27.08 | La Madrid Pintan el alfabeto dactilológico en la ES N° 1

"El objetivo es que la gente lo vea, se pregunte de qué se trata y tome conciencia"

La iniciativa está a cargo del Taller de Lenguaje de Manos de la Dirección de Cultura. Explicaron cuáles son los objetivos. Cómo es la relación de las personas sordas con la sociedad.

Integrantes del Taller de Lenguaje de Manos de la Dirección de Cultura, junto a la estudiante de la Licenciatura de Artes Plásticas de la Unicén, Valentina Keringer comenzaron a pintar el alfabeto dactilológico en la Escuela Secundaria (ES) Nº 1. La iniciativa también se llevará a cabo en otras instituciones educativas de General La Madrid.

"Surgió en el curso. La lengua de señas se está difundiendo mucho en nuestra ciudad y hay una ley por la que se está luchando para que sea considerada como una lengua más. Por ello decidimos pintar el alfabeto en distintos sitios", sintetizó Aurora de Dios, una de las impulsoras del proyecto.

"Queremos que la gente lo vea, se pregunte de qué se trata y tome conciencia de que se está luchando por la ley", enfatizó luego.

"El objetivo es que en algún momento la lengua de señas sea un idioma más en las escuelas, como lo es el inglés", sumó luego la profesora del taller que cuenta con una importante cantidad de alumnos.

"Empezamos acá porque nos ofrecieron este espacio. La idea es hacerlo también en La Colina y en Las Martinetas y hay un proyecto con la Escuela Especial", describió.

Sobre la relación entre la comunidad y las personas sordas, Aurora de Dios comentó que "lo que nos falta es intención comunicativa. Es el miedo del oyente a hablar con el sordo porque teme no entenderse y el miedo del sordo es que el oyente no lo va a entender, entonces no se anima a hablar con él".

"Hay como vergüenza a comunicarse entre oyentes y sordos porque por mucho tiempo unos iban por un lado y los otros por el otro, por eso quiero que se tire esa barrera", analizó.

La profesora fue iniciadora de los talleres que se brindaron en el Centro de Formación Profesional y que ahora están bajo la dirección de Cultura. "En los primeros cursos había muchos docentes. En los últimos, con el tema de la pandemia, se sumaron muchos jóvenes que se volvieron a La Madrid; también gente que trabaja en el Municipio; hay enfermeros y en el Hospital es muy importante para tratar con pacientes que lo necesitan. Sería bueno que se incluya la Policía y en las escuelas; hubo gente de Bomberos que se interesó y yo estoy re contenta que en La Madrid haya muchos interesados", indicó.

"El lenguaje dactilológico no es universal. Cada país tiene su lengua de señas. Los sordos igualmente entienden otras distintas a la de su país, porque las señas no son sólo tales, sino que también se incluye la cara y la postura", explicó. "La seña es un agregado a toda la comunicación", aclaró.

"El abecedario es para una emergencia y para los nombres propios. Después el lenguaje de señas es una seña por palabra; no se dice lo mismo que se dice en la oralidad, es la interpretación. Los sordos piensan en imágenes, por lo tanto tenemos que interpretarles en imágenes", señaló.

"Las primeras clases son complejas, porque es empezar a pensar con las manos, pero después se te va haciendo más fácil. Yo doy un inicio, después lo ideal es seguir aprendiendo y estar en contacto con la comunidad sorda. Existen páginas, hay canales con intérpretes, y hay que mantenerse", cerró Aurora de Dios.