30.03 | Información General 

La Escuela Primaria de Adultos Nº 701 se sumó a la campaña "Plantamos Memoria"

"La Memoria, al igual que la semilla, viene cargada de futuro. Contiene toda la información genética para poder llegar a ser el árbol que late en su destino", aportaron como consigna común

La Escuela Primaria N°701 con sede en las Unidades Penales de Sierra Chica, participó de la campaña Nacional e Internacional "Plantamos Memoria" en el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Debido a los protocolos impuestos por la pandemia que impide realizar concentraciones de gente, los Organismos de Derechos Humanos plantearon llevar adelante pequeñas acciones ciudadanas para llegar a sembrar 30.000 árboles como recuerdo y testimonio de los 30.000 detenidos-desaparecidos y un mensaje de esperanza por un futuro mejor.

"La Memoria, al igual que la semilla, viene cargada de futuro. Contiene toda la información genética para poder llegar a ser el árbol que late en su destino. En tiempos de incendios, deforestación y cambio climático, invitamos a plantar vida como un acto de memoria y futuro", aportaron como consigna común desde la organización del evento.

La directora de la Escuelas Primaria de Adultos N°701 Mariel Lasso, su vicedirectora Karina Iovenitti y la directora de la Escuela Primaria N°715 Madeleine Avendaño, docentes y estudiantes participaron de los actos en las Unidades 2 y 27 de Sierra Chica junto a los Coordinadores de Educación Pablo Tellez y Priscila Nieva respectivamente.

Los docentes de las Escuelas Primarias de Adultos Nº 701, 702, 703 y 715 decidieron sumarse a la propuesta y a la vez intercambiar plantas y árboles con el objetivo de reforzar lazos entre las instituciones.

El jueves 25 Madeleine Avendaño acercó a las Unidades 2 y 27 un árbol y un arbusto aromático que fueron plantados por los estudiantes en los jardines de la Escuela 701, desde la escuela cárcel también se envió una planta destinada a cada una de las instituciones educativas de Olavarría.

Además, cada una de las plantas que los internos prepararon para las otras escuelas llevó una imagen en papel del pañuelo blanco que identifica a las Madres y Abuelas donde plasmaron sus reflexiones sobre la fecha luego de haber leído el cuento de Galeano "Pájaros prohibidos".