17.03 | Información General Lo aseguró el secretario general de la Uthgra, Mario Rodríguez

Tras cuarentena hay "un 60 por ciento de gastronómicos trabajando en negro"

En diálogo con el Secretario general del gremio de los gastronómicos se conoció el porcentaje de trabajadores en negro y su situación actual. 

Con los cambios de modalidades y horarios, los gastronómicos van sacando la cabeza del pozo. Debieron soportar una cuarententa prematura cuando casi no existían casos de Covid 19, luego se tuvieron que conformar con un ATP que no les alcanzaba para nada, y menos en un gremio en el que el 60 por ciento del personal no está registrado.

"No hay restricción horaria", dijo el titular del gremio gastronómico, Mario Rodríguez, "y de a poco vamos alcanzando el ritmo".


"De a poco vamos alcanzando el ritmo".

Sostuvo que algunos contagios, quizás los más numerosos suelen darse en "el Bingo", aunque no descartó otros lugares frecuentados por jóvenes".

Según Mario Rodríguez, los gastronómicos consiguieron un aumento del 34 por ciento "pero a pagarnos durante todo el año. Hemos perdido el 10 por ciento de los trabajos y muchos empresarios han quedado muy mal luego de la cuarentena".

Los que perdieron el trabajo fueron buscando otras changas y así se fue deteriorando el nivel ocupacional. Hoy por hoy, el 60 por ciento de los trabajadores está en negro, y si bien siempre existió ese escenario, con un porcentaje no registrado del 40 por ciento, hoy llega al 60 por ciento.

"La mayoría, en negro"

En diciembre dejaron de cobrar los ATP y se los reemplazaron con un Repro de 9.000 pesos por cabeza más un 25 por ciento que cobran directamente de sus patrones. Así de lamentable está la situación y es por ello que esperan que esta flexibilidad en los horarios los ayude a levantar un poco su nivel anímico y económico que hoy por hoy están por el piso.

Los gobiernos saben que la gente se hartó de los confinamientos prolongados y ahora ya no lo pueden implementar más. La coyuntura ya no da para cierres ni cuarentenas. El gobierno nacional está pagando su desproporción anterior y hoy debe cuidarse mucho con estas medidas si es que no quiere pagar costos electorales.

No se puede cerrar más. No sería económicamente bueno. Las restricciones nos perjudican y no podés tener a la gente sin trabajar. Queremos paritarias (pedía hace un mes, y ahora han cerrado unas que no bastan pero algo es algo). Los precios aumentaron desproporcionadamente sin que ello signifique una mejora salarial de los trabajadores.

Los salarios "perdieron entre un 50 y un 60 por ciento de su poder adquisitivo, y si ya veníamos mal con el gobierno anterior, el año pasado fue mortal para nosotros", dijo Mario Rodríguez, visiblemente amargado por la situación que atraviesan sus compañeros. La mayoría de los trabajadores han perdido su trabajo y hoy "el 60 por ciento está en negro. Por eso vamos a hacer un censo para que los sigan registrando" dijo, indicando esa lucha constante que viene manteniendo el gremio históricamente. Ahora han logrado un 34 por ciento de aumento pero repartido durante todo el año.

Con tanto trabajo no registrado les cuesta mucho mantener la obra social pero la han capitado y "hacemos lo que se puede hacer". Por ahora la gente va sobreviviendo con un repro y un porcentaje que les pagan los empresarios, y las propinas que pueden lograr que con los horarios más prolongados se pueden defender mejor".