10.03 | Información General 

Marcharán para pedir justicia por la muerte de Maradona

La iniciativa se realizará hoy desde las 18 en el Obelisco. Es organizada por distintas agrupaciones de fanáticos del Diez y participarán sus hijas, Giannina y Dalma, y su ex esposa Claudia Villafañe.

Los fanáticos de Diego Maradona, con la adhesión de la familia del astro, protagonizarán este miércoles la marcha del 10-M en reclamo de justicia por su muerte, que es investigada por la fiscalía de San Isidro y tiene hasta el momento siete personas imputadas en la causa.

La convocatoria se realizará desde las 18 en el Obelisco porteño, con el lema "No se murió, lo mataron", una sospecha que cobró mayor fuerza desde la revelación de audios muy comprometedores entre los encargados de cuidar la salud del ídolo y que constan en la investigación coordinada por el fiscal general John Broyad.

La iniciativa surgió de forma espontánea en las redes sociales y se viralizó a partir del impuso que le dieron distintas agrupaciones de fans como Pueblo Maradoniano, Comando Maradona y La Diego Maradona.

También lo hará la familia directa de Diego: las hijas Dalma y Gianinna junto a su madre Claudia Villafañe, aunque sólo lo harán como respaldo al clamor popular de justicia, sin responsabilidad alguna en la organización.


Maradona falleció a los 60 años el pasado 25 de noviembre mientras cumplía una internación domiciliaria en una casa alquilada en un barrio de la localidad bonaerense de Tigre, semanas después de someterse a una operación en el cráneo por un hematoma subdural.

En la causa que investiga el presunto delito de homicidio culposo, la Justicia imputó al neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz, la médica coordinadora Nancy Forlini y los enfermeros Dahiana Gisella Madrid, Ricardo Almirón y Mariano Perroni (coordinador).

Las conversaciones del equipo médico de Maradona incorporadas a la investigación revelan serias irregularidades en el tratamiento de su cuadro clínico y sus adicciones.

Ese día, cuando Diego fue intervenido por el hematoma subdural, miembros de distintas agrupaciones de fanáticos asistieron al sanatorio para cuestionar al entorno por el aislamiento al que sometían al astro y el bloqueo que desde su cuenta de Instagram ejercían para que recibiera el cariño de sus fieles.

El pedido de justicia para lograr "juicio y castigo a los culpables" se dará 48 horas después de la conformación de una junta médica para definir si en la muerte de Diego hubo mala praxis.