13.03 | La Madrid Entrevista al Dr. Gabriel Rodríguez

"Confluyeron la buena fe y las ganas de solucionar una herencia que recibieron"

Declaraciones de uno de los abogados del hombre al que la Municipalidad debió pagarle por una sentencia judicial tras una rifa.

Gabriel Rodríguez, uno de los representantes legales de Roberto Fernández, el hombre que le ganó un juicio a General La Madrid por una rifa del año 1997 y que fue estafado, habló sobre la resolución del conflicto que llegó a su fin a mediados de esta semana luego de que el Estado municipal desembolsara más de 19 millones de pesos. El abogado enfatizó el acuerdo y la responsabilidad de las partes "para cerrar una historia que lleva más de diez años".

"Las cuotas se pagaron mes a mes de acuerdo con el convenio firmado. Hubo un fiel cumplimiento al compromiso. La Municipalidad nunca se atrasó y cuando lo hizo por una cuestión extraordinaria se consensuó en el marco del diálogo y del respeto", señaló el letrado, a la vez que destacó el trabajo del equipo legal de la Municipalidad.

"Cada uno defendió sus intereses, y se cumplió con lo pactado y convenido", valoró el abogado olavarriense.

Rodríguez recordó que la sentencia judicial obligó a la Municipalidad al pago de más de 19 millones de pesos. Estos se pactaron en doce cuotas mensuales y el jueves se canceló la última, por lo que se terminó el conflicto.

"Fernández está conforme y satisfecho porque se termina un conflicto que tiene 24 años", sintetizó el profesional, y apuntó que el proceso "da para hacer un libro con dos capítulos: la parte legal, que tiene sus ribetes y es muy técnico, y el otro tiene que ver con la relación entre el cliente y el profesional, porque se mantuvo la fidelidad y la confianza en más de 20 años".

Por otra parte, Gabriel Rodríguez destacó "la responsabilidad y el compromiso" de Fernández, porque si no "no se hubiera podido llegar a esta resolución", apuntó.

Con respecto a la resolución judicial y el contacto que mantuvo con la Municipalidad, el abogado de la ciudad de Olavarría apuntó que "hubo una buena predisposición y la buena fe para que esta situación no siguiera sangrando y que estaba sentenciada. El señor Fernández quiso arreglar, y el intendente Randazzo y su equipo de legales tuvieron una actitud ejemplar y comprendieron la situación".

"Confluyeron la buena fe y las ganas de solucionar una herencia que recibieron", subrayó el abogado.

Vale recordar que en la sentencia definitiva ocurrió en el año 2011, el ajuste de costos se terminó en 2018 y en 2020 se logró la refinanciación de los costos que le permitió a la Municipalidad evitar mayores gastos económicos.

"Buscamos un acuerdo que fuera pagable y que le sirviera al señor Fernández", sintetizó sobre cómo fue el proceso de reajuste económico. Vale recordar que la rifa se jugó en el año 1997 y en aquel entonces el premio correspondía a un equipo de chacra. "Se le buscó la solución al tema y hubo cumplimiento del mismo. Con el último pago se termina el juicio", concluyó Gabriel Rodríguez.