27.06 | Policiales 

En 2020 descendió 30% la cantidad de causas iniciadas en Olavarría

Según los datos del Sistema Informático del Ministerio Público Fiscal de la provincia, disminuyeron también en un porcentaje similar las causas por abigeato y las vinculadas a la tenencia y comercialización de estupefacientes. Subieron, en contrapartida, las actuaciones por daño y usurpación de inmuebles.

Darío Machado

@dariomachado9

El cúmulo de causas judiciales iniciadas a lo largo del año 2020 en las fiscalías de Olavarría tuvo un marcado descenso en relación a lo sucedido el periodo anterior, situación que principalmente estuvo vinculada a las estrictas restricciones impuestas por el Gobierno Nacional en el marco del ASPO y el DISPO por la emergencia sanitaria por el Covid-19. Como ocurrió durante períodos previos, la mayoría de las instrucciones realizadas fueron por delitos como amenazas, hurtos y lesiones, que corresponden a más del 30 por ciento del total, pero a lo largo del año pasado crecieron delitos como daño y usurpación de inmuebles, mientras que tuvieron un marcado descenso las causas vinculadas a la ley 27373 de Estupefacientes y las de abigeato.

De acuerdo a las estadísticas del Sistema Informático del Ministerio Público Fiscal (SIMP) de la provincia de Buenos Aires, el año pasado en Olavarría se iniciaron 3979 IPP por delitos consumados y por tentativas de delitos en el Fuero Criminal y Correccional. Dicho informe no incluye las causas del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil. Más allá de las cifras, ocurrieron varios casos que afectaron particularmente a los vecinos de Olavarría.

El año 2020 comenzó con el femicidio de Valentina Gallina, una joven que fue asesinada por quien era su pareja en una vivienda del barrio Isaura. El crimen de la chica de 19 años llevó a que el Honorable Concejo Deliberante aprobara la ordenanza para declarar la Emergencia por Violencia de Género en Olavarría, y en el ámbito judicial, en los primeros meses del año pasado comenzó a organizarse en el Departamento Judicial de Azul la creación de las fiscalías especializadas en Violencia Familiar y de Género. En Olavarría se constituyó en abril de 2021 y es coordinada por la fiscal Viviana Beytía.

También en los primeros meses del año pasado se sucedieron una serie de violentos asaltos y robos en quintas, barrios y localidades del Partido por parte de integrantes de dos bandas. En ambos casos tenían una modalidad de tarea similar, dado que atacaban en horas de la noche, armados y encapuchados, reducían y ataban a las víctimas y se llevaban dinero y otras pertenencias. A lo largo del 2020 mediante las tareas investigativas de las fiscalías y los policías se logró capturar a varios de sus integrantes y desarticular a las "Bandas de los Encapuchados".

Mientras transcurrían las primeras semanas del aislamiento social, preventivo y obligatorio se acumularon cientos de actuaciones realizadas por la policía local a personas que infringían los decretos nacionales por la emergencia sanitaria. Además, en estos meses la detención de un tercer acusado por el homicidio de Marcos Alonso sorprendía a los olavarrienses, dado que ya habían pasado 10 años del crimen del abogado. Se trata de Reynaldo Gabriel Castilla Rocha, quien fue capturado en Pilar.

En la segunda mitad del año vecinos del barrio Coronel Dorrego protagonizaron varios reclamos y reuniones para visibilizar los hechos de inseguridad que se daban en el sector, hasta que fue internado un adolescente acusado de ser el autor de estos robos. También se vivió una importante movilización en la Plaza Central días después que denunciaran que un joven había sido víctima de un caso de "abuso policial" en el Skate Park. La concentración terminó con algunos de los manifestantes que arrojaron piedras a los policías que estaban apostados frente a la puerta de la Municipalidad y respondieron con gas pimienta: fue el hecho más grave del año que combinó aspectos de seguridad y políticos.

La nota completa en diario impreso El Popular