22.03 | Información General 

Alquileres: los problemas que tuvieron los estudiantes por causa de la pandemia

Continúan las cursadas virtuales después de un 2020 atípico para los estudiantes universitarios. EL POPULAR recogió testimonios que dan cuenta de los problemas que han atravesado los jóvenes respecto del alquiler de inmuebles.



 

A un año de la pandemia que trajo como consecuencia la suspensión de clases, el cierre de inmobiliarias y el congelamiento en los precios de inmuebles, El Popular recogió testimonios de estudiantes de otras localidades que se vieron obligados a cursar bajo la modalidad virtual.

La Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires que cuenta con varias sedes en nuestra ciudad se caracteriza por recibir estudiantes de todo el país que deciden instalarse en residencias estudiantiles y en departamentos individuales y compartidos.

Durante el inicio de la cuarentena las inmobiliarias se mantuvieron cerradas y en abril del 2020 se decretó el congelamiento de los precios y la suspensión de desalojos que se termina este 31 de marzo. Además en junio del 2020 se promulgó la nueva Ley de alquileres que dispone que los contratos deben ser por 3 años.

En este contexto los estudiantes han atravesado distintas situaciones en cuanto a sus alquileres, Marcelo Corletto, secretario del Centro de Martilleros de Olavarría aseguró que durante la pandemia varios consultaron la posibilidad de bajar algún porcentaje del valor del inmueble "el 20% o 30% menos ya que los departamentos no se estaban usando", incluso hubo quienes "ingresaron en febrero-marzo y en abril dieron de baja el contrato, que legalmente no sería posible porque los contratos deben tener 6 meses de vigencia pero ante esta situación de pandemia era preferible que liberen el departamento a que lo tengan sin pagar".

Nehilú, una estudiante del profesorado de artes visuales que llegó desde Perú, contó una mala experiencia con una inmobiliaria de la ciudad que quiso cobrarle en dólares por no contar con las garantías necesarias para los trámites de alquiler "yo sentía que me querían estafar por ser extranjera" afirmó. "Me dijeron que podíamos arreglar para pagarlo en dolares y no solo eso sino que cada mes me iba a subir un porcentaje del precio que inicialmente eran 11.300 pesos y a fin de año terminaba siendo el doble únicamente porque no tenía garantías".

Ante la consulta por esta situación, Marcelo Corletto mencionó que "hoy por hoy hay armas para resolver el problema de las garantías, no hay por qué cobrar cosas que no están reguladas por ley" y que no le parece correcto ya que justamente "estos cambios tan sistemáticos en la ley, como es la Ley de alquileres, lo provocan los excesos".

 "Hoy por hoy hay armas para resolver el problema de las garantías, no hay por qué cobrar cosas que no están reguladas por ley"

Otro caso muy distinto es el de Julíán, quien estudiaba Arqueología en la Facultad de Ciencias Sociales pero abandonó la carrera debido a las exigencias de la modalidad virtual, "me sentía totalmente frustrado" declaró. Por esta razón volvió a su casa en Puerto Deseado en cuanto tuvo la oportunidad, sin embargo pasaron varios meses antes de que pudiera desalquilar su departamento por la imposibilidad de realizar la mudanza de sus pertenencias.