20.06 | La Madrid 

Rocío Rossini: "El objetivo es demostrar que hay chicas que quieren jugar al fútbol"

La joven estudiante, junto a un grupo de fanáticas, trabaja para presentar un proyecto y se difunda la disciplina en todos los clubes de La Madrid.

Rocío Rossini es parte del grupo de futbolistas que busca que el deporte se extienda en General La Madrid. Encabezó una iniciativa -como parte del programa Acceso Joven- a través de las redes sociales donde se encuestó a mujeres de distintas edades para conocer si estarían interesadas en que practicar la disciplina.

La joven es habitual jugadora del Club Deportivo Barracas pero la meta es que todos los clubes de la ciudad brinden un espacio al fútbol femenino.

"La idea viene desde hace un montón de tiempo. Viendo cómo creció el fútbol femenino en Laprida, donde todos los clubes tienen equipos y juega en la Liga nosotras nos empezamos a preguntar por qué no puede pasar acá. En un entrenamiento empezamos a hablar de lo bueno que sería que acá todos los clubes tengan fútbol femenino y seguir creciendo. Camila Herbosa empezó a buscar ayuda y nos contactamos con Luly Jaime quien nos dio la mano, y arrancó el proyecto", sintetizó.

La iniciativa busca incentivar la práctica "para que el fútbol femenino crezca y todos los clubes puedan tenerlo porque hasta ahora nunca se dio eso", apuntó luego una de las impulsores de la iniciativa.

Rocío Rossini es estudiante de Educación Física en Coronel Suárez y es una de las postulantes a adherirse a las becas del programa "Acceso Joven" que impulsa la Dirección de Juventudes de General La Madrid. Vale decir que en los próximos días será revisado el proyecto y se podría concretar si el Ejecutivo municipal da el visto bueno.

"Soy la única del equipo que está estudiando con más del 30 por de la carrera y por lo tanto soy yo la que figura. Pero el proyecto lo trabájanos en conjunto", aclara la joven.

"Nunca se dio la oportunidad que Racing, Ingeniero y Barracas, todos al mismo tiempo, den fútbol femenino. Nos preguntamos si hay demanda de la disciplina y si estarían interesados por eso primero se nos ocurrió hacer una recorrida casa por casa pero con la pandemia no se pudo así que se hizo una encuesta por Facebook, Instagram y las redes sociales, y más de 270 mujeres respondieron", contó.

"La mayoría contestó que le gustaría practicar el deporte y vimos que hay chicas con ganas pero faltaría la oferta de los clubes", sumó Rossini.

La segunda fase del proyecto es buscar que haya interés de las instituciones deportivas locales. Ya Barracas tiene la disciplina por lo que faltaría que Ingeniero y Racing hagan lo propio. "La idea es hablar con los clubes", anticipó.

Un dato no menor es que el rango etario que estaría dispuesto a participar va desde niñas hasta personas mayores de 40 años.

"Es sorprendente, y no, que tanta gente de distintas edades quiera jugar al fútbol. Cuando yo era chiquita había muchas que jugaban pero luego se fue perdiendo; la gente que alguna vez jugó aún sigue con ganas de hacerlo porque si te gusta el deporte y hay, le vas a meter... nos alegra un montón que tantas hayan votado porque hay nenas chiquitas, adolescentes y grandes que tienen ganas", reflexionó  Rocío.

Por otra lado apuntó que actualmente en las Escuelitas de Fútbol de los tres clubes "hay nenas jugando pero lo hacen junto con los varones y la competencia entre ellas no hay sino que tienen que jugar con los nenes".

"Tener competencia desde Escuelita sería hermoso para que pueda crecer el fútbol femenino", valoró.

Las impulsoras de la idea ya constataron que hay demanda. Ahora, de ser aprobado el proyecto, "la idea es hablar con los clubes para demostrarle que hay quienes quieren jugar y a partir de eso presentar una entrenadora para que dé fútbol femenino determinado tiempo y al ver que hay demanda quedará en cada institución si siguen", reseñó Rossini.

"El objetivo es demostrar que hay chicas que quieren jugar al fútbol", insistió la bocera del grupo de deportistas.

Pasión de multitudes

El Deportivo Barracas, desde hace aproximadamente una década, mantiene regularmente la práctica del fútbol femenino en General La Madrid. En ese tiempo Ingeniero Jorge Newbery lo intentó pero no perduró y en el caso de Racing no hay registros más que en Escuelita y mezclando niñas y niños.

"La verdad es que falta interés por parte de los clubes", lamentó Rocío Rossini. "Por ahí creen que no funcionaría porque no habría demanda por eso nuestra idea es demostrarle que sí la hay y así cambian el pensamiento y deciden tener fútbol femenino", apuntó.

"Juego desde chiquita al fútbol. Estaba en un cumpleaños y Emmanuel Guitlein, que en ese momento estaba como profesor en Barracas, y nos preguntó si nos gustaría jugar; nosotras nos quedamos pensando. Yo nunca lo vi como un deporte de varones y enseguida arranqué, y es el deporte que más me gusta. Me atrapó y me apasiona", contó sobre sus inicios.

Rocío es una de las habituales jugadoras del torneo de verano que organiza el Club Deportivo Barracas. Este año el certamen tuvo una importante cantidad de nuevas jugadoras y mucho público se acercó a la cancha.

"Muchos vieron que comenzó a crecer el fútbol o les llamó la atención. Antes muchos no nos iban a ver pero desde el primer comercial fue gente y eso te motiva porque es completamente distinto a estar sin hinchada... hay desconocimiento sobre lo que genera el fútbol femenino pero a la vez hay mucho machismo: los comentarios son que la mujer no va a ser como el varón o que son malas jugando", cerró Rocío Rossini.