08.03 | Política 

Fernández y los gobernadores encabezaron un acto contra la violencia de género

El Presidente exigió una reforma judicial "para que no haya más Úrsulas ni Micaelas". Por su parte, la Provincia creó una "matriz de riesgo unificada" para analizar casos.

El presidente Alberto Fernández encabezó este lunes un acto con los gobernadores para la firma del "Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género", admitió la inadecuada respuesta del Estado y volvió sobre la necesidad de una reforma del Poder Judicial "para que no haya más Úrsulas ni Micaelas".

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Fernández aseguró que "la reacción estatal frente a los femicidios es lenta o no existe", asumió que "es difícil trabajar desde la Nación", porque se hace "en soledad" y con sentido "voluntarista", y "las violencias y femicidios siguen creciendo".

La reacción estatal frente a los femicidios es lenta o no existe


"Yo quisiera que este día sea de respuestas, no sólo de reclamos. Las mujeres tienen mucho para reclamar porque la desigualdad existe en el trabajo, en el trato cotidiano y en la vida familiar. La mujer sigue siendo la encargada de los cuidados de la casa y de la familia y eso es una forma de tratarlas de otro modo. Pese a todo eso, me gustaría que diéramos un paso como sociedad, que nos animáramos a construir una política de Estado que nos lleve a acordar que en ningún rincón de la Argentina vamos a tolerar el maltrato por la condición de género y mucho menos los femicidios", aseguró Fernández.

El Acuerdo Federal buscará promover una rápida, coordinada y especializada gestión de los casos de violencias por motivos de género en el Poder Judicial de cada provincia; y fortalecer los espacios de formación y capacitación en perspectiva de género para las fuerzas policiales y generar mecanismos que faciliten la realización de denuncias en casos que involucren a miembros de las fuerzas de seguridad.

También se comprometen a garantizar que los establecimientos de salud cuenten con equipos interdisciplinarios que aseguren un adecuado abordaje de los casos de violencia por motivos de género.

Programa provincial "Comunidades sin violencia"

El Gobierno provincial lanzó una serie de iniciativas en el marco del programa "Comunidades sin violencia" entre las cuales se destacan la creación de un consejo asesor en violencia de género y de 20 nuevas oficinas para atender la problemática, una por cada Departamento Judicial; así como también "una matriz de riesgo unificada" para evaluar los casos de forma interministerial, con los municipios y el Poder Judicial.

"Estamos intentando mejorar, dando un salto de calidad de las respuestas del Estado a las violencias por razones de género", dijo el gobernador Axel Kicillof, quien encabezó el anuncio de la batería de medidas. "El mensaje a las bonaerenses es decirles que no van a estar solas. Sabemos que lo que se hizo fue muchísimo, pero no fue suficiente", se sinceró el gobernador.

"Destaco esta matriz unificada y única para que ya no quede a quien recibe la denuncia cuál es la gravedad, sino que esté establecido un instrumento claro para identificar los problemas y para poder dar una respuesta lo más veloz y efectiva posible", dijo el mandatario.

Por su parte, la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, dijo que se fortalecerán todas las iniciativas que se vienen llevando adelante desde todas las carteras bonaerenses y realizó una serie de anuncios.

"Vamos a crear 20 oficinas de violencia de género, una por departamento judicial", dijo Diaz. Y aclaró que ese proyecto será parte del Poder Ejecutivo y no del Poder Judicial. Asimismo, señaló que se trabajará en una campaña comunicacional muy fuerte para la prevención. Y lamentó: "Siempre estamos hablando cuando ya ocurrió la violencia".

Vamos a crear 20 oficinas de violencia de género, una por departamento judicial

En ese sentido, la ministra dijo que también habrá una "serie de iniciativas de profundización con la Educación Sexual Integral para la construcción de vínculos más igualitarios". Y señaló que es necesario "pensar en las masculinadades" y que  "hay que poner al agresor en el foco".