02.04 | Información General Por casos confirmados o sospechosos

Escuelas: solo el 4% de las burbujas están aisladas en la ciudad

En total son 500 las burbujas y sólo unas 20 se encuentran sin clases presenciales. Los aislamientos se dan por casos positivos o sospechosos en estudiantes.

La incidencia es muy baja y el contagio no se dentro de las escuelas. Sin embargo, hay que estar alertas y no relajarse, intensificar protocolos y cumplir con el debido distanciamiento, dicen referentes gremiales consultados. Con la segunda ola de casos positivos de coronavirus en la ciudad, las instituciones escolares están atentas a la cuestión sanitaria.

Con testeos intensivos, un elevado índice de casos positivos diarios y una alta ocupación de camas hospitalarias, desde hace días la situación sanitaria en Olavarría empezó a mostrar un escenario complejo.

Mientras que comenzaron a restringirse horarios para ciertas actividades, referentes gremiales de la educación posan la mirada en las escuelas donde todavía el número de contagios no genera alarma, pero hace encender la luz de alerta.

Con un nivel de incidencia bajo y contagios que no se dieron dentro del ámbito escolar, de 500 burbujas que hay en el Distrito, alrededor de 20 están actualmente aisladas por casos positivos o sospechosos.

En el contexto total, el número no parece ser significativo, pero "vamos monitoreando la situación día tras día", expone la secretaria gremial de Suteba en Olavarría, Verónica Danelli.

De todas maneras, "vemos preocupación de los docentes", dice a su turno Matías Nuñez -secretario adjunto de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba)- al tiempo que adelanta que desde el gremio a nivel provincial ya se analiza solicitar la vuelta a las clases virtuales si el número de casos detectados sigue en aumento.

Lo que destacan es el trabajo articulado entre Provincia y Municipio, y los hisopados que permiten tener el resultado dentro de las 24 horas.

Desde ambos gremios sostienen que los contagios no se dan por el momento dentro de los establecimientos escolares sino que se dan en otros ámbitos, un dato que pudo confirmar EL POPULAR con fuentes oficiales.

"Por eso no se plantea el cierre de las instituciones, porque creemos que los nuevos casos se están generando en lugares ajenos a lo educativo", analiza la referente de Suteba.

De todas maneras, "esto es un día a día, uno no se puede relajar porque estamos viendo que los aumentos de casos positivos en la ciudad se están dando muy rápidamente", remarca.

Para Matías Núñez es indispensable apelar a la responsabilidad individual, "vemos que un problema muy importante es lo que rodea a la escuela. Los chicos llegan hasta la puerta sin el barbijo puesto y cuando se retiran lo primero que hacen es sacarse el tapabocas".

Cuando recién la pandemia comenzaba en el país, en marzo del 2020, las escuelas fueron de las primeras actividades que se cerraron y comenzaron un camino de virtualidad. Este año, la posibilidad de que esto ocurra está latente, pero lo que cambia el panorama -por lo menos por ahora- es que la gran mayoría de los docentes están vacunados, a lo que se suman los estrictos protocolos que forman parte del plan jurisdiccional para el regreso seguro a las aulas.

En cuanto a la vacunación, aunque es voluntaria, tuvo una muy buena recepción tanto de las dosis rusas de la Sputnik V, las chinas de Sinopharm o las indias de AstraZeneca.

Solamente en Suteba-Ioma la vacunación llegó a 1200 personas entre personal docente y auxiliares. Se suman las dosis que se aplicaron en el Servicio Territorial N° 2 y en el Hospital de Oncología. Se estima entonces, que gran parte del personal está vacunado teniendo en cuenta que el universo total contabiliza poco más de 4 mil.