10.08 | Información General 

Desde el Gobierno descartan un avance en la reducción de la jornada laboral

El ministro Kulfas le bajó el tono a la idea que deslizaron algunos dirigentes del oficialismo. "Hoy la agenda de la Argentina es la recuperación del trabajo y también de trabajar en formalización", agregó. 

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, descartó que el Gobierno tenga en agenda la reducción de la jornada laboral, pese a que legisladores del oficialismo presentaron proyectos y algunos dirigentes se mostraron a favor de un debate para bajar de 48 horas a 40 semanales.

"Son temas que se están discutiendo en todo el mundo. En los países donde hubo avances, países desarrollados, han incorporado algún esquema de reducción del salario. En esos países los salarios son buenos y hay un planteo de que puedan trabajar un poco menos con una vida más plácida", comparó Kulfas.

Sin embargo, aclaró que el debate sobre la jornada laboral no es la realidad que está viviendo la Argentina. "Venimos de crisis de ingreso, es impensable plantear que se podría reducir la jornada con una reducción proporcional del salario", dijo este martes el ministro en diálogo con Futurock. "Hoy la agenda de la Argentina es la recuperación del trabajo y también de trabajar en formalización", agregó.

Consultado por la cantidad de horas de jornada laboral en el país planteó que está en términos internacionales dentro de parámetros estándar, no veo que no haya una jornada más larga" e insistió en trabajar sobre las horas extras. "Preferimos que se incorpore personal antes que incrementar las horas extras", añadió.

Proyectos y posiciones

De esta manera el ministro le bajó el tono a dos proyectos que ya circulan en el Congreso y que sumaron apoyo de dirigentes como Sergio Palazzo, el jefe del gremio de los bancarios y candidato a diputado nacional por el Frente de Todos. Inclusive, hasta la ministra de trabajo de la provincia de Buenos Aires, Mara Ruíz Malec, le hizo un guiño al sostener que le parecía "factible" la reducción ya que en nuestro país "se trabaja muchas horas y, generalmente, eso no redunda en productividad".

Argentina es uno de los países de la región con mayor carga horaria laboral: 48 horas semanales. En base a la Ley 11.544, el trabajo "no podrá exceder de ocho horas diarias o cuarenta y ocho horas semanales para toda persona ocupada por cuenta ajena en explotaciones públicas o privadas".

Actualmente existen dos proyectos de ley para la reducción de la jornada laboral en Argentina, fueron propuestos por diputados de extracción sindical y ambos se encuentran en estado parlamentario.

El primer proyecto, de la diputada del Frente de Todos y dirigente de la Asociación Bancaria Claudia Ormaechea, propone una jornada laboral de un máximo de seis horas por día, y un tope de 36 horas semanales.

El segundo fue presentado por el diputado sindical del Frente de Todos y titular de CTA de los trabajadores Hugo Yasky, quien propone una semana laboral de cuatro días. Aunque diferentes en su organización, ambos proyectos buscan reducir la jornada laboral en el ámbito público y privado. (DIB)