó a Harry con una animadversión permanente hacia la prensa británica. Tanto él como Meghan han interpuesto demandas contra los periódicos sensacionalistas y, en una reciente entrevista con James Corden, Harry citó el implacable intrusismo de la prensa como una de las principales razones por las que la pareja decidió trasladarse a Montecito, California.

Harry aseguró que una de las cosas en las que quiere concentrarse ahora es en reconstruir el vínculo con su padre. Reveló que se sintió defraudado y que, incluso, cuando la pareja vivía en Canadá, Carlos dejó de atenderle las llamadas. Ahora, aseguró que sí hablan e incluso tienen videollamadas por Zoom para que vea a Archie. El príncipe, además, reveló que la reina Isabel también ve al pequeño por videoconferencia.

Sobre su relación con William, Harry fue más elíptico. Afirmó que lo ama pero que están alejados, que siguen caminos separadosY después de Meghan revelara sobre un episodio que sufrió con su esposa Kate Middleton donde la acusó de haberla hecho llorar, no parece haber posibilidades de una pronta reunificación familiar.

La entrevista con CBS se emitió mientras el príncipe Felipe, de 99 años, permanece hospitalizado tras una cirugía cardíaca. La voluntad de los Sussex de seguir adelante con el show, interpretada como un gran desafío en medio de un contexto doloroso, exasperó aún más a la reina Isabel. Sin embargo, la familia real tiene un largo historial de entrevistas en las que se habla de todo y que han resonado durante años. En 1994, el príncipe Carlos confesó que había engañado a Diana. Un año después, Diana dijo a un entrevistador: "Éramos tres en este matrimonio". Y en 2019, la defensa torpe del príncipe Andrés sobre su amistad con Jeffrey Epstein, el fallecido depredador sexual y pedófilo, ayudó a enviar a Andrés al exilio de la vida pública.

¿Qué pasará ahora con Harry y Meghan? En Reino Unido ya se discute la posibilidad de despojar a la pareja de los títulos nobiliarios e, incluso, se evalúa romper todo acuerdo con ellos. La entrevista con Oprah puede transformarse en el verdadero punto de no retorno para los Susssex.

(Fuente: Infobae)