14.08 

Murió a los 62 años Pil Chalar, pionero y figura central del punk en la Argentina

Conocido con el seudónimo de Pil Trafa, fue líder de la banda Los Violadores que irrumpió a comienzo de los años '80. "Se fue el compañero de la vida, el partenaire de las mejores y más gloriosas batallas", resumió en Facebook su excompañero Stuka.

Enrique "Pil" Chalar, el músico que bajo el seudónimo de Pil Trafa fue pionero y figura central del punk en la Argentina desde los tempranos años `80, a partir de su labor como cantante, compositor y líder de la seminal banda Los Violadores, murió a los 62 años a raíz de un paro cardíaco en Lima, Perú, en donde residía desde hacía varios años.

Así se informó oficialmente desde las redes oficiales de Pilsen, grupo que lideraba desde los primeros años de los `90, en medio de distintos problemas internos que afectaban a Los Violadores, y que finalmente determinaron su separación definitiva.

Nacido bajo el nombre de Enrique Chalar, en el barrio porteño de Villa Urquiza, la adolescencia en medio de la feroz dictadura militar y un famoso artículo publicado en la revista "El Expreso Imaginario", que informaba por primera vez sobre la existencia del movimiento punk que revolucionaba Londres, hicieron cambiar sus gustos musicales, hasta el momento dominados por el rock clásico.

Así fue que comenzó a tomar contacto con otros jóvenes de su edad que tenían conocimiento de este fenómeno e intentaban implementarlo en nuestro país, en medio de un adverso contexto político que le daba aún mayor sentido a su nacimiento.

La obra de Pil atraviesa varias décadas, y marca profundamente a muchas generaciones de argentinos, que siguieron con fidelidad la carrera de un referente ineludible del punk, no solo de este país, sino de toda la región. Luego de algunos primeros ensayos y presentaciones, y un mítico concierto en julio de 1981 que terminó con doscientas personas detenidas, Los Violadores editaron su primer disco en 1983, marcando un hito en la escena del punk local. En esa formación inicial del grupo, Pil conoció a Stuka, con el que formaría una sociedad que se prolongó durante muchos años.

Durante los años ochenta, Los Violadores creció en popularidad, hasta su despedida en 1992. Esa primera etapa dejó un sinfín de himnos que se volvieron gritos de barricada para una generación de jóvenes que no se identificaban con bandas tradicionales, y que encontraban en Los Violadores un fuerte vínculo de representación. La banda volvió a reunirse en reiteradas oportunidades, y en 2018 brindaron un importante show en vivo.

Al margen de su trabajo en Los Violadores, Pil formó Pilsen en 1992, y si bien ese grupo duró pocos años, en 2017 volvió a armarlo, y era la agrupación que aún lideraba en la actualidad. En 1999 también se reunió con Stuka para dar nacimiento a [email protected], aunque ese proyecto solo duró un disco.

Con su muerte, la escena punk despide a uno de sus representantes más emblemáticos, cuyas canciones aún hoy resuenan con la misma fuerza con la que fueron compuestas, allá por los años ochenta. (Télam / La Nación)