22.06 | La Madrid 

El Arriero conmemora este mes su 11º aniversario

En el mes del 11° aniversario de "El Arriero" se propuso fabricar un producto para venderlo y recaudar fondos. Se trata de una almohadita terapéutica.

La ONG compró la tela en Cortinería 435, gabardina con hermosos estampados recibiendo una colaboración de Chela. Luego las integrantes de la Cooperativa Textil COLITEX de La Colina, cosieron voluntariamente todas las bolsitas y las fundas. También recibieron la donación anónima de las semillas de alpiste para el relleno.

Las almohaditas son terapéuticas porque relaja, desinflama y quita tensiones. Se puede calentar en microondas, en horno eléctrico o común y también enfriar en freezer o congelador.

Algunos ejemplos de sus múltiples usos: para ojos hinchados, cefaleas, neuralgias, apoya muñecas para el mousse, contracturas, hematomas, anti-inflamatorio, lumbalgias, dolor de músculos, tensión por mala postura, congestión, estados gripales y tos, mejoran la respiración abriendo los bronquios, fiebre, pies cansados, etc.

Con la compra se estará ayudando a sostener la actividad de Equinoterapia. Hay 11 diseños. Para adquirirla se deben comunicar al (2284) 722022 y reservarla o pasar por el punto venta en Máximo Paz 683 de 8 a 13 horas.

Julia Baños, integrante de El Arriero contó que en este mes la Asociación cumple 11 años y para recaudar dinero se lanzó a la venta la almohadilla como el año pasado lo hicieron con las velas aromáticas.

"La idea es tratar de organizarnos y compartir lazos con otras entidades, en este caso con Colitex, para recaudar fondos y sustentar nuestra actividad", repasó.

"Tiene distintos usos terapéuticos, se puede calentar o enfriar y ayudar a solucionar algunos dolores y golpes, es antiinflamatorio, artritis y otras cuestiones. Tiene un tamaño de 14 por 25 centímetros. Está relleno con alpiste, es lavable y dura un montón de tiempo. El valor es de 500 pesos", informó.

Con la compra de la almohadita "El Arriero" ayuda a sustentar su trabajo diario. "Tenemos varios gastos continuos además del gasto de los caballos; tuvimos la suerte que nos donaron rollos y están bien alimentados, el otro gasto es el remise para buscar los jinetes, los seguros, el pago a uno de los petiseros... son varios gastos y con esto tratamos de organizar los pagos", cerró Juliana Baños.