17.08 | Política 

Yañez se presentó en la causa para que la investiguen por la fiesta en Olivos

La Primera Dama nombró a Mariano Lizardo y Juan Pablo Fioribello para que encabecen su defensa.

Fabiola Yañez nombró en las últimas horas a los abogados Mariano Lizardo y Juan Pablo Fioribello para que encabecen su defensa en la causa por las visitas y el festejo de su cumpleaños en Olivos, el año pasado. Los letrados presentaron un escrito ante el juzgado federal 7 de Comodoro Py, a cargo de Sebastián Casanello.

La Primera Dama se puso a disposición de la Justicia. También lo hicieron siete de sus invitados del 14 de julio de 2020: Sofía Pacchi, Emanuel López, Stefanía Domínguez, Fernando Consagra, Santiago Basavilbaso, Rocío Fernández Peruilh y Florencia Fernández Peruilh, bajo la tutela de los mismos representantes legales.

En el expediente abierto tras la denuncia de la agrupación "Republicanos Unidos" cuando se conocieron públicamente los listados de ingresos a la quinta de Olivos entre abril y julio del año pasado, que incluía allegados y amigos de Yañez que no cumplirían tareas esenciales, mientras estaban vigentes las medidas restrictivas a la circulación por la pandemia del coronavirus, el fiscal Ramiro González investiga la posible violación de las disposiciones del DNU firmado por el Presidente en relación al inicio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).
De acuerdo a fuente judiciales, la presentación de Yáñez y otros siete invitados a aquella fiesta tiene por objeto la designación oficial de los abogados a través de los cuales serán notificados de cualquier decisión que se adopte en el expediente. Hasta el momento, ninguno de los involucrados solicitó medidas de prueba ni realizó un descargo de lo sucedido.

En medio de la polémica por la reunión social celebrada en Olivos en plena cuarentena en 2020, el presidente Alberto Fernández cuestionó este lunes duramente a los que lo criticaron por el episodio y aseguró que es el único responsable por lo ocurrido. "El único responsable soy yo, me hago cargo, doy la cara y me pongo al frente de todo esto", dijo en un enfático discurso, en el que fustigó a la oposición por pedir el juicio político en su contra.

  • "Todo el fin de semana me pasé leyendo las cosas que escribían los hipócritas y me cansé de recibir el cariño y el afecto de mis compañeros. Cuanto más leía a los que me criticaban, más contento estaba de estaba de estar con mis compañeros y con este pueblo", aseguró en un acto para la puesta en marcha del Centro Universitario de la Innovación (CUDI) en la Matanza, junto al ministro de Educación, Nicolás Trotta, y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

"Yo no soy ni me hago, no tengo una doble faz", apuntó. "Porque efectivamente, en la pandemia, por un desliz, por un descuido, se organizó una comida en Olivos que no debió haberse organizado", indicó, y recordó que al día siguiente de la publicación de las fotos dijo que lamentaba lo ocurrido. "Yde ese modo me disculpé ante el pueblo -lo hizo desde nuestra ciudad-, que son a los únicos que les debo una disculpa", enfatizó.

"Algunos leyeron mis palabras sinceras de arrepentimiento a su modo. Algunos fueron tan miserables que dijeron que le eché la culpa a mi compañera", dijo.

"Si algunos piensan que me van a hacer caer por un error que cometí, sépanlo: me fortalecen, me generan más fuertes convicciones, aumentan mi compromiso con ustedes. Eso es lo único que logran, es lo único que consiguen", fustigó, en una clara referencia al pedido de juicio político que presentaron el viernes un grupo de diputados de Juntos por el Cambio.

Y luego ensayó una nueva disculpa: "Me muevo como un hombre común, me siento un hombre común y a veces no tengo en cuenta que soy el presidente y debo dar el ejemplo. Fue un error y lo asumí y pedí disculpas".

Fuente: DIB