22.03 | Información General Olavarría

El valor del agua: desde 1998 bajó la cantidad del consumo por habitante

Coopelectric trabaja en el desarrollo sostenible como la mejor opción para satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las de futuras generaciones.

A lo largo de estos años, se ha apostado a la ejecución de políticas a largo plazo y a la continuidad de una gestión sustentable del recurso hídrico comprometida con el medio ambiente.

En tal sentido, se ha acompañado el crecimiento de la ciudad ampliando las redes de agua y cloacas con fondos municipales, provinciales, nacionales o privados; alcanzando un 98 % de cobertura en redes de agua y un 68 % en cloacas, lo cual ha mejorado la calidad de vida de los olavarrienses. Este crecimiento requirió la instalación de nuevos pozos de extracción de agua, que en la actualidad ascienden a 58 de los cuales 45 están ubicados en la planta urbana de Olavarría y el resto en las localidades.

Un dato para destacar es que en los últimos años el avance de la tecnología ha permitido aplicar el comando remoto a través de la telemedición en 10 de los pozos extracción, optimizando la gestión de los mismos. Al mismo tiempo, se prevé la incorporación de nuevos pozos al servicio financiados a través del Fondo de Obras de Infraestructura que se recauda a través de las facturas que abonan los usuarios del servicio.

Una de las herramientas fundamentales para la correcta gestión del recurso hídrico es la micro medición. Y debido a la decisión de la instalar medidores domiciliarios, Olavarría se ha convertido en uno de los pocos municipios del territorio bonaerense que cuenta con servicio medido. Esto no sólo ha permitido registrar el consumo de agua en cada domicilio y que todos los usuarios abonemos en función de lo que consumimos, sino que ha contribuido a eliminar el derroche de agua.

En 1998 en Olavarría se consumían 600 litros de agua por habitante/día y desde hace varios años las estadísticas han cambiado, alcanzando un consuno de 190 litros de agua por habitante/día. Estas cifras se destacan aún más si se tiene en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que son necesarios 250 litros de agua por habitante/día. Es decir que el esfuerzo colectivo ha impactado en una reducción de más del 200%, generando un ahorro que influye en la disponibilidad del agua a nivel local.

Desde Coopelectric permanentemente se monitorea la calidad del agua que se distribuye. El personal de Obras Sanitarias toma muestras en los pozos de extracción, así como en distintos puntos del sistema de distribución, las cuales son enviadas a un laboratorio especializado en el que se efectúan controles bacteriológicos y fisicoquímicos para constatar el cumplimiento de los parámetros establecidos por el Código Alimentario Argentino (C.A.A.) y la Ley Provincial 11.820 para la potabilidad del agua. Por otro lado, el Ente Regulador Municipal a través de su Laboratorio de Bromatología realiza contramuestras de cada una de ellas efectuando un doble control tanto en el proceso de extracción como en el de distribución.

En cuanto a las aguas residuales y en pos de cuidar el medio ambiente, en el año 2001 se amplió y optimizó la Planta Depuradora aumentando su capacidad de 250m3/h a 750 m3/h, para realizar el tratamiento del 100% de los líquidos cloacales generados por los olavarrienses, ya que hasta ese momento sólo se depuraba un tercio de los mismos. Allí también se realizan estrictos controles de calidad del líquido y finalmente el agua depurada se vuelca al arroyo Tapalqué sin perjudicar el medio ambiente y cumpliendo con los parámetros establecidos por la Ley Provincial vigente.

Entre las obras destacadas de los últimos años se puede señalar la construcción de un nuevo emisario final paralelo al existente: se trata de un caño colector desde la Planta Depuradora hasta el arroyo para evacuar mayor cantidad de líquido. También se reemplazaron los equipos de la sala de bombas de la planta y se amplió la estación de cloración con la mirada puesta en la proyección de una tercera línea de tratamiento de líquidos cloacales, para acompañar en el futuro la ampliación de las redes de cloacas en la ciudad.