23.08 | Encuentros 

La imagen misionera diocesana de la Virgen del Rosario arribó a Olavarría

Estará hasta el miércoles en capillas de San Cayetano y el Centro Padre Kolbe.

La imagen peregrina de la Virgen del Rosario, patrona de la Diócesis de Azul, llegó a la ciudad de Olavarría, donde visitará entre el domingo y el próximo miércoles distintas capillas de la parroquia San Cayetano y el Centro Misionero de la Inmaculada Padre Kolbe. La visita se encuentra enmarcada en actividades que se realizan por el Año de San José, donde las imágenes de la Virgen del Rosario y de San José se encuentran recorriendo diferentes comunidades de la Diócesis. En la tarde del domingo fue recibida en el templo San Cayetano, donde se rezó el rosario y se celebró misa.

El cronograma de la visita de la imagen de la Virgen del Rosario es el siguiente:

-Hoy lunes, de 9 a 12 horas, estará en la capilla Sagrado Corazón (ubicada en Pelegrino y Berutti) y de 13 a 17 horas estará en el Colegio Fray Mamerto Esquiú (en avenida Del Valle 5250). Luego retornará al templo San Cayetano, donde a las 17.30 y a las 18.30 se rezará el rosario, mientras que a las 18 se celebrará una misa.

-El martes, a las 14 horas estará en la capilla San Antonio (ubicada en Azopardo e Islas Malvinas), donde se rezará el rosario; a las 17 horas visitará la capilla Perpetuo Socorro (en el barrio Educadores), donde se rezará el rosario; y luego retornará al templo San Cayetano, donde a las 18 horas se celebrará una misa y a las 18.30 se rezará el rosario.

-Finalmente, el miércoles 25, la imagen de la Virgen del Rosario estará entre las 8 y las 16 horas en el Centro Misionero de la Inmaculada Padre Kolbe (ubicado en la autopista Fortabat).

La Patrona de la Diócesis de Azul. En la diócesis de Azul, luego de haberse hecho cargo de la parroquia el presbítero César A. Cáneva, se dio nuevo impulso a la construcción del templo neogótico anteriormente proyectado el cual se inauguró en 1906. Con la creación de la sede episcopal el 20 de abril de 1934, el templo fue elevado a la dignidad de catedral y se consagró como patrona "Nuestra Señora del Rosario".

Historia. La Virgen María se apareció en 1208 a Santo Domingo de Guzmán en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos, le enseñó a rezarlo y le dijo que lo predicara entre los hombres, además le ofreció diferentes promesas referentes al rosario. Su fiesta fue instituida por el papa san Pío V el 7 de octubre, aniversario de la victoria obtenida por los cristianos en la Batalla naval de Lepanto (1571), atribuida a la Madre de Dios, invocada por la oración del rosario y le dio el encargo de propagar el santo rosario a los miembros de la Orden de Predicadores.

Un creciente número de hombres se unió a la obra apostólica de Domingo y, con la aprobación del Santo Padre, Domingo formó la Orden de Predicadores (más conocidos como Dominicos). Con gran celo predicaban, enseñaban y los frutos de conversión crecían. A medida que la orden crecía, se extendieron a diferentes países como misioneros para la gloria de Dios y de la Virgen.

En mayo del año pasado, el papa Francisco expresó: "redescubramos la belleza de rezar el Rosario en casa". Y asegura que "contemplar juntos el rostro de Cristo con el corazón de María, nuestra Madre, nos unirá todavía más como familia espiritual y nos ayudará a superar toda prueba".